Ejercicios para Personas con Neuropatía Periférica

1/2/20
WRITTEN BY: Eugenia Araiza, Educadora en Diabetes, Nutrióloga
FacebookTwitter
 

 

Sabemos que el ejercicio es una parte fundamental en el tratamiento de la diabetes ya que nos ayuda a disminuir la resistencia a la insulina y a mejorar los niveles de glucosa en nuestra sangre. Pero, ¿Qué pasa si tenemos neuropatía periférica, podemos hacer ejercicio? ¿Qué tipo de ejercicio podemos realizar que nos ayude y no nos ponga en riesgo?

Una de las complicaciones de la diabetes es la neuropatía periférica y, aunque no nos gusta escuchar de ella es importante que sepamos en qué consiste y cómo nos puede afectar.  Neuropatía quiere decir enfermedad o daño a los nervios y cuando sucede fuera del Sistema Nervioso Central se habla de neuropatía periférica. La neuropatía puede afectar los nervios que dan la sensibilidad (neuropatía sensorial) o que causan el movimiento (neuropatía motora), si afecta a ambos se denomina neuropatía sensitivomotora.

La polineuropatía sensitivomotora es un proceso que daña las neuronas, las fibras nerviosas (axones) y las cubiertas de los nervios (vaina de mielina) lo cual provoca retardo en la conducción de las señales nerviosas pudiendo ocasionar que el nervio deje de funcionar causando dolor, cosquilleo o adormecimiento, debilidad muscular y fatiga. 

Ahora bien, ¿se puede hacer ejercicio con neuropatía diabética?

El ejercicio regular ayuda a todos porque trabajará en la reducción de los niveles de glucosa en sangre, ayuda a mantener un peso sano y además, la activación del cuerpo contribuye en nuestro estado de ánimo y nos ayudará  sentirnos con más energía.

Cuando tenemos algún daño en los nervios nos preguntamos si es seguro hacer ejercicio ya que la neuropatía diabética al dañar las terminaciones nerviosas e inhibir el dolor no nos permite identificar si estamos haciendo algo mal que nos pudiera estar lastimando o bien, en ocasiones la neuropatía causa dolor lo cual hace difícil poder disfrutar el hacer ejercicio. 

De acuerdo a un estudio realizado en el 2006 y publicado en el Journal of Diabetes Complications, si existe presencia de dolor en los pies, los brazos, las manos y/o las piernas, el ejercicio hace que el daño a los nervios se retrase. Lo cual quiere decir que, aunque causen dolor, es más útil hacer ejercicio moderado 4 veces a la semana a no realizar ningún tipo de actividad física.

Cuando decidas comenzar un programa de ejercicios si tienes neuropatía diabética o si tienes sospechas de tenerla necesitas considerar:

  • Visita a tu médico si tienes sospechas de tener neuropatía o si sientes dolor en los brazos, piernas o brazos. Antes de realizar cualquier actividad física en un programa estructurado o no, es importante que el médico evalúe tu corazón, ojos y pies ya que la mayoría de las personas que vivimos con diabetes tenemos mayor riesgo de presentar complicaciones cardíacas.
  • Revisa tus niveles de glucosa antes y después de hacer ejercicio para reconocer cómo reacciona tu cuerpo ante la actividad física y el médico pueda hacer ajustes.
  • Evitar hacer ejercicio de alto impacto, que impliquen brincos como básquetbol o correr
  • Preferir ejercicios de bajo impacto como el nadar, la bicicleta, yoga o pilates ya que de esta forma no estarás causando una mayor presión directamente a los nervios y no tendrás tanto miedo del dolor que te pudiera estar causando la neuropatía.
  • Considera hacer ejercicios de bajo impacto como nadar, bicicleta y yoga. De esta manera no tendrás tanto miedo del dolor que causa la neuropatía ni temerás si padeces de disminución o pérdida de sensibilidad. Estos ejercicios te permiten estar en control.
  • Algunos ejercicios de fortalecimiento sin peso como ejercicios con ligas, estos mejoran moderadamente la fuerza muscular en personas con neuropatía.
  • Revisar tus zapatos deportivos y calcetines, de esta forma podrías observar si existiera alguna piedrita en el zapato o tejido en el calcetín que te pudieran causa una lesión y no la sintieras mientras haces ejercicio.
  • Revisar tus pies después de hacer ejercicio para poder identificar si existiera alguna lesión, en caso de que exista ir con el médico.

 

Lo más importante de hacer ejercicio es disfrutarlo y pensar que además de hacerle un bien a nuestra salud es un espacio para estar con nosotros, es un momento en el que nos decimos y nos demostramos el amor que sentimos por nosotros al estar tomando acciones de autocuidado.

 

Referencias

https://www.cochrane.org/es/CD003904/ejercicio-para-personas-con-neuropatia-periferica

https://www.vidaysalud.com/se-puede-hacer-ejercicio-con-neuropatia-diabetica/



Eugenia Araiza, Educadora en Diabetes, Nutrióloga

Eugenia es licenciada en Nutrición y es Educadora en Diabetes. Ella fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 hace 23 años. Actualmente trabaja en Healthy Diabetes https://www.facebook.com/healthydiabetesmx/ https://www.healthydiabetes.mx Ella disfruta mucho estudiar y ayudar a otros en el manejo de sus diferentes tipos de diabetes.