5 Razones para Tomar Agua


 

 

De acuerdo con la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard  consumir suficiente agua todos los días es importante por diferentes razones entre ellas para regular la temperatura de nuestro cuerpo, para mantener lubricadas nuestras articulaciones, para prevenir infecciones, para distribuir nutrientes a nuestras células y vaya, en general, para conservar el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. 

Deshidratación y diabetes, ¿cuál es la relación? 

La elevación en los niveles de glucosa (azúcar) en sangre conocida como hiperglucemia tiene diferentes manifestaciones. Dentro de los muchos síntomas de niveles elevados de glucosa en sangre encontramos tener mucha sed y muchas ganas de orinar. Cuando la concentración de glucosa o azúcar en nuestro torrente sanguíneo es muy elevada nuestro cuerpo inteligentemente intentará deshacerse de este excedente a través de la orina. 

Es así que orinaremos con mayor frecuencia y tendremos más sed. Esto sin duda, y como imaginarás puede llevar a deshidratación. Tomar suficientes líquidos cuando los niveles de glucosa en sangre son elevados ayudará a nuestra recuperación. 

La Jarra del Buen Beber

En México, la Secretaría de Salud creó una guía informativa donde se presentan recomendaciones sobre la cantidad y tipo de líquido sugerido para mantener el cuerpo hidratado: La Jarra del Buen Beber.  Si bien los expertos enfatizan que cada persona tendrá diferentes requerimientos para mantenerse hidratado, esta guía visual es una forma sencilla para facilitar nuestra toma de decisiones.

La Jarra del Buen Beber se divide en seis niveles: 

Nivel 1. Agua Potable Natural: Este es el nivel más importante y el que forma la base de la jarra del buen beber. Se nos sugiere consumir entre 6 a 8 vasos de agua por día.

Nivel 2. Leche semi y descremada así como bebidas de soya sin azúcares agregadas: Se sugiere un consumo no mayor de dos vasos por día.

Nivel 3. Café y té sin azúcar: Evidentemente habrá que tomar otras precauciones cuando de bebidas cafeinadas se refiere pero, en términos generales podemos decir que es válido tomar no más de 4 tazas de café o té sin azúcar para hidratarnos. 

Nivel 4. Bebidas no calóricas con edulcorantes artificiales: Existe evidencia que nos hace pensar que el uso de edulcorantes o endulzantes artificiales es seguro pero no podemos dejar de hacer énfasis en que si de hidratación se trata, lo mejor es siempre elegir el agua natural. Sin embargo, estas también son opciones para hidratar al organismo. Se sugiere un consumo no mayor a 2 vasos.

Nivel 5. Jugos de fruta, leche entera, bebidas alcohólicas y bebidas deportivas: La cantidad recomendada es claramente no mayor de ½ vaso. En quienes vivimos con diabetes de cualquiera de sus tipos se recomienda preferir la fruta (el tamaño de porción adecuada) en lugar del jugo.  El jugo tristemente contiene más hidratos de carbono o carbohidratos que elevarán nuestros niveles de glucosa (azúcar) en sangre mucho y muy rápido.

Nivel 6. En el último nivel se encuentran los refrescos y las aguas de sabor: Los refrescos, a menos que sean aquellos que específicamente leen en su etiqueta nutrimental 0 gramos de hidratos de carbono, contienen azúcar y elevarán drásticamente nuestros niveles de glucosa en sangre. Desafortunadamente pasa lo mismo con las aguas de sabor. Son naturales sí pero eso no quiere decir que no tendrán un impacto importante en nuestros niveles de glucosa en sangre.

5 razones por las que querrás tomar suficiente agua 

Te preguntarás, y entonces cuáles son las razones por las que queremos entonces tomar suficiente agua? 

  1. Para ayudar a nuestro sistema digestivo: La deshidratación puede dar pie a problemas digestivos entre ellos el estreñimiento, la acidez y el reflujo. Cuando vivimos con diabetes de cualquiera de sus tipos estamos más ocupados en cuidar de nuestra salud general. Cuidar de nuestro sistema digestivo es buena idea con o sin diabetes. 
  2. Para ayudar a nuestro organismo a eliminar los desechos: Nuestro cuerpo necesita agua para poder eliminar lo que no necesita. Particularmente cuando nuestros niveles de glucosa están elevados beber suficiente líquido nos ayudará a eliminar a través de la orina el exceso de glucosa.
  3. Para ayudar a nuestro cuerpo a regular nuestros niveles de presión arterial:  Una hidratación inadecuada puede ocasionar problemas de circulación y esto, a su vez, aumenta nuestros niveles de presión arterial.
  4. Para ayudar a tu corazón a bombear sangre a través de los vasos sanguíneos hasta los músculos. Ayudarás a que tus músculos trabajen eficientemente si bebes suficiente agua y esto incluye también a nuestro corazón. 
  5. Para regular tu apetito: Vivir con diabetes de cualquiera de sus tipos requiere que cuidemos nuestra alimentación. Muchas veces podremos regular nuestro apetito tomando suficiente agua aunque debemos insistir en que un plan de alimentación diseñado a nuestra medida evitará también que sintamos hambre. 

Vivas o no con diabetes estas son las recomendaciones que te sugerimos platicar con tu equipo. Hay muchas opciones para mantenernos hidratados además del agua natural. Acércate con tu equipo de profesionales al cuidado de tu diabetes para descubrir además opciones deliciosas no solo para ti sino para toda tu familia.

ESCRITO POR Mariana Gomez, PUBLICADO 09/01/21, UPDATED 09/01/21

Mariana es psicóloga y educadora en diabetes. Es la creadora de Dulcesitosparami, uno de los primeros espacios en línea para personas con diabetes Tipo 1 en México. Es coautora del libro infantil “Había una vez una diabetes” junto con Eugenia Araiza y es cofundadora de Diabetes and Co, una plataforma en línea de educación en diabetes en español. Actualmente, Mariana es Directora de Mercados Emergentes en Beyond Type 1. Ella fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 hace más de 30 años. Es mamá de un adolescente.