¿Cómo Funciona la Insulina?

2/10/20
WRITTEN BY: Eugenia Araiza, Nutrióloga, Educadora en Diabetes
FacebookTwitter
 

 

¿Acabas de empezar a usar insulina por primera vez? Tu médico probablemente te haya dado una breve explicación de qué es la insulina y cómo funciona. Por lo tanto, es posible que tengas una idea de lo que es la insulina, pero si no, estás en un muy buen lugar para aprender sobre ella y cómo funciona en el cuerpo para manejar la glucosa. 

¿Qué es la insulina?

La insulina es una hormona producida en las células beta que se encuentran en el páncreas en respuesta a niveles elevados de nutrientes en la sangre. Regula los niveles de glucosa y hace impacto en la función de la grasa en el cuerpo. También influye en el papel de los aminoácidos. La insulina viene en varias formas, como de acción rápida, acción utrarápida, acción prolongada, acción intermedia y más. Está disponible en viales o plumas y la cantidad de insulina que uno necesita tomar depende de los niveles de glucosa, objetivos y la progresión de la diabetes Tipo 2. 

La función principal de la insulina

La función principal de la insulina es mantener los niveles de glucosa en la sangre entre 80 y 100 mg/dL. Piensa en la insulina como la llave de la puerta de una celda. Cuando comes, se libera insulina para transportar glucosa a varias células de todo el cuerpo, como las células musculares y grasas. Las células luego usan esa glucosa como energía para alimentar el cuerpo.

En la diabetes Tipo 2, la llave de insulina deja de funcionar y no puede transportar glucosa a las células. En otras palabras, la efectividad de la insulina se ve afectada y las células no pueden usar glucosa. En cambio, la glucosa se estanca y se acumula en la sangre, lo que lleva a niveles altos de glucosa en la sangre. Esto se conoce como resistencia a la insulina.

Esta es una manera simple de comprender el papel de la insulina en el desarrollo de la diabetes Tipo 2. 

Pero la insulina hace mucho más que eso. La insulina tiene efectos profundos sobre la función lipídica (grasa) en el cuerpo. Ayuda con la síntesis de ácidos grasos en el hígado. También previene la descomposición de la grasa en el tejido. ¿Has notado que has aumentado de peso o que es más difícil bajar de peso cuando comenzaste la terapia con insulina? Es porque la insulina tiene un efecto ahorrador de grasa e indirectamente promueve la acumulación de grasa.

Aprendamos más sobre la insulina

Profundicemos más en cómo funciona la insulina. La insulina necesita unirse a un receptor (la chapa de la puerta de la celda), que se encuentra en la membrana de la célula. El receptor está compuesto de dos partes llamadas subunidades en el exterior de la membrana. Está en el área donde la insulina se une al receptor y las subunidades. Esto activa el receptor y envía señales a través de dos vías que regulan las acciones reductoras de glucosa de la insulina. 

La primera vía, activa proteínas que regulan la función de los tejidos sensibles a la insulina, como los músculos. La segunda vía ayuda a la insulina a realizar su actividad principal de transportar glucosa a las células.

Cuando la insulina se une con el receptor, las partes (subunidades) mencionadas anteriormente se activan, iniciando una cascada de señales a través de dos vías que regulan la mayoría de las acciones de insulina asociadas. Una de estas vías actúa sobre la regulación del metabolismo energético de nuestro cuerpo, mediante la activación de algunas proteínas que participan en la regulación del funcionamiento de los tejidos sensibles a la insulina, pero no en la regulación del transporte de glucosa. La segunda vía realiza su actividad principal en el metabolismo de la glucosa y la grasa enviando señales que intervienen en el transporte de glucosa a las células.

La duración y el alcance de estas señales producidas por la acción de la insulina están altamente controladas por mecanismos autorreguladores. Promueve la función adecuada del metabolismo, el equilibrio energético y ayuda a mantener el peso corporal. De esa manera, si el cuerpo recibe una gran cantidad de glucosa a través de la comida, se activará un mayor número de receptores en las células para su uso o almacenamiento según sea necesario. Esto es importante porque garantiza que las células estén recibiendo glucosa adecuadamente. Cuando esta función se ve afectada, el cuerpo no puede usar la glucosa de manera efectiva. Y sabemos que esto conduce a un alto nivel de azúcar en la sangre y, finalmente, a la diabetes. 

Otras funciones de la insulina

Aminoácidos

¿Levantas pesas o haces entrenamiento de resistencia? Entonces es útil saber que la insulina ayuda a desarrollar los músculos al transportar aminoácidos en las áreas donde necesitas recuperación muscular.

Antes de comenzar, debes saber que además de ayudar a que la glucosa ingrese a las células de nuestro cuerpo, la insulina también ayuda a desarrollar los músculos al transportar aminoácidos, el material necesario para formarlos, a las áreas donde es necesario recuperar el tamaño y la fuerza muscular.

Sodio y potasio 

¿Has oído hablar de la bomba de sodio y potasio? Es un sistema regulador impulsado por ATP (energía) que mueve el sodio y el potasio en direcciones opuestas. La función principal de esta bomba es mantener el equilibrio de ácido y base para proteger tus riñones. Este proceso también ayuda a regular las contracciones del corazón y a proteger las células nerviosas. Entonces, ¿cómo participa la insulina en este proceso? Bueno, la insulina mejora la actividad de la bomba en los músculos, el hígado y los riñones.

¿Necesito insulina?

La diabetes Tipo 2 es una enfermedad progresiva, por lo que administrarte insulina no es inusual después de que los medicamentos orales ya no son suficientes. Si necesitas insulina o no, dependerá de la progresión de tu diabetes. Para tener una respuesta definitiva, deberás hablar con el médico. Sin embargo, la necesidad de insulina no es un fracaso para alguien con diabetes Tipo 2. La insulina es un medicamento que salva vidas y, a veces, no importa qué tan bien manejes la diabetes, con el tiempo, la insulina podría ser necesaria para mantener los niveles de glucosa dentro de un rango saludable.


Contenido relacionado:

La guía de insulinas para la diabetes Tipo 2

La insulina y el aumento de peso

Bombas de insulina para la diabetes Tipo 2

Haciendo el cambio a la insulina

 

 

 



Eugenia Araiza, Nutrióloga, Educadora en Diabetes

Eugenia es licenciada en Nutrición y es educadora en diabetes. Le diagnosticaron diabetes Tipo 1 hace 23 años. Actualmente trabaja en https://www.facebook.com/healthydiabetesmx/ https://www.healthydiabetes.mx Le gusta estudiar y ayudar a las personas a controlar su diabetes.