Consejos para reducir el distrés de la diabetes: Acciones diarias de autocuidado


 2019-07-20

La depresión es muy común en la diabetes tipo 2. De hecho, se ha referido a ello como el fenómeno de ‘la gallina y el huevo’, refiriéndose a ¿qué vino primero? Esto se debe a que muchos síntomas de depresión representan factores de riesgo para la diabetes tipo 2 (lidiar con la comida, comer en exceso, malos hábitos de sueño, falta de energía y comportamiento sedentario subsecuente, etc.). 

Lo que es muy interesante es que algunos de los tratamientos principales para la depresión son los mismos que para mejorar la salud y el manejo de la diabetes: ¡hacer ejercicio y comer bien! El ejercicio es un antidepresivo natural y la comida poco saludable solo contribuye más a sentirse mal con uno mismo. Es por eso que una gran parte de mi trabajo es ayudar a las personas a adoptar comportamientos más saludables porque tiene un impacto positivo tanto en el aspecto mental como en el físico. Y, cuando las personas tienen un mejor control de la glucosa en la sangre, se sienten mejor físicamente porque experimentan menos niveles altos y bajos o de hecho son capaces de mantenerlo dentro del rango objetivo. 

Los trastornos de la alimentación y la diabetes

En mi trabajo veo muchos trastornos de alimentación compulsiva y síndrome de alimentación nocturna. También veo a muchas personas que simplemente toman malas decisiones sobre los alimentos (una serie de causas, la educación es una de las más importantes), pero lo más común son los hábitos alimenticios desordenados que tal vez no necesariamente cumplen con los criterios de un trastorno alimenticio, pero que están fuera de los hábitos alimenticios tradicionales. 

Veo que a menudo se demuestra al saltarse comidas y pasar largos períodos de tiempo sin comer. ¡Saltarse el desayuno o pasar todo el día sin comer hasta la hora de la cena es muy común! El problema es que eso pone a las personas en problemas serios. Cuando esperamos hasta que nos estamos “muriendo de hambre”, (1) nunca tomamos buenas decisiones y (2) comemos de más. Esto también prepara el escenario para que las personas coman si se despiertan por la noche. 

Por supuesto, todo esto se remonta a algunas de las cosas que mencioné anteriormente… vivimos en un mundo ocupado y estresante. Tomarse el tiempo para realmente detenerse y comer, y peor aún planificar y preparar las comidas, puede ser abrumador y para algunos parece casi imposible. Es importante educar a las personas sobre estos comportamientos y crear estrategias que funcionen para ellas y su vida, así como establecer metas pequeñas y progresivas.

Consejos para reducir la angustia de la diabetes: actos cotidianos de autocuidado

Aprecia todo lo que pasas para manejar tu diabetes.

Esto puede sonar ridículo, pero considera algunos de los aspectos positivos de tener diabetes … (me hace más resistente, mejor en las matemáticas, me obliga a cuidar lo que como, a ser más disciplinado).

Utiliza afirmaciones positivas y recordatorios. Me gusta usar un marcador de borrado en seco en el espejo de mi baño para escribir afirmaciones y citas motivadoras. 

No permitas que la diabetes te controle o te defina.

Tú eres mucho más que solo la diabetes, más que los números. Crea una declaración o descripción personal de quién eres. 

Haz tu mejor esfuerzo, pero no dejes que los números te depriman.

La glucosa en sangre, la A1c, estos son solo datos. Concéntrate en tus comportamientos que influyen en el azúcar en la sangre (lo que puedes hacer al respecto) en lugar de los números reales en sí. 

Toma responsabilidad.

Nadie espera que lo hagas por tu cuenta, pero nadie puede hacerlo excepto tú.

Haz tu mejor esfuerzo para manejar tu salud en general.

Come bien, haz ejercicio, toma tus medicamentos. Esto no solo ayudará con tu salud y el manejo del azúcar en la sangre, sino que también ayudará a manejar el estrés y mejorar la salud mental. Esto si que es un buen truco, son cosas solamente positivas para la mente y el cuerpo.

Continúa aprendiendo.

La educación para el automanejo de la diabetes se aconseja periódicamente. Incluso si la has tenido en el pasado, todos necesitamos actualizaciones. Además. ¡Las cosas cambian! Los avances en las investigaciones y los estándares de tratamiento siempre se actualizan. ¡Tú cambias! Con el tiempo y la edad, las necesidades relacionadas con la diabetes pueden cambiar. “Una mayor conciencia de nuestra diabetes nos da claridad en lugar de culpar a la misma enfermedad”. 

Conéctate con otros.

Es útil saber que no estás por tu cuenta y que otros tienen experiencias similares a la tuya. Habla con otros ya sea en persona (un conocido, amigo, o familiar, en un grupo de apoyo) o en línea.  

No tengas miedo de pedir ayuda o de preguntar si lo que sientes es normal. Incluso si solo le preguntas a tu médico. 

La mayoría de los proveedores de atención médica no preguntan directamente por tu salud mental. No tienen el entrenamiento ni el tiempo y pueden temer “abrir una caja de Pandora”. Pero pueden hacerlo. 

¡Recuerda que manejar tus emociones es tan importante como manejar tu azúcar en la sangre!

Sabemos que si tus emociones y tu salud mental están teniendo problemas, es probable que tu salud física, azúcar en la sangre y conductas saludables también los tengan.

Pide ayuda profesional.

Encuentra un proveedor de salud mental que entienda la diabetes (utiliza una herramienta como el directorio de proveedores de salud mental de la Asociación Americana de la Diabetes). Si tu conflicto no está necesariamente relacionado con tu diabetes, sino con otros problemas, como los retos en las relaciones, la ansiedad, el estrés, el dolor (o simplemente la vida). Conectarte con un proveedor de salud mental que no trate específicamente la diabetes puede ser igual de útil. Habla con tu médico o endocrinólogo, probablemente conozcan un buen recurso. 


Comunícate conmigo por teléfono, 843-883-2400, o envíame un correo electrónico a alexis@dotscoaching.life. Echa un vistazo a mi sitio web para más información www.dotscoaching.life. Y asegúrate de seguirme en Facebook e Instagram para ver más contenido @diabetes_therapist.

 

ESCRITO POR Alexis Elliott, LCSW, LISW-CP, CDE, PUBLICADO 07/20/19, UPDATED 09/27/22

Alexis es trabajadora social clínica con licencia, educadora certificada en diabetes y especialista en educación para la salud. Su lema es "¡No solo sobreviva con diabetes ... prospere!" Obtuvo su licenciatura en promoción de salud en Coastal Carolina University y su maestría en trabajo social en University of North Carolina Wilmington.