Hipoglucemia y Actividades al Aire Libre


 

 

 

La palabra hipoglucemia es un término para describir el nivel bajo de azúcar en la sangre. Para las personas con diabetes, se considera hipoglucemia a cualquier nivel de glucosa (azúcar) en sangre por debajo de 70 mg/dL. Esto puede ser causado por varias razones: actividad física, un mal cálculo de la relación de insulina con carbohidratos, pasar largos períodos de tiempoen ayuno o no haber consumido alimentos con carbohidratos, y otras razones. La hipoglucemia puede ocurrir en cualquier momento, especialmente si estás disfrutando de actividades al aire libre.  La hipoglucemia grave puede manifestarse como aturdimiento, confusión o mareos, temblores, convulsiones o pérdida del conocimiento. Si no se trata a tiempo o adecuadamente, puede ser fatal. 

Los efectos hipoglucémicos de los deportes y el ejercicio pueden ser difíciles de notar debido al aumento de adrenalina producida durante la actividad física. Además, a medida que el clima se va tornando más caliente y porque estás más activo al aire libre, los síntomas de la hipoglucemia pueden imitar la respuesta del cuerpo al calor y también dificultar la identificación de la hipoglucemia cuando está ocurriendo.

Sabemos que tienes una vida que vivir, y si estás leyendo esto, probablemente te guste salir y disfrutar de actividades al aire libre. El objetivo de este artículo es acerca de cómo prevenir y tratar la hipoglucemia cuando practicas deportes, caminatas, campamentos o cualquier actividad divertida que te guste. 

Antes de comenzar la nueva actividad: 

  1. Controla tu nivel de azúcar en la sangre: si tu nivel de azúcar en la sangre ya está bajo, espera hasta que alcances los niveles normales. 
  2. Empaca tabletas de glucosa, bebidas o refrigerios para que actúen como carbohidratos rápidos. 
  3. Mantén tiras reactivas y lancetas adicionales o establece alertas en tu dispositivo de MCG para que te notifique sobre un nivel bajo de azúcar en la sangre.  
  4. Informa a tu contacto de emergencia de dónde estás y qué estás haciendo. Ponte de acuerdo con la persona para que verifique tu estado si tu actividad es bastante extenuante o si vas a una ubicación relativamente remota. 

Si es necesario, comunícate con tu médico para consultar sobre otros medicamentos que debes llevar contigo, como glucagón.

Durante la actividad: 

  1. Mide tu nivel de azúcar en la sangre regularmente y ajusta la intensidad de tu actividad según sea necesario. 
  2. Ajusta las dosis de insulina (insulina basal o en bolo) según sea necesario o según lo recetado por tu médico. 
  3. Permanece energizado con refrigerios y bebidas para evitar niveles bajos. 
  4. Mantén un registro de tus suministros de diabetes y asegúrate de que estén almacenados a temperaturas de acuerdo con las instrucciones del fabricante. 
  5. Tómate un descanso o para si comienzas a sentir los síntomas de la hipoglucemia. 

En caso de que midas tu nivel de azúcar en la sangre o sientas los síntomas de hipoglucemia severa, y no puedas ingerir carbohidratos o tu azúcar en la sangre no aumente con los carbohidratos, considera usar el glucagón. El glucagón está disponible como un inyectable o como un aerosol nasal seco, llamado Basqimi, que puede ser administrado por otra persona en una situación de emergencia. En caso de emergencia, llama al 911 si sientes los síntomas de una hipoglucemia grave y lleva contigo un plan o kit de preparación para desastres. También alerta a otras personas de donde almacenas tu glucagón y de cómo usarlo en una situación de emergencia.

¿Qué pasa si estoy viajando? 

Si bien este artículo se centra en actividades al aire libre, es importante saber acerca del nivel bajo de azúcar en la sangre mientras viajas al extranjero. La hipoglucemia ocurre en hasta el 10 por ciento de las personas con diabetes que dependen de la insulina durante los viajes al extranjero o dentro de las primeras 24 horas después de llegar a una nueva ubicación. Las posibles razones incluyen cambios en tu dieta, cambios o ajustes incorrectos a las dosis de insulina y la elección del momento oportuno para hacerlo. Para las personas con bombas de insulina, los cambios en la presión del aire pueden afectar la administración de insulina .

Puedes llevar tus suministros para la diabetes a la TSA (Administración de Seguridad en el Transporte, por sus siglas en inglés) para que sean examinados. Sin embargo, antes de pasar por el punto de control de seguridad, lo mejor es que le notifiques al agente que llevas suministros médicos. Además, querrás tener tu glucagón, o tabletas de glucosa, contigo y no en el equipaje despachado en caso de que tengas una emergencia en el avión; la mayoría de las principales aerolíneas no tienen glucagón disponible

 

ESCRITO POR T'ara Smith, PUBLICADO 10/02/19, UPDATED 02/21/20

T'ara fue diagnosticada con diabetes Tipo 2 en julio de 2017 a la edad de 25 años. Desde su diagnóstico, centró sus estudios académicos y su carrera en concientizar sobre la diabetes y en vivir una vida plena con ella. Está emocionada de haberse unido al equipo Beyond Type 1 para continuar su trabajo. Dos años más tarde, T'ara descubrió que había sido diagnosticada erróneamente con diabetes Tipo 2 y en realidad tiene LADA. Fuera de la oficina, a T'ara le gusta ir al cine, visitar parques con su perro, escuchar BTS y cocinar increíbles comidas saludables. T'ara tiene una maestría en educación nutricional de la American University.