Azúcar en Acción; la Experiencia de Vida de un Corredor con Diabetes

2/19/19
FacebookTwitter
 

Tras su diagnóstico en 2006, Edgar García se convirtió en uno de los influenciadores más importantes sobre diabetes Tipo 2 en América Latina. Él realiza una fantástica labor para la comunidad utilizando su pasión por correr. Además, es columnista para una de las revistas más importantes sobre diabetes en México. Edgar apareció en nuestra campaña #BeyondPowerful y comparte como vive con diabetes Tipo 2 .Conoce a Edgar y cómo usa su vida con diabetes para crear un impacto positivo en la comunidad.

¿Cómo fue tu llegada al mundo de la diabetes?

En Junio del 2006, tras una semana de haber presentado dos de los síntomas de la diabetes poliuria y polidipsia , me practique unos análisis que arrojaron 658 mg/dl de azúcar en sangre, en el consultorio del médico fui diagnosticado con diabetes Tipo 2. Esa misma noche, se presentó un cuadro de cetoacidosis (por raro que parezca) y fui a dar al hospital. Ahí me rescataron de un infarto en progreso y con 4 días en terapia intensiva y 4 más en medicina interna, viví mi periodo de negación (pataleo, maldiciones, berreos, llanto incluidos) pero al final logré aceptar mi diagnóstico. 

Cuéntanos sobre tu trabajo en el espacio de la diabetes

Escribo para la revista de la Federación Mexicana de Diabetes, A. C. desde Julio del 2009, mi columna se llama “Azúcar en Acción”. Además les apoyo en ocasiones con conferencias y pláticas motivacionales, testimonios y lo que sea necesario para ser un testigo y protagonista viviente de que “Con Diabetes Se Puede”.

En mis redes sociales interactúo con muchas personas (de diferentes latitudes) aconsejándoles, pero sobre todo tratando de estimular la práctica de buenos hábitos para el buen cuidado y autocontrol. También he apoyado a otras instituciones (Fundaciones, Medios informativos, Laboratorios) con mi testimonio.

¿Qué te motiva a convertirte en vocero por la diabetes?

Me motiva estimular a las personas para que se cuiden, que prevengan si aún no han sido diagnosticados, pero si ya lo están, para que se cuiden y tengan un buen control. Sembrar la semilla de tener una buena calidad de vida, a pesar de los pesares.

También me motiva trabajar en contra de las “curas y productos milagro” que inundan el mercado, confrontarlos (cuando es posible) y derribarles su mentira con argumentos y razones. Mostrar la otra cara de la moneda, rechazar el “amarillismo” con el que se conducen la mayoría de los medios (por no decir todos), fuera las piernas amputadas (y no porque negar una realidad), sí a las aventuras en montaña, playa, ciudad, etcétera.

¿Cómo esperas contribuir con la labor que desempeñas?

Quiero continuar ayudando a las personas a encontrar la fuerza y entereza para que puedan lograr ese cambio en todos los ámbitos que requiere poder controlar la condición. Mi objetivo es ayudar a las personas a ser más informadas, que puedan y sepan tomar las mejores decisiones para su manejo.

Crear la conciencia que el cuerpo humano es un vehículo que nos fue concedido para soñar e imaginar, así como conseguir metas, logros y objetivos. Vivir y vivir bien, entender que ser diagnosticado con diabetes no es el fin del mundo, es una opción de vivir de una manera diferente pero nunca limitante.

¿Cuáles son tus planes a futuro para ayudar a quienes viven con diabetes?

Continuaré escribiendo en la revista, en mi blog  e interactuando con las personas como lo hago hasta ahora a través de las redes sociales por correo electrónico o en personaTengo la idea de escribir un libro que en 10 años (y contando) de vivir con diabetes ha acumulado un sinfín de historias y aprendizajes, de paso compartir con todo aquel que quiera leer, lo que no hay en otros libros, lo que no saben los especialistas, lo que se vive día a día. Porque justo ahí está el enriquecernos como seres humanos, de igual a igual.

También quiero convertirme en “conferencista” que por medio de mis vivencias a través de la diabetes y el Running aporten un enfoque distinto a todo aquel que me escuche. Al día de hoy tengo ya desarrolladas tres charlas: “El cruce de Los Andes, historia de éxito”, “Maratón se escribe con D”, y “Ve más allá de tus límites”.

¿Cómo puede apoyarte la comunidad de personas que viven con diabetes?

Aportando ideas y comentarios, haciendo sugerencias. Quitándose el miedo y preguntando lo que sea, pero de igual manera retribuir con sus experiencias y conocimientos, la interacción nos hará más fuertes a todos. Informándose en todo momento.

Partir siempre de las premisas: No hay verdades absolutas, todas las opiniones cuentan y suman, pero siempre tener en mente que: “Yo soy responsable de lo que digo y/o escribo, pero ustedes son responsables de lo que entienden.”


¿Disfrutaste leer la historia de Edgar? Comparte sobre ti para que pariticipes en nuestra campaña  #BeyondPowerful y  comparte tu historia  en el sitio web como Edgar.