¿Qué Son las Complicaciones de la Diabetes y Qué las Causa?


 2021-12-17

Este contenido educativo es presentado por ADA x BT1 Collab.


Se ha editado la transcripción de la entrevista original en inglés por razones de longitud y claridad

 

Ginger Vieira: Bienvenidos a las Conversaciones de Colaboración con la Asociación Americana de la Diabetes y Beyond Type Tipo 1. Soy Ginger Vieira, y hoy me acompaña el Dr. Marlon Pragnell, Vicepresidente de Investigación y Ciencia de la Asociación Americana de Diabetes. Gracias por aceptar esta invitación.

Dr. Marlon Pragnell: Gracias. Es un placer estar aquí. Gracias.

Me encantaría hablar con usted sobre las complicaciones de la diabetes y sus causas y, por supuesto, sobre lo que podemos hacer para prevenirlas. Complicaciones de la diabetes. ¿Puede decirme qué son? A la gente se le dice esa frase cuando se le diagnostica. Hay que prevenir las complicaciones. Lo oímos en todas partes. ¿Puede explicar qué son realmente?

En el caso de muchas personas, las complicaciones de la diabetes se producen como resultado de niveles elevados de glucosa (azúcar)  en sangre. (Algunas personas pueden desarrollar complicaciones incluso con niveles de glucosa en sangre bien manejados). Así que si a una persona se le diagnostica diabetes, la característica principal es que sus niveles de glucosa o azúcar en están elevados. Esa glucosa o azúcar tiene un daño importante en las células del cuerpo, las daña de diferentes maneras. Principalmente pensamos que el daño podría ser más… relacionado con que los vasos sanguíneos se dañan, los nervios se dañan, etc., y eso podría llevar a una serie de problemas diferentes en distintas partes del cuerpo.

Por ejemplo, en primer lugar, se podría pensar en la enfermedad renal,  el daño renal. Un nivel elevado de glucosa en sangre puede provocar daños en los riñones. Los riñones tienen este complejo filtro para la sangre, deshaciéndose de todas las cosas que no necesitas en la sangre y reteniendo las cosas que sí necesitas. Los riñones son órganos increíblemente importantes para mantenernos en equilibrio, y la glucosa elevada en sangre realmente daña el riñón y lo hace menos capaz de crear un filtro. En realidad el filtro se rompe, y lo que ves, en realidad, una de las características clave para ver si tienes daños en los riñones es que empiezan a ser menos buenos filtros.

Así, por ejemplo, lo que normalmente pasa por el riñón vuelve al cuerpo, en realidad empieza a salir del cuerpo. Lo orinas. Así que puedes ver, por ejemplo, que las proteínas se filtran y salen en la orina. Por ejemplo, una persona podría, si va a orinar y de repente ve muchas burbujas en el agua, por ejemplo, eso es mucha proteína saliendo.

¿De verdad?

Sí, sí. Quiero decir, es como burbujas en el agua debido a la cantidad de proteína que sale. Así que la cosa es que el alto nivel de glucosa (azúcar) en sangre puede dañar los riñones y realmente, un desafío con eso, el riñón, es en realidad esto es invisible.

Pero las complicaciones renales ocurren muy, muy lentamente y de repente, después de un número de años, se pone realmente mal. Y luego hasta el punto de tener que ir a diálisis. Todo eso se puede prevenir. Creo que las cifras son, por ejemplo, en términos de número de personas con diabetes, 30% de las personas con diabetes aquí en los Estados Unidos tienen algún nivel de daño renal.

Oh, vaya.

Eso no es realmente grave, es una especie de etapas tempranas. Pero la gente está en alguna etapa de daño renal, debido al nivel elevado de glucosa (azúcar) en sangre. Y querrás evitar eso. Y la mejor manera de evitarlo, obviamente, es manejando de forma óptima los niveles de glucosa en sangre. Sin embargo, lo que estamos viendo es que cuanto más altos son los niveles de glucosa, más daño hay los riñones y más rápida es la progresión hacia la insuficiencia renal, el daño renal. Todo eso puede evitarse trabajando en el manejo de la glucosa.

Bien. Entonces esto es la enfermedad renal. ¿Cuál es otra complicación frecuente de la diabetes?

La enfermedad ocular. El asunto con la enfermedad de los ojos es, seremos un poco repetitivos, que los niveles elevados de glucosa (azúcar) en sangre pueden dañar los ojos, y como mencioné el riñón, los niveles elevados de glucosa (azúcar) daña los vasos sanguíneos, también daña los nervios.

Y así, con el tiempo, lo que puede suceder es que los vasos sanguíneos en el ojo pueden debilitarse y dañarse y empezar a abultarse y prácticamente gotear también, y eso puede crear daños en la parte posterior del ojo.

Y además, como el cuerpo siempre intenta compensar el daño, pueden tambiénempezar a formarse nuevos vasos sanguíneos en el ojo, lo que crea más problemas y puede provocar desprendimientos de retina,. Así que sí, el ojo es una zona muy sensible. Hay ciertas partes del cuerpo que son más susceptibles que otras a las complicaciones.

