El impacto potencial de Build Back Better en la atención médica de los Estados Unidos


 2022-02-02

Nota del editor: las personas que usan insulina requieren fuentes de insulina económicas y predecibles en todo momento. Si tú o un ser querido tiene dificultades para pagar o tener acceso a la insulina, haz clic aquí.


Es probable que hayas escuchado sobre Build Back Better en las noticias, pero podría ser difícil comprender los conceptos básicos del proyecto de ley y su posible impacto en tu vida si se aprueba. Además, el estado de limbo en el que se encuentra actualmente podría dificultar su seguimiento.

En diciembre de 2021, el senador Joe Manchin (D-W.Va.) expresó su oposición al proyecto de ley, eliminándolo efectivamente en su forma actual. Para que se apruebe el proyecto de ley, la administración de Biden debe contar con el apoyo de todos los demócratas del Senado. Aunque el proyecto de ley en su estado actual se ha desestimado, el senador Tim Kaine (D-Va.) reafirma que el núcleo de su marco aún podría encontrar el camino.

Si bien Build Back Better cubre las políticas sociales en torno a la educación, la atención médica, la vivienda, el clima y más, para este resumen, nos enfocaremos específicamente en el aspecto de la atención médica del proyecto de ley, ya que es relevante para la comunidad de diabetes.

¿Qué es Build Back Better y cómo podría afectar el acceso económico a la atención médica?

El plan de reconciliación Build Back Better tiene dos leyes principales que se encuentran en el centro de la agenda interna de la administración de Biden.

El proyecto de ley fue aprobado en la Cámara de Representantes en noviembre de 2021, pero aún no se ha aprobado en el Senado. Es poco probable que el proyecto de ley se apruebe en el Senado en su forma actual debido a los desacuerdos de los partidos, pero las porciones principales podrían dividirse en proyectos de ley más pequeños por separado manteniendo el núcleo de su misión original. Por lo tanto, las conversaciones sobre Build Back Better continúan. El progreso y las actualizaciones en torno al proyecto de ley cambian casi a diario. En este momento, el punto central de la conversación gira en torno a la manera en que los demócratas pueden reestructurarlo para impulsarlo en “bocados más pequeños”.

Build Back Better promete “la mayor expansión de cobertura de atención médica económica en una década”. El marco del plan tiene como objetivo:

  • reducir las primas de seguro médico para nueve millones de estadounidenses que reciben atención médica por medio del Mercado de Seguros Médicos extendiendo el Crédito Fiscal para las Primas;
  • brindar cobertura de atención médica a hasta cuatro millones de personas que actualmente no tienen seguro debido a la falta de expansión de Medicaid en sus estados de residencia;
  • Ayudar a las poblaciones de personas mayores a tener acceso a aparatos auditivos y servicios económicos por medio de la expansión de Medicare. La Asociación Estadounidense de Pérdida Auditiva explica que eso significaría que “las personas mayores que dependen de Medicare para pagar sus gastos médicos también podrían recurrir a Medicare para cubrir el costo de los aparatos auditivos y los servicios relacionados” por primera vez. Si el proyecto de ley se aprueba en su forma actual, también se ampliará la cobertura de salud dental y de la vista.

El marco de Build Back Better está diseñado para ampliar el acceso a una atención médica económica. El plan reconoce que 30 millones de personas no tenían seguro en 2019, y la cobertura del Mercado de Seguros era demasiado costosa para muchos estadounidenses. En 2020, census.gov confirmó que el 8.6 por ciento de los estadounidenses (28 millones de personas) seguían sin tener seguro médico en cualquier momento durante el año.

Aún más de la población se encontró en desventaja en 2021. Según los CDC, en los primeros seis meses de 2021, el 9.6 por ciento de los residentes de EE. UU. (31.1 millones de personas) carecían de atención médica. El informe de noviembre de 2021 descubrió que, de enero a junio de 2021, el 39.5% de todas las personas tenía cobertura pública, el 60.1% tenía cobertura privada y el 9.6% no tenía seguro. De los no asegurados, el 4.4 por ciento eran niños (de 0 a 17 años) y el 14 por ciento eran adultos (de 18 a 64 años).

El costo de no tener atención médica es demasiado para muchas familias en los Estados Unidos, pero pagar un seguro médico está fuera de su alcance debido a las primas y los deducibles altos.

¿Cómo me afectará Build Back Better si se aprueba?

En cuanto a atención médica, en su forma actual, Build Back Better tiene como objetivo brindar acceso a Medicaid a más personas de lo que era posible anteriormente eliminando ciertas limitaciones de ingresos y de salud para permitir que más personas califiquen. Hoy, Medicaid informa la cobertura de 72,5 millones de estadounidenses, incluyendo niños, mujeres embarazadas, padres y madres, personas mayores y personas con discapacidades.

Medicaid es un programa conjunto del gobierno federal y estatal que brinda ayuda a personas con ingresos y recursos limitados. También cubre beneficios que normalmente no cubre Medicare (como hogares de ancianos y servicios de cuidado personal. Nota: aunque es un programa federal, los beneficios específicos de Medicare pueden variar según la región o el estado). Actualmente, 12 estados no han ampliado Medicaid, lo que restringe el acceso a los medicamentos y los servicios para los adultos con diabetes.

