Actualización de Manejo Hospitalario de los Diferentes Tipos de Diabetes.

6/10/19
WRITTEN BY: Mariana Gómez
FacebookTwitter
 

 

La Asociación Americana de Diabetes incluyó en sus lineamientos y consenso de 2019 una revisión y actualización del manejo intrahospitalario de los diferentes tipos de diabetes. Se sabe que tanto la hiperglucemia como la hipoglucemia son riesgos que deben evitarse ya que, desafortunadamente, son los resultados adversos de una hospitalización cuando además hay diabetes.

Aunque esta actualización incluye muchos datos específicos sobre uso de medicamentos y otros y es un documento pensado para los profesionales sanitarios, compartimos contigo algunos puntos que creemos te interesará conocer y platicar junto con tu equipo al cuidado de la salud en caso de que fuera necesaria una hospitalización.

Recomendaciones

Las nuevas recomendaciones para el manejo adecuado en entornos hospitalarios incluyen algunos de los siguientes:

  • Hemoglobina glucosilada.  Se sugiere que se realice esta prueba en todos los pacientes ingresados que reporten tener un historial de diabetes y que no tengan un resultado de los últimos tres meses o que sean ingresados con hiperglucemia (valores superiores a 140 mg/dl) .
  • ¿Educación en diabetes? Se sugiere realizar una evaluación de conocimiento en automanejo de su condición. En caso de detectarse nula o poca Educación en Diabetes,será vital que el paciente reciba educación en diabetes básica antes de ser dado de alta.
  • Especialistas a cargo. Se sugiere que aquellos pacientes con diabetes ingresados en un entorno hospitalario reciban atención de un especialista en diabetes o en su defecto un equipo multidisciplinar que pueda encargarse en el manejo glucémico de este paciente.
  • Objetivos glucémicos. Debe iniciarse una terapia con insulina si la hospitalización se debe a niveles elevados de glucosa en sangre sostenidos con un valor mínimo superior a 180 mg/dl. Una vez iniciada la terapia con insulina los rangos objetivo serán entre 140-180 pero podrá optarse por niveles más bajos (110- 140 mg/dl) si el paciente no corre riesgo de hipoglucemia.
  • Frecuencia de monitoreo. Aquellos pacientes en entorno hospitalario que puedan alimentarse por sí solos deberán medir sus niveles de glucosa en sangre antes y después de los alimentos. En caso de que el paciente no esté ingiriendo alimentos, el monitoreo deberá aumentar en frecuencia hasta cada 2 horas.
  • Alimentación en entornos hospitalarios. Hoy sabemos que no todos quienes vivimos con diabetes (de cualquiera de sus tipos) seguimos los mismos planes nutrimentales. Hay diferentes planes y diferentes individuos. En el entorno hospitalario las recomendaciones se basarán en los objetivos glucémicos. En algunos casos, podrá solicitarse la intervención de un Dietista, Nutriólogo o Educador en Diabetes que pueda ayudar con tu plan de alimentación.

Manejo de Hiperglucemia por Esteroides 

Como podrás recordar, algunos medicamentos tendrán un efecto directo en nuestros niveles de glucosa en sangre. Ese es el caso de Medicamentos Esteroideos (Prednisona, por ejemplo).

Los expertos mencionaron la necesidad de la modificación de las dosis de insulina para contrarrestar el pico o la elevación en los niveles de glucosa por estos medicamentos. Se mencionaron, entre otras, recomendaciones sobre agregar insulina por kilo/peso/día aunque pensamos que esta decisión dependerá de las necesidades individuales del paciente y sus niveles de glucosa en sangre.  Se mencionó la insulina NPH como ejemplo para algunos escenarios clínicos pero también se pueden utilizar otros tipos de insulina basal. 

Ejemplo de dosificación de insulina NPH:

Prednisona (mg/día) NPH (unidades/kg/día)
10 0.1
20 0.2
30 0.3
mayor o igual a 40 0.4

En un estudio retrospectivo de 58 pacientes no críticos con un equivalente de prednisona de 30 mg por día, aquellos que alcanzaron la normoglucemia tuvieron una dosis diaria total promedio de insulina de 0,8 unidades por kilo por día. Entre el 30 y el 35% de este total diario fue de insulina basal y entre el 65 y el 70% de insulina prandial.

Manejo de la hiperglucemia durante el apoyo nutricional para pacientes hospitalizados

Se recomienda el uso de dosis de insulina prandial, basal y correctiva. Los objetivos de los niveles de glucosa en sangre en este caso son 140-180 mg / dl, ya que evitar la hipoglucemia es una prioridad en estos escenarios médicos y clínicos. La evidencia muestra que la hiperglucemia es una complicación frecuente de la nutrición enteral y parenteral en las hospitalizaciones. El manejo de la hiperglucemia en estos pacientes incluye la optimización del contenido de carbohidratos y los ajustes de dosis de insulina por vía intravenosa o subcutánea.

Un recordatorio de las Pautas Generales para nosotros; personas con diabetes

En algunos casos podrá permitirse que el paciente sea quien se encargue del manejo de su diabetes. Los candidatos adecuados para este escenario son aquellos que cuentan con el conocimiento, habilidades y destrezas requeridas para hacerlo. E equipo de profesionales de la salud a cargo será quienes decidan si el paciente podrá hacerlo o no por su propia cuenta.

Es importante, como te mencionamos, consultar estos lineamientos y discutirlos con el equipo a cargo del manejo de tu diabetes. Planear antes de una hospitalización podrá hacer de estos momentos algo menos estresante. La Educación en Diabetes es la clave para tomar decisiones mejor informadas y evitar reingresos hospitalarios por causas que pudimos haber manejado en casa. Sabemos que no siempre 2 más 2 es igual a cuatro en diabetes pero entre más conozcamos mejores decisiones podremos tomar y estos riesgos se verán disminuidos considerablemente.

Referencias:

American Diabetes Association. 15. Diabetes care in the hospital: Standards of Medical Care in Diabetes—2019. Diabetes Care 2019;42(Suppl. 1):S173–S181


This article is part of Beyond Type 2’s ADA 2019 coverage. For full ADA 2019 coverage, click here.



Mariana Gómez

Mariana fue diagnosticada con diabetes tipo 1 en el verano de 1985. Ella es psicóloga y educadora en diabetes. En 2008, Mariana comenzó un blog donde comparte su experiencia de vida con otros. Ella es una vocero por la diabetes Tipo 1 en América Latina. Mariana trabajó con la Federación Mexicana de Diabetes hasta 2012. Ella es mamá de un adolescente. Vive en la Ciudad de México y ama los unicornios.