Complicaciones de Diabetes

1/3/19
FacebookTwitter
 

Desafortunadamente la verdad es que vivir con diabetes puede aumentar significativamente su riesgo de problemas de salud adicionales. Las complicaciones potenciales pueden desarrollarse con el tiempo si los niveles de glucosa en la sangre no se manejan de manera eficiente. Algunos de los riesgos para el cuerpo son ligeramente irritantes o debilitantes, mientras que otros son más graves y potencialmente mortales. ¿Las buenas noticias? Mantener tus niveles de glucosa en sangre en los rangos recomendados pueden prevenir estas complicaciones mayores:

Enfermedad Cardiaca (Salud Cardiovascular)

Las enfermedades cardiovasculares son la causa principal de muerte prematura en adultos con diabetes. La tasa de mortalidad por enfermedades cardiacas y el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares son aproximadamente 2 a 4 veces más altos en las personas con diabetes que en las que no tienen diabetes. Aproximadamente el 70 % de las personas con diabetes también tiene presión arterial alta.

Enfermedad renal

En las alteraciones del riñón en personas con diabetes (llamadas nefropatía diabética), las células y los vasos sanguíneos de los riñones sufren daños, afectando la capacidad de estos órganos para filtrar los desechos. Los desechos se acumulan en la sangre en lugar de ser eliminados. En algunos casos, esto puede provocar insuficiencia renal. Cuando los riñones dejan de funcionar, la persona tiene que filtrar su sangre con una máquina (un tratamiento llamado diálisis) varias veces por semana, o necesita un trasplante de riñón.

Sistema Nervioso

Usted puede tener un sistema nervioso sano si logra mantener su nivel de  glucosa en la sangre cerca del nivel adecuado, hace ejercicio en forma regular, no fuma, cuida bien de sus pies todos los días (información a continuación), pide que su proveedor de atención médica le examine los pies al menos cuatro veces al año y que le haga pruebas en los pies para determinar daños en el sistema nervioso al menos una vez al año.

Problemas Digestivos

La gastroparesia, que quiere decir “parálisis del estómago”, es un trastorno en el que el estómago demora mucho en hacer la digestión debido a daño en los nervios. Con frecuencia afecta a personas con diabetes tipo 1 ó 2.

Los signos y síntomas de la gastroparesia son acidez estomacal, náuseas, vómito de alimentos no digeridos, sensación de plenitud al comenzar a comer, pérdida de peso, molestias abdominales, niveles de glucosa en la sangre erráticos, falta de apetito, reflujo gastroesofágico y espasmos en las paredes del estómago.

Problemas en los pies

Los daños en el sistema nervioso, los problemas de circulación y las infecciones pueden causar graves complicaciones en los pies de la gente que tiene diabetes. En ocasiones, los daños en los nervios pueden deformar los pies, haciendo que en los puntos de presión salgan ampollas, llagas o úlceras. La mala circulación puede hacer que estas lesiones tarden en sanarse. Esto puede llevar a una amputación de los dedos del pie, el pie o la pierna.

Salud sexual

Muchas personas con neuropatías diabéticas pueden tener problemas para mantener relaciones sexuales. Por ejemplo, en los hombres puede haber dificultad para mantener una erección o eyacular. En las mujeres puede ser que haya problemas de respuesta sexual y lubricación vaginal. Los hombres y mujeres con diabetes pueden contraer infecciones urinarias y problemas de vejiga más frecuentes que otras personas.

Salud oral

Usted puede ayudar a mantener su salud oral si logra mantener su nivel de glucosa en la sangre cerca del nivel adecuado, mediante el cepillado de dientes al menos dos veces al día y mediante el uso de hilo dental una vez al día. Mantenga limpias sus dentaduras postizas. Hágase una limpieza y un examen dental dos veces al año, y dígale a su dentista si tiene diabetes. Consulte a su dentista en caso de tener problemas como enrojecimiento de las encías, dolor, sangrado, o si las encías se separan de los dientes; si tiene una posible infección en los dientes o siente dolor al usar la dentadura postiza.

Salud Visual

Hay muchas cosas que usted puede hacer para prevenir problemas en los ojos. Un estudio reciente demostró que al mantener en un nivel normal su glucosa en la sangre se puede prevenir o retrasar la aparición de la retinopatía diabética. También es importante mantener bajo control la presión arterial. La detección y el tratamiento tempranos de las complicaciones en los ojos pueden ayudar a salvar la vista.

Lo ideal es que un médico de los ojos le haga un examen con la pupila dilatada al menos una vez al año. El doctor le aplicará gotas en los ojos para agrandar (dilatar) sus pupilas y examinar la parte de atrás de sus ojos. El examen buscará signos de cataratas o glaucoma, que suelen ser las complicaciones más frecuentes en las personas con diabetes que en las que no tienen la enfermedad.

Dado que la retinopatía diabética se puede desarrollar sin que presente síntomas, es importante hacerse chequeos periódicos de los ojos para detectar problemas en forma oportuna. Algunas personas pueden notar signos de cambios en la vista. Si usted tiene dificultad para leer, visión borrosa o si ve aros alrededor de las luces, manchas oscuras o chispas de luz, puede ser que tenga problemas en los ojos. Asegúrese de informarle a su equipo de atención médica o a su oculista sobre los problemas que pueda tener con su visión.

Piel

Las infecciones bacterianas, tales como orzuelos, furúnculos, infecciones de los folículos pilosos, y las infecciones profundas de la piel y las uñas son comunes sin el manejo adecuado de los niveles de azúcar en la sangre. Las infecciones por hongos (infecciones por hongos) son otra posible complicación cutánea, dando lugar a erupciones cutáneas que se manifiestan en los pliegues cálidos y húmedos de la piel, como debajo de los pechos, entre los dedos de las manos y los pies, en las axilas y en el prepucio en hombres incircuncisos . La picazón localizada también puede ser un síntoma de la diabetes, causada por una infección por levaduras, piel seca o mala circulación, lo que hace que las partes inferiores de las piernas sean las más irritadas.