10 Conceptos Erróneos Acerca de la Diabetes Tipo 2


 

Cuando piensas en diabetes Tipo 2 específicamente, ¿qué es lo primero que te viene a la mente?

  • ¿Complicaciones?
  • ¿Peso?
  • ¿Etnicidad?
  • ¿Hábitos alimenticios?
  • ¿Uso de insulina, incluido el uso de bombas de insulina?

Si es así, estás en el mismo barco que muchos otros cuando piensan en la diabetes. Desafortunadamente, hay personas que consideran que la diabetes Tipo 2 es el tipo de diabetes que las personas se provocan a sí mismas. Pero la diabetes Tipo 2 es más compleja y hay muchos conceptos erróneos que rodean la enfermedad, lo que lleva al estigma y la vergüenza asociados con ella. Aquí hay 10 cosas con las que la gente se equivoca acerca de la diabetes Tipo 2.

10 conceptos erróneos sobre la diabetes Tipo 2

Las personas con diabetes Tipo 2 son “perezosas” y “causaron su enfermedad” por comer demasiada azúcar

Esto no podría estar más lejos de la verdad. No es culpa de nadie que les hayan diagnosticado diabetes. Es un estereotipo hiriente que implica que las personas “eligieron” tener diabetes. La culpa y la vergüenza asociadas con este concepto erróneo presentan retos en el automanejo, ya que obstaculizan los comportamientos relacionados con la diabetes, como tomar medicamentos, seguir los planes de alimentación o incluso asistir a clases educativas sobre diabetes. Para mejorar la percepción de la diabetes, es importante pensar en el lenguaje que se usa para describirla. Según este documento de la Asociación de Especialistas en Educación y Cuidado de la Diabetes, el lenguaje es lo más importante para un cambio de actitud, la identidad personal, los prejuicios y la percepción. Por ejemplo, en lugar de referirte a alguien como “diabético”, llámalo persona con diabetes. El término “diabético” etiqueta a alguien como su enfermedad.

El azúcar no es la causa de la diabetes, sin embargo, consumir azúcar en exceso puede provocar un aumento de peso, que es un factor de riesgo para la diabetes Tipo 2. Sin embargo, el peso no es el único factor de riesgo para desarrollar diabetes Tipo 2. La diabetes Tipo 2 es una enfermedad compleja, con muchas causas subyacentes, incluida la genética, que puede provocar resistencia a la insulina y síndrome metabólico. Cualquier persona a cualquier edad puede desarrollar diabetes Tipo 2.

No puedes comer dulces ni carbohidratos si tienes diabetes

Puedes comer cualquier cosa si tienes diabetes siempre que te ajustes a tu plan de manejo personal. Las personas asumen que tienen que renunciar a sus alimentos favoritos para manejar su glucosa en la sangre. Pero esto no es cierto: se trata de administrar el tamaño de las porciones, ajustar los medicamentos y hacer un seguimiento de la manera en que ciertos alimentos afectan el nivel de azúcar en la sangre. Se les recomienda a las personas con diabetes que consulten a un educador en diabetes o nutricionista para desarrollar un patrón de alimentación que se adapte a su estilo de vida.

Además, el término “carbohidratos” es un término amplio, porque los diferentes carbohidratos afectan la glucosa de diferentes maneras. Por ejemplo, un alimento alto en fibra y carbohidratos tendría un mejor efecto que un alimento alto en carbohidratos que contiene azúcares simples. ¿Por qué? Porque el cuerpo no digiere la fibra. De hecho, la fibra soluble puede retardar la absorción de azúcar y mejorar los niveles de glucosa y colesterol.

