Tu guía para el acceso y la accesibilidad económica a un medidor continuo de glucosa


 

Conseguir que tu seguro apruebe una receta para un medidor continuo de glucosa (MCG) no es fácil. La tecnología de medidores continuos de glucosa puede ser costosa y puede generar altos costos de desembolso, ya sea que tengas cobertura de seguro o no.

Los medidores continuos de glucosa son una herramienta invaluable para las personas con diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2. Las investigaciones sobre la diabetes continúan demostrando que esta tecnología puede ayudar a las personas a reducir su A1c, reducir el riesgo de niveles bajos de glucosa (azúcar) en sangre y tener una mejor calidad de vida.

En esta guía, compartimos consejos para tener acceso a un medidor continuo de glucosa y los obstáculos que podrías encontrar en el camino, ya sea que tengas seguro, no tengas seguro o tengas seguro insuficiente.

Consiguiendo un medidor continuo de glucosa por medio del seguro

Si estás intentando conseguir un medidor continuo de glucosa por medio de tu seguro, hay varios factores que debes tener en cuenta cuando comiences este proceso.

Antes de alcanzar el deducible, podrías pagar una parte del costo o el costo total de los suministros de tu medidor continuo de glucosa. Cuando alcances tu deducible, tu seguro generalmente comenzará a cubrir una mayor parte de la cuenta, o toda. En ese momento, es posible que debas pagar un copago hasta que alcances tu desembolso máximo del año.

Es vital comprender claramente bajo qué beneficios está cubierto tu medidor continuo de glucosa con tu seguro y transmitirlos a tu proveedor médico directo para evitar costos de desembolso más altos o cobros sorpresa.

Por lo general, los medidores continuos de glucosa están cubiertos por los beneficios de equipo médico duradero (DME, por sus siglas en inglés) con un seguro médico patrocinado por el empleador, no por los beneficios de farmacia, lo que generalmente significa que solo una parte, que normalmente oscila entre el 25 y el 50 por ciento, estará cubierta. Tu representante de seguros podrá informarte qué beneficios cubre tu medidor continuo de glucosa, si es que los tiene.

No te sientas intimidado: la mayoría de los proveedores de DME saben cómo hacerlo por ti, ¡pero poner la información en tus manos te beneficiará! Cuanto más informado estés, más podrás aprovechar al máximo los beneficios de tu seguro médico.

Superar los obstáculos y dolores de cabeza del seguro por el medidor continuo de glucosa

Es posible que debas demostrar que un medidor continuo de glucosa es una necesidad médica con tu seguro por medio de una autorización previa antes de llenarlo. Busca ayuda de tu médico si este es el caso. Podrá ayudarte, ya que muchos pacientes necesitan aprobación previa antes de recibir un medidor continuo de glucosa cubierto por el seguro.

Estos son algunos consejos para abordar los obstáculos comunes de los seguros:

  • Llama a tu compañía de seguros para averiguar qué necesitan de ti para conseguir la aprobación de un medidor continuo de glucosa.
  • Pídele a tu médico que envíe declaraciones que expliquen uno o varios de los siguientes factores que demuestran la necesidad de un medidor continuo de glucosa: hipoglucemia asintomática, planificación del embarazo, niveles de glucosa (azúcar) en sangre muy fluctuantes, hipoglucemia grave recurrente, hipoglucemia nocturna, etc.
  • Envía una hoja de cálculo hecha en casa documentando al menos dos semanas de niveles de glucosa (azúcar) en sangre que demuestren una variedad de niveles altos y bajos de glucosa (azúcar) en sangre.
  • Habla con tu Especialista Certificado en Educación y Cuidado de la Diabetes (CDCES, por sus siglas en inglés) o endocrinólogo sobre cómo conseguir la aprobación del seguro. ¡Tu experiencia puede ayudarte a prevenir que te nieguen el medidor continuo de glucosa y agilizar el proceso de aprobación!
  • ¡Investiga! Algunos medidores continuos de glucosa podrían costarte menos sin tener un seguro que tratando de conseguirlo con seguro en tu farmacia o por medio de tu proveedor médico directo. ¡Compara diferentes medidores continuos de glucosa (y pídele ayuda a tu farmacéutico o representante de DME) para encontrar la mejor relación calidad-precio para la calidad del producto!
  • ¡No te rindas! Puede ser complicado descubrir cómo conseguir un medidor continuo de glucosa al principio, pero no dejes que eso te detenga. ¡Sigue demostrando y hablando sobre las razones por las que necesitas un medidor continuo de glucosa!

¡Un medidor continuo de glucosa podría ser el mejor próximo paso en tu plan de manejo de la diabetes! Y si decides que no es una buena opción para ti, siempre puedes volver a usar solamente un medidor de glucosa en sangre (BGM, por sus siglas en inglés).

Tener acceso a un medidor continuo de glucosa sin seguro

Desafortunadamente, los medidores continuos de glucosa no están cubiertos por todos los planes de seguro y no todas las personas en los EE. UU. con algún tipo de diabetes tienen seguro. Si no tienes seguro, ¡no te rindas! Si bien es posible que no sea ideal conseguir productos de generaciones anteriores, si un medidor continuo de glucosa te ayuda, ¡los viejos medidores continuos de glucosa son mejores que no tener ninguno! Mantén tu mente y tus opciones abiertas.

Estas son algunas formas en las que puedes ahorrar dinero en los suministros de tu medidor continuo de glucosa sin seguro:

Busca suministros de medidor continuo de glucosa con descuento en fuentes como:

Busca ayuda de organizaciones relacionadas con la diabetes:

Habla con tu médico:

  • ¡Pídele a tu médico una muestra de medidor continuo de glucosa! Querrá ayudarte.

Otras formas de conseguir suministros para medidores continuos de glucosa con descuento

Existen otras formas de tener acceso a suministros de medidor continuo de glucosa con descuento. Aquí hay algunos programas que puedes investigar para los que podrías calificar:

Si tienes seguro:

Programas de prueba gratuitos:

Si tienes Medicare o Medicaid:

  • Es posible que el estado en el que vives cubra los medidores continuos de glucosa y microinfusoras de insulina por medio de Medicare o Medicaid.
  • Las iniciativas de activismo continúan ayudando a mejorar la cobertura estado por estado.

Conclusión

Sin importar el seguro, los suministros y los medicamentos para la diabetes pueden ser costosos. Nadie debe tener que prescindir de los medicamentos y suministros que necesita para sobrevivir. Si tienes dificultades para pagar los suministros y medicamentos que necesitas para manejar tu diabetes con éxito, usa estas otras guías como apoyo:

El contenido educativo relacionado con la diabetes tipo 2 es posible gracias al apoyo de Dexcom. Beyond Type 2 mantiene un control editorial completo de todo el contenido publicado en nuestras plataformas.

ESCRITO POR Julia Flaherty, PUBLICADO 05/03/22, UPDATED 05/03/22

Julia Flaherty es escritora, editora, comercializadora digital, especialista en redes sociales, gestora de eventos y promociones, y defensora de la salud apasionada y experimentada. Ella es apasionada por contribuir con su voz a la comunidad de DT1 y aspira a dirigir un cambio positivo a través de una carrera significativa. A ella le gusta viajar, aprender sobre nuevos productos de belleza natural y es una mamá gato inesperada. Julia es una perseguidora independiente, motivada y cariñosa. Ella dedica su tiempo de todo corazón a todo lo que se proponga. Julia no tiene miedo de aceptar nuevos desafíos y cree que puedes ganar cualquier cosa a través del trabajo duro.