Bombas de Insulina y Diabetes Tipo 2

 

Bombas de Insulina

Las bombas pueden ser increíblemente útiles para las personas con diabetes en términos de manejo de su condición de vida. Si bien muchas personas aún prefieren el método tradicional de dosificación de insulina a través de inyecciones, las bombas de insulina han avanzado mucho y algunos creen que logran un mejor control de sus niveles de glucosa. Las bombas de insulina son pequeños dispositivos computarizados que suministran insulina a través de un pequeño catéter insertado en la piel con una aguja pequeña.

Hay dos métodos de dosificación:

  • basal (dosis pequeñas y continuas)
  • bolo (una oleada inmediata para controlar los niveles después de las comidas).

Las bombas funcionan de manera similar a un páncreas, pero aún así es importante revisar el nivel de glucosa en sangre mientras se utiliza un dispositivo de este tipo .  Es importante comprender las diferencias entre las inyecciones diarias múltiples (MDI) y las bombas para elegir el mejor plan de tratamiento para tu diabetes.  


¿Qué hay del uso de bombas de insulina para el manejo de la diabetes Tipo 2? 

Sabemos que la diabetes tipo 2 tiene como principales características una producción insuficiente de insulina o insulina cuyo funcionamiento no es el óptimo. La evidencia clínica demuestra que podría haber muchos beneficios en el uso de estas tecnologías. De hecho, sabemos que la insulinización en etapas tempranas tras el diagnóstico de la diabetes tipo 2 ayudará a preservar, en muchos casos la producción de insulina por lo que es recomendado.

Pero esas no son las únicas opciones. Las personas con diabetes Tipo 2 también pueden encontrar beneficios en el uso de microinfusoras de insulina, incluso aquellas sin tubos. Una idea errónea es que las personas con diabetes Tipo 2 no necesitan bombas de insulina, o si lo hacen, significa que no han logrado controlar la diabetes. De hecho, miles de personas están usando bombas de insulina con tubo y Omnipod que es la única bomba de insulina sin tubo, para el manejo de la la diabetes.

La evidencia muestra que muchas personas con diabetes tipo 2 podrían beneficiarse utilizando la tecnología disponible, pero especialmente las bombas de insulina. Las personas con Tipo 2 que utilizan múltiples dosis de insulina diariamente podrían considerar la terapia con bomba.

 

¿Cuáles son algunas de las ventajas del uso de bombas de insulina en diabetes Tipo 2?

  1. Intentar asemejar funcionamiento pancreático. Las bombas de insulina son dispositivos que pretenden asemejar el funcionamiento pancreático. Por un lado, se dosificará insulina basal y por otro lado se dosificará insulina para reducir los niveles de glucosa en sangre y cubrir la ingesta de hidratos de carbono en los alimentos, de forma similar a como haría un páncreas que NO vive con diabetes.
  2. Alcanzar una menor A1C para las personas que optan por usar la terapia con bomba de insulina, se observa esta reducción con mucha frecuencia, especialmente en comparación con las inyecciones diarias múltiples.
  3. Las bombas ayudan a disminuir el riesgo de hipoglucemia, ya que alertan al usuario cuando están bajas.
  4. El aumento de peso no ha sido un factor en los estudios de usuarios que probaron la terapia con bomba.
  5. Discreción: puede ser más fácil controlar y ocultar las bombas, en lugar de optar por administrarse inyecciones de insulina en público.
  6. Facilita el conteo de carbohidratos automatizando la forma en la que se calcula la insulina necesaria para cubrir los carbohidratos en las comidas

¿Cuáles son algunas de las desventajas del uso de bombas de insulina en diabetes Tipo 2?

  1. Costo. La principal barrera en muchos países es el costo. En otros, las aseguradoras tienen procesos específicos para estos tratamientos en diabetes tipo 2. Los planes de seguro de salud varían y las opciones como Medicaid y Medicare pueden ser útiles para cubrir los costos. Es importante elegir el plan de seguro de salud adecuado, especialmente porque no todos los planes de salud cubren suministros como tiras reactivas, medidores y bombas, y aquellos que no tienen ningún plan pagarán totalmente de su bolsillo.
  2. Necesitarás capacitación de un profesional de la salud. Las bombas de insulina no son difíciles de usar, pero puede llevar un tiempo acostumbrarse a cambiar los sitios de inserción cada ciertos días. También deberás calcular las proporciones de insulina a carbohidratos y el factor de sensibilidad a la insulina antes de usar el dispositivo.
  3. Como todos los dispositivos, las bombas pueden funcionar mal o fallar. A algunas personas les resulta difícil confiar en las máquinas con su vida útil y optar por la terapia con bomba no significa que pueda dejar de controlar sus niveles usted mismo. Esto puede aumentar los riesgos de cetoacidosis diabética (CAD).

Las personas con diabetes tipo 2 a menudo prefieren las bombas de insulina debido a la flexibilidad que proporciona el tratamiento y la discreción al usar estos dispositivos. No podemos olvidar que cada persona con diabetes tiene requisitos específicos y es por eso que es importante elegir, junto con los profesionales de la salud, el mejor plan de tratamiento posible para cada persona.

[youtube id=”Ex2UU2kTuTo” height=”400″ width=”225″ align=”left”]