La diabetes Tipo 2 no es una enfermedad “grave”

La diabetes Tipo 2 es una enfermedad silenciosa hasta que deja de serlo. Sin un tratamiento adecuado y niveles altos de glucosa continuos, la diabetes Tipo 2 puede causar complicaciones graves como retinopatía (ceguera), enfermedad renal, neuropatía (daño a los nervios) y aumentar los riesgos de enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular. Si bien se hacen muchas bromas sobre el “pie diabético”, preferiblemente llamado úlceras del pie, ciertamente no es motivo de risa. La neuropatía es el problema de los pies más común entre las personas con diabetes. El daño a los nervios causado por la neuropatía puede disminuir la capacidad de sentir dolor o lesiones en los pies y causar una mala circulación sanguínea en los pies. Las lesiones menores pueden convertirse en úlceras del pie, en las cuales, si la úlcera infecta el hueso, es probable que sea necesaria una amputación. Por lo tanto, si tienes diabetes, es importante que te hagas un examen de detección de complicaciones periódicamente.

Las complicaciones son inevitables

Con todo lo anterior, las complicaciones son evitables con el tratamiento correcto. Las complicaciones surgen después de un nivel alto de azúcar en la sangre prolongado y crónico. Si les tienes miedo a las complicaciones, no estás solo. Hablar con tu médico o especialista en educación y cuidado de la diabetes y crear un plan de tratamiento que se adapte mejor a tu estilo de vida puede ayudar a aliviar esos temores. Cuando hables con tu médico, explora los diferentes tipos de medicamentos disponibles para las personas con diabetes Tipo 2.

No es necesario medir la glucosa en la sangre

Es absolutamente importante medir tus niveles de glucosa. Como paciente, necesitas saber qué está afectando tu glucosa cada día para poder mejorar tu A1c. Para las personas insulinodependientes con diabetes Tipo 2, o aquellas que se administran medicamentos para reducir la glucosa, saber cuáles son tus niveles de glucosa si te estás administrando insulina podría prevenir una hipoglucemia grave, también conocida como un nivel gravemente bajo de azúcar en la sangre. Para más información sobre cómo y cuándo medir tu nivel de azúcar en la sangre, lee esta guía rápida.

Cambiar de medicamentos orales a insulina significa que “fracasaste” en la diabetes

La metformina es el primer método de tratamiento para las personas con diabetes Tipo 2. Sin embargo, la enfermedad es progresiva y es posible que se requiera insulina en algún momento. Un estudio de 2018 en Diabetes Technology and Therapeutics citó que hay alrededor de 150 a 200 millones de pacientes que necesitan insulina y de 40 a 80 millones de esas personas tienen diabetes Tipo 2. En el artículo, los autores afirman que otro 20 al 30 por ciento de los pacientes con diabetes Tipo 2 requerirán terapia con insulina debido a la pérdida de células beta con el tiempo y retrasos en el inicio de los tratamientos adecuados.

Desafortunadamente, la insulina se ha impuesto como una amenaza para los pacientes con diabetes Tipo 2 y el objetivo de “dejar de usar la insulina” es común en la comunidad. Recuerda, la insulina es un medicamento que salva la vida de las personas con diabetes que la necesitan. No es ninguna vergüenza hacer el cambio de los medicamentos orales a la insulina o usar una combinación de ambos para manejar la diabetes.

Solo las personas con diabetes Tipo 1 usan bombas de insulina

Las personas con diabetes Tipo 2 tienen más dificultades para recibir dispositivos tecnológicos para la diabetes que disfrutan las personas con diabetes Tipo 1. Sin embargo, no significa que esos dispositivos no sean beneficiosos para las personas con diabetes Tipo 2. Las personas con diabetes Tipo 1 y Tipos 2 dependientes de la insulina se benefician del uso de bombas de insulina. Las bombas de insulina permiten un mejor manejo de la glucosa en la sangre, ya que permiten que los usuarios reciban una dosis constante de insulina (insulina basal) durante el día y la noche y una dosis suficiente de insulina para las comidas (insulina en bolo). Además de eso, las bombas de insulina liberan a las personas de las inyecciones.

