Los Tacos: Razones por las que Podemos Comerlos


 

 

Los tacos son una comida muy popular no solamente en México sino en todo el mundo. Se han modificado las formas, el tipo de tortilla e incluso las salsas. Los tacos se han adaptado a cada rincón del planeta y a todos los gustos pero lo que no ha cambiado es la fama de que, además de ser un alimento delicioso son poco nutritivos.

Esto es falso. Incluso podríamos decir que los tacos pueden formar parte de una alimentación balanceada, lo importante es hacer ciertos ajustes en la preparación.

Pero, ¿cómo pueden los tacos ser una comida balanceada?

La respuesta es muy sencilla y a continuación te daremos algunos argumentos. Primero, los tacos contienen prácticamente todos los grupos de alimentos que una comida debería llevar como:

  • Producto de origen animal – carne que bien puede ser de res, pollo, cerdo o incluso pescado.
  • Cereales – tortilla de maíz
  • Verdura – salsa, cebolla, jitomate e incluso en algunos lugares usan lechuga.
  • Grasa – la empleada para la preparación de los mismos que les da justo ese sabor especial.
  • Fruta – si son al pastor se suele usar piña y algunas salsas también la emplean para darle un toque único.
  • Leguminosas – siendo el preferido el frijol.

Entonces ¿por qué esa mala fama de no ser saludables?

Todo está en las cantidades. Como sabemos ya,  todo debe ser con medida y generalmente los tacos que se encuentran en la calle tienen exceso de grasa debido a su preparación. El tipo de grasa que emplean que generalmente es manteca pero también la calidad de la carne determinará la cantidad de grasa que contiene y, tristemente, en los puestos de tacos, no siempre se elige la más saludable en ese sentido.

Otro aspecto para considerar a los tacos saludables o no es la higiene. Comer tacos en la calle no siempre es higiénico ya que el alimento se encuentra a la intemperie pudiendo caerle tierra o polvo que se encuentra en ella. Además es muy importante el manejo de las salsas y la verdura que se suele poner en ellos.

¿Cómo podemos entonces hacer de nuestros tacos unos “tacos saludables”?

Preparar tacos en casa y además cuidar la higiene y poder hacerlos para una gran variedad de gustos deberá incluir que podemos elegir la calidad de la carne, grasa, verdura, cereal que queramos emplear de acuerdo al estilo de alimentación que llevemos.

Veamos algunas opciones:

  • Taco tradicional – Elegir la tortilla que más nos guste. Aunque en algunos países se utiliza la tortilla de harina recuerda que esta tiene un mayor contenido de hidratos de carbono que impactará en tus niveles de glucosa en sangre por lo que te sugerimos utilizar tortilla de maíz siempre que te sea posible. Este taco puede ir con el guisado que más se nos antoje y acompañarlo con la salsa y verdura tradicional como sería la cebolla y el cilantro previamente desinfectado.
  • Tacos sin hidratos de carbono – Utilizar lechuga para remplazar la tortilla. Para este tipo de taco podrás usar hojas de lechuga como si fueran las tortillas. Puedes rellenarlas de la carne que prefieras poniéndole además la salsa y otra verdura que desees.
  • Tacos bajos en carbohidratos – Utiliza en estos tacos tortillas de nopal. Dependiendo la marca la tortilla de nopal contiene cerca de la mitad de calorías y carbohidratos que una tortilla de maíz tradicional y esto es debido a que es una mezcla entre harina de nopal y de maíz.
  • Tacos vegetarianos – Opta por hacer uso de preparados de soja que saben a carne o bien pueden ser de deliciosas rajas poblanas con crema.
  • Tacos cuaresmeños – para aquellos que prefieren comer pescado o mariscos. Los tacos de camarón son muy famosos en zonas costeras de México.

Y si quieres comer tacos en la calle hay algunas cosas que te podemos aconsejar:

  • Observa la higiene del establecimiento en el que estás comprando. Analiza los procesos de cobro de la cuenta (lo mejor sería que tuvieran a alguien que cobre y no tenga contacto con los alimentos), la calidad y cómo es la manipulación de los alimentos así como la higiene de las manos de quien prepara los alimentos.
  • Prefiere carnes con bajo contenido de grasa.
    Si te es posible solicita que preparen tu taco sin agregar grasa, aún así tomarán algo de grasa de la plancha pero será en menor cantidad.
  • Generalmente los tacos vienen con dos tortillas (conocida en la Ciudad de México como copia), come solo una una tortilla o bien, divide el taco en dos, así sentirás que estas comiendo el doble pero en realidad es solo un taco.

Como puedes ver, los tacos son atemporales puedes consumirlos en cualquier época del año y siempre son una alternativa rápida, sencilla y económica para comer.

Te recomendamos platicar sobre los tacos la próxima vez que visites a tu nutriólogo o Educador en Diabetes en caso de que quieras incluirlos de forma inteligente en tu plan de alimentación.

Pero si vas a comer tacos has de ese momento algo especial.

Recuerdo que mi papá tenía un ritual para hacer los tacos y justo en este mes mexicano les hacía honor picando el cilantro, la cebolla y el jitomate y acomodándolo decorativamente en forma de bandera. En cuanto veíamos esos tres colores en la tabla de picar sabíamos que cenaríamos tacos esa noche.

ESCRITO POR Eugenia Araiza, Educadora en Diabetes, Nutróloga, PUBLICADO 09/16/20, UPDATED 09/16/20

Eugenia es Licenciada en Nutrición especializada en Diabetes y Educadora en Diabetes. Ella fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 hace 25 años, es creadora de Healthy Diabetes. Disfruta mucho estudiar y ayudar a otros en el manejo de sus diferentes tipos de diabetes. Ama el estudio, el manejo de la diabetes Tipo 1 y la nutrición. Disfruta escribir especialmente sobre el impacto de la diabetes en su vida. Vive rodeada de amor en una familia compuesta por Luis Felipe, quien vive con diabetes tipo LADA y su hijo adolescente Índigo.