Los beneficios reembolsables de Medicare también se ampliarían si se aprueba el proyecto de ley. Build Back Better garantizaría que las personas inscritas en Medicare tengan acceso a la cobertura de salud dental, auditiva y de la vista. Actualmente, Medicare no tiene esta cobertura.

Medicare es un programa de seguro médico federal para personas de 65 años o más, ciertas personas más jóvenes con discapacidades y personas con enfermedad renal en etapa terminal (insuficiencia renal permanente que requiere diálisis o un trasplante, a veces llamada ERET). Se divide en tres partes (A, B y D) para brindar servicio a las diferentes comunidades y necesidades de manera efectiva.

Además de ampliar la cobertura, The Guardian explica que Build Back Better “le da a Medicare (también conocido como el gobierno) poder para negociar el costo de los medicamentos recetados por primera vez con las compañías farmacéuticas para reducir los precios”.

Estados Unidos todavía ocupa el primer lugar a nivel mundial en el costo de los medicamentos recetados, como la insulina, porque el gobierno federal no tiene la capacidad para negociar directamente con los fabricantes farmacéuticos. Las compañías farmacéuticas ahora pueden establecer el precio de lista de los medicamentos que venden al mercado, aumentando el precio para contrarrestar la cantidad que pagan a los administradores de beneficios de farmacia (PBM, por sus siglas en inglés) como reembolsos. Build Back Better le daría al gobierno algo de poder de negociación con las compañías farmacéuticas para fijar el precio de los medicamentos recetados para quienes tienen Medicare.

El proyecto de ley propone limitar los precios de la insulina a $35 para las personas con seguro médico, haciendo que aquellos sin seguro aún deban pagar el precio de lista completo en el mostrador de la farmacia. Los ciudadanos estadounidenses han examinado el proyecto de ley, diciendo que no aborda adecuadamente los papeles de las compañías farmacéuticas, los administradores de beneficios de farmacia y las compañías de seguros que aumentan el precio de la insulina.

El proyecto de ley no aborda Medicare para todos, lo que continúa el retraso de EE. UU. con respecto a otras naciones desarrolladas en la provisión de cobertura médica universal.

¿Qué significa todo esto?

El sistema de salud en los Estados Unidos tiene un largo camino por recorrer. Si bien Build Back Better beneficiaría a las personas con diabetes que tienen seguro con un copago de $35 por cada receta mensual de insulina, las personas sin seguro no se beneficiarían de esta parte del proyecto de ley. Sin embargo, algunos de los líderes de nuestro país están presionando para cambiarlo para que todos los estadounidenses con diabetes tengan cobertura, ya sea que tengan seguro médico o no.

El 8 de diciembre de 2021, el representante del estado de California, Josh Harder, y 100 de sus colegas enviaron una carta al líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, solicitando que se haga la siguiente enmienda al proyecto de ley: “Extender el límite de pago mensual de insulina de $35 a las personas sin seguro para que Estados Unidos finalmente garantice que cada persona con diabetes solo pague $35 por su insulina mensual y que ninguna persona vuelva a morir debido al racionamiento de insulina”.

Estas solicitudes solidifican aún más la necesidad de cambio en este país.

El sistema de salud debe funcionar para todas las personas. Quienes no tienen seguro médico no deben ser penalizados con costos más altos de medicamentos, especialmente porque aquellos que más lo necesitan son aquellos que no tienen el dinero para pagarlos. Hay muchas razones por las que alguien podría encontrarse sin cobertura de seguro médico en los Estados Unidos, particularmente porque nuestro sistema de salud con frecuencia está vinculado al empleo y las primas de seguro adquiridas por cuenta propia siguen siendo altas. La pandemia exacerbó estos problemas con picos de desempleo que dejaron a millones sin seguro médico, una tasa que se ha mantenido bastante constante desde entonces.

Creemos

Que las personas afectadas por la diabetes (tipo 1, tipo 2 y más) tienen derecho a la mejor atención posible para su situación particular. Esto significa acceso a la tecnología, los medicamentos, el apoyo y los equipos de atención clínica que ayudan a cada persona a manejar su afección crónica. Trabajamos para aumentar el acceso y eliminar barreras, brindando a nuestra comunidad las herramientas necesarias para tener éxito.

La insulina moderna y de alta calidad debe estar disponible para las personas con diabetes sin importar su situación laboral o de seguro, en todos los grupos demográficos, sin barreras y a un precio económico y predecible.

Nuestro trabajo de activismo se centra en la equidad: garantizar que las personas con diabetes tengan acceso a la atención abordando problemas como el racismo sistémico, los privilegios financieros y la discriminación en todas sus formas.

 

ESCRITO POR Julia Flaherty , PUBLICADO 02/02/22, UPDATED 05/04/23

Julia Flaherty es autora, escritora y editora de libros infantiles publicados, comercializadora digital galardonada, creadora de contenido y activista de la diabetes Tipo 1. Busca el primer libro de Julia, “Rosie Becomes a Warrior.” ("Rosie se convierte en guerrera"). A Julia le parece terapéutica la construcción de conexiones dentro de la comunidad de diabetes Tipo 1. Poder contribuir a su progreso le da alegría. Le encanta conectarse con las comunidades de diabetes, ser creativa y contar historias. A Julia le gusta hacer senderismo, viajar, trabajar en su próximo libro o sumergirse en un nuevo proyecto de arte en su tiempo libre. Conéctate con Julia en LinkedIn o Twitter.