Sin embargo, el sistema de manejo de insulina Omnipod va un paso más allá y libera los pacientes de las inyecciones y del uso de una bomba con tubo. Omnipod es la única bomba de insulina sin cámara que existe y proporciona hasta 72 horas de administración de insulina ininterrumpida. Con la “terapia de cápsulas”, los pacientes pueden recibir su insulina discretamente con la ayuda de su administrador personal de diabetes (PDM, por sus siglas en inglés). Las personas con diabetes Tipo 2 se están beneficiando de la terapia con cápsulas. Pregúntale a Prince Blue, cuyo A1c bajó un 10 por ciento después de cambiar las inyecciones de insulina por un Omnipod.

Tu cuerpo no produce suficiente insulina

Esto no siempre es cierto. Las personas con diabetes Tipo 2 aún pueden producir suficiente insulina, sin embargo, esa insulina no se usa correctamente. A esto se le llama resistencia a la insulina. Significa que las células del cuerpo, como la grasa, el hígado y las células musculares, no responden lo suficientemente bien a la insulina para usar la glucosa en la sangre como energía. El páncreas produce insulina adicional para mantener normales los niveles de glucosa en la sangre. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, el páncreas no podrá mantenerse al día con ese nivel de producción de insulina. Esto lleva a la acumulación de glucosa en la sangre y, finalmente, prediabetes y diabetes Tipo 2. Cuando recibes un diagnóstico, recibes una prueba de péptido C para determinar la cantidad de insulina que produce tu cuerpo y se toma una decisión sobre si debes comenzar la terapia con insulina.

La diabetes Tipo 2 se puede curar

No existe una cura para la diabetes Tipo 2. Ten cuidado con cualquier persona o empresa que intente venderte un producto milagroso que asegura ser una cura. Si bien se han realizado investigaciones sobre la remisión para demostrar que es posible, estudios como el ensayo DiRECT indican que depende de la progresión de la diabetes y de la pérdida de peso sustancial. Si estás interesado en saber más sobre si la remisión es posible para ti, consulta con tu proveedor de atención médica.

No puedes vivir una vida sana y activa si tienes diabetes

¿No nos crees? Pregúntales a las personas dentro de la comunidad de diabetes Tipo 2. En nuestra sección de historias de vida con diabetes Tipo 2 y en nuestra campaña #BeyondPowerful (#MásQuePoderoso), encontrarás las historias de personas de nuestra comunidad que han compartido la manera en que la diabetes Tipo 2 afecta sus vidas. Desde ser diagnosticado hasta experimentar complicaciones, hasta lidiar con el estigma y la vergüenza de la diabetes, la voz de cada persona brinda una perspectiva única sobre la manera en que cualquier persona puede contradecir los conceptos erróneos sobre la diabetes Tipo 2 y vivir una vida saludable con ella.

Contenido relacionado:

Bombas de insulina para la diabetes Tipo 2

Alimentos y diabetes

Ejercicio y diabetes

Este contenido fue posible gracias al apoyo de Insulet, un socio fundador de Beyond Type 2.

 

 

ESCRITO POR T'ARA SMITH, MS, EDUCACIÓN NUTRICIONAL, PUBLICADO 07/24/20, UPDATED 03/31/21

T'ara fue diagnosticada con diabetes Tipo 2 en julio de 2017 a la edad de 25 años. Desde su diagnóstico, centró sus estudios académicos y su carrera en concientizar sobre la diabetes y en vivir una vida plena con ella. Está emocionada de haberse unido al equipo Beyond Type 1 para continuar su trabajo. Dos años más tarde, T'ara descubrió que había sido diagnosticada erróneamente con diabetes Tipo 2 y en realidad tiene LADA. Fuera de la oficina, a T'ara le gusta ir al cine, visitar parques con su perro, escuchar BTS y cocinar increíbles comidas saludables. T'ara tiene una maestría en educación nutricional de la American University.