Por lo que Estamos Agradecidos en 2020


 

Podrías pensar que 2020 no trajo salvo cosas negativas. Y es que en la vida de muchos de nosotros hubo grandes cambios y en algunos casos mucha, pero mucha tristeza.

Jamás nos imaginamos enfrentarnos a una pandemia y mucho menos imaginamos todo lo que implicaría una situación de este tipo. Por si fuera poco, quienes vivimos con condiciones de salud ya vigilamos exhaustivamente nuestra condición de vida antes de que nos pusieran alerta y agregar cambios repentinos no siempre tiene el mejor efecto en nuestro manejo.

La nueva normalidad tardó en aparecer pero si de algo estamos seguros es de que hemos encontrado la forma de irnos adaptando y así, cuidar no solo de nosotros sino de todos. Hasta que estemos todos a salvo seguiremos haciéndolo.

Está de más decir que este año fue difícil. Pero aún así, tenemos que encontrar cosas por las que estar agradecidos y buscar las cosas positivas, sin importar cuán pequeñas sean. Incluso con las dificultades que hemos experimentado personalmente por el coronavirus, vamos a enumerar las cosas por las que estamos agradecidos.

Nuestros seres queridos.

Lo sabemos, lo entendemos y también lo vivimos. Nos mantuvimos alejados y, en muchos casos, la pandemia tocó de forma directa en nuestras puertas. A pesar de ello pudimos demostrar lo mucho que amamos a los otros, lo mucho que extrañamos a nuestra familia.  Cuando fuiste diagnosticado con diabetes quizá te hayas enfrentado a algo similar, estuviste enojado por algún tiempo pero el amor de aquellos que hasta la fecha forman parte del equipo que te ayuda a manejar de mejor forma tu diabetes te hizo más fuerte.

Si tú o alguien de tu familia llegó a tener COVID viviste, probablemente, algo similar al duelo que tuviste posterior al diagnóstico de diabetes. Y es que la pérdida de la salud por alguna enfermedad se siente de manera similar. La ventaja que tienes al vivir con diabetes es que conoces cuál es el camino para sobreponerse a las etapas del duelo y puedes apoyar a tus familiares a lograrlo.

Nuestro acceso a la información

Si nos lees, eres de las personas que tienen el privilegio del acceso a internet y el acceso a información en tiempo real. En 2020 te platicamos de las formas y consejos para encontrar información fidedigna. Y no solo con respecto a la pandemia sino con respecto al manejo de nuestra condición de vida. Tener acceso a la información y tomar mejores decisiones después de desarrollar habilidades y destrezas es justamente uno de los objetivos de la educación en diabetes. Y en 2020, a pesar de la tristeza, el nuevo normal, la pandemia pudimos ver no decenas sino cientos de recursos en línea e información para el manejo de nuestra diabetes – estamos agradecidos por los investigadores y los periodistas y editores por la labor que realizan especialmente en el campo de la diabetes y acercándonos a información sobre cómo el coronavirus ha tenido impacto en quienes vivimos con diabetes. 

Nuestra capacidad para seguir adelante

Muchos fuimos de los afortunados en poder permanecer en casa para garantizar así nuestra seguridad y la de quienes no pueden quedarse. Quienes pudimos hacerlo pudimos vigilar de cerca nuestra alimentación y eso tuvo un impacto positivo en nuestra diabetes. Vivir con diabetes y gran calidad de vida es posible y quizá pudimos aprovechar este tiempo para analizar el efecto de algunos factores en nuestro manejo glucémico entre ellos el estrés.

Hemos sido capaces de vivir más allá de poderosos con una condición complicada como la diabetes Tipo 2 y estamos seguros de que aprenderemos a vivir más allá de una pandemia.

Nuestra habilidad para lidiar con lo desconocido

2020 nos ha ayudado a lidiar con lo desconocido, siendo el nuevo coronavirus el factor principal, por supuesto. Desde febrero o marzo, hemos experimentado que nuestras vidas se han visto trastornadas por la pandemia de una forma u otra. Las recomendaciones cambiaban con regularidad, aprendimos diferentes formas de minimizar el riesgo de contraer o propagar el virus y no sabíamos cuándo podríamos volver a ver a nuestros familiares y amigos.

Si bien todavía aún estamos aprendiendo más sobre el coronavirus, incluidos los desarrollos de nuevas vacunas, estamos tomando las cosas un día a la vez para mantener nuestro bienestar mental. Todavía estamos tratando de encontrar formas de afrontar y controlar el estrés que afecta nuestros niveles de glucosa a diario

Nuestra habilidad para dar forma a nuestro futuro

Si algo nos enseñó este año es que nada es certero y lo que teníamos pensado y organizado para nuestro futuro no necesariamente tiene que ser así. Seguramente habrás escuchado de algunas personas o quizá tú mismo experimentaste una serie de situaciones que te hicieron replantear lo que tenías pensado para tu futuro. Puede ser que no sean cambios muy radicales o quizá la llegada de la pandemia hizo que tu vida tomara otro rumbo totalmente diferente.

Así es que, aunque esperamos que a medida que se acerca el cambio de año poco a poco veamos el final de una de las épocas más complejas a las que tuvimos que hacer frente, no podremos decir que no aprendimos. Y que con diabetes, con pandemia y con el mundo en contra salimos adelante.

Muchas veces se trata de observar bien todo lo que ha pasado para descubrir que también hubo  cosas buenas, incluso, puede ser que de alguna manera de algo que en un inicio parecía completamente malo traía bajo el brazo un cambio positivo como por ejemplo poner un poco más de atención al manejo de nuestras glucosas logrando sentirnos mejor con nosotros y con nuestro cuerpo.

ESCRITO POR Eugenia Araiza/ Mariana Gomez/ T'ara Smith, PUBLICADO 12/17/20, UPDATED 12/17/20

Eugenia Araiza: Eugenia es Licenciada en Nutrición especializada en Diabetes y es Educadora en Diabetes. Le diagnosticaron diabetes tipo 1 hace 25 años, es la creadora de Healthy Diabetes. Le gusta mucho estudiar y ayudar a otros a controlar sus diferentes tipos de diabetes. Le encanta estudiar, controlar la diabetes tipo 1 y la nutrición. Le gusta especialmente escribir sobre el impacto que tiene la diabetes en su vida. Vive rodeada del amor de su familia, quienes son Luis Felipe, quien vive con diabetes tipo LADA y su hijo adolescente, Índigo. Mariana es psicóloga y educadora en diabetes. En 2008, Mariana comenzó un blog donde comparte su experiencia de vida con otras personas y comenzó a abogar por las redes sociales. Mariana trabajó con la Federación Mexicana de Diabetes como Gerente de Comunicaciones y en otros esfuerzos para ayudar a construir y fortalecer la comunidad de diabetes en línea en México. Hoy es directora de Mercados Emergentes en Beyond Type 1. Es madre de un adolescente. A Tara le diagnosticaron diabetes tipo 2 en julio de 2017 a la edad de 25 años. Desde su diagnóstico, centró sus estudios académicos y su carrera en la concienciación sobre la diabetes y en vivir una vida plena con ella. Está emocionada de haberse unido al equipo de Beyond Type 1 para continuar con su trabajo. Dos años después, T'ara descubrió que había sido diagnosticada erróneamente con Tipo 2 y en realidad tiene LADA. Fuera de la oficina, a T’ara le gusta ir al cine, visitar parques con su perro, escuchar BTS y cocinar comidas increíbles y saludables. T’ara tiene una maestría en educación nutricional de la American University.