Así que los niveles elevados de glucosa (azúcar) en sangre son perjudiciales.

Exactamente. Por ejemplo, otra parte de nuestro cuerpo donde encontramos nervios son las manos y los pies, ¿verdad? Debido a que la glucosa elevada en sangre daña los nervios allí,  estos comienzan a dejar de conducir la información de forma adecuada por lo que podría presentarse el caso de no sentir los pies tan bien. Podrías tener lo que llamamos sensibilidad reducida. Y también los vasos sanguíneos pueden tener un impacto negativo en la curación de úlceras. Podrías entonces dañar tus dedos de los pies y ni siquiera saber te has lastimado. Y por eso, obviamente en esa etapa, quieres asegurarte de cuidar muy bien tus pies y demás.

Pero, de nuevo, todo vuelve a disminuir, y retrasar la aparición de estas complicaciones mediante el manejo adecuado de los niveles de glucosa en la sangre. Hemos hablado ya de los nervios, tenemos nervios en las manos y los pies. Pero también tenemos nervios en el resto del cuerpo, en tu torso, ¿cierto? Tenemos nervios que controlan tus intestinos y tu digestión.

Así que, por ejemplo, cuando se ingiere comida, los nervios también están implicados en la propulsión de los alimentos a través del tracto intestinal, moviéndolos. Si tienes daños en los nervios generados por los niveles elevados de glucosa en sangre, estos no funcionan tan bien. Así que el paso regular y sin contratiempos de los alimentos a través de los intestinos se ve afectado. Se bloquea, se ralentiza. Y eso puede representar problemas también para el manejo de la diabetes, porque muchas veces, cuando se trabaja en el manejo de los niveles de glucosa en sangre, se necesita planificar la administración de insulina para los tiempos de comidas. Así que si no tienes ese flujo regular garantizado de alimentos a través de los intestinos, eso hace que sea difícil decidir la cantidad de insulina que tendrás que dosificar.

Y volviendo un poco a la causa de las complicaciones y los niveles elevados de glucosa (azúcar) en sangre, sabemos a través de décadas de investigación que mantener una A1C por debajo de 7% puede generalmente prevenir o retrasar de forma importante el desarrollo de la mayoría de las complicaciones de la diabetes. 

De hecho, una cosa que es interesante es que mantener la A1C baja podría ser importante, pero una cosa que es sorprendente es que cada aumento en el porcentaje de A1C aumenta de forma importante el riesgo de desarrollar complicaciones. Es casi exponencial. No es lineal. En realidad, entre más alto es este porcentaje, más riesgo hay de desarrollarlas.  Así que si tienes como objetivo 7% o menos, estarás reduciendo en gran medida el riesgo de complicaciones, pero cada punto porcentual por encima de esta cifra aumentará el riesgo de daño renal, el aumento de daño ocular, la enfermedad cardiovascular también.  Bueno, este es un tema que aún no abordamos.

En cada paso del camino de la diabetes, cada vez que eres capaz de manejar de mejor forma tus niveles de glucosa, estás haciendo un gran esfuerzo hacia el retraso de la progresión de las complicaciones, ya sea retinopatía, ya sea enfermedad renal, ya sea enfermedad cardiovascular.

Sea cual sea el estado de tu diabetes, puedes hacer algo al respecto. Llevo muchos años dedicándome a la investigación de las complicaciones, y los fármacos que se están desarrollando para proteger los riñones, etc., son muy interesantes. Pero el fármaco más potente que puedes utilizar son todos los cambios en tu alimentación e incorporar ejercicio a tu vida … en cada etapa de tu camino hacia la diabetes.

Y lo bueno es que tampoco tienes que hacerlo solo. Si crees que estás en riesgo, sólo tienes que hacer el test de riesgo de diabetes, por ejemplo. Pero además tenemos mucha información sobre cómo puedes encontrar apoyo para desarrollar estilos de vida saludables. Es muy importante. Creo que, volviendo a lo que dije antes, una onza de prevención vale más que una libra de cura. La gente tiene mucho poder y hay muchas cosas que se pueden hacer para prevenir la progresión de la diabetes, en cualquier etapa en la que se encuentre.

Sí, claro. Gracias. Eso es enormemente importante mientras cada uno de nosotros sigue con su día.

Es importante porque salva vidas.

Muchas gracias, Dr. Pragnell, por profundizar en las complicaciones y en lo que podemos hacer para protegernos. 

Gracias a ustedes.

 

ESCRITO POR Ginger Vieira, PUBLICADO , UPDATED 12/17/21

Ginger Vieira es una autora y escritora que vive con diabetes Tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluidos "When I Go Low" (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), "Pregnancy with Type 1 Diabetes" (El embarazo con diabetes Tipo 1) y "Dealing with Diabetes Burnout" (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Ginger también ha escrito para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.