Imagen Corporal + DT2: No Necesitas ser Flaco (a) para Ser Saludable


 

En comparación con las personas que viven sin diabetes, las personas con diabetes tipo 2 pueden tener más dificultades para practicar la positividad corporal. Esto se debe a que vivir con una enfermedad crónica puede dificultar a veces verse a sí mismo como perfecto. Si bien es importante trabajar para estar saludable y mejorar siempre es un objetivo, recuerde: mirar de cierta manera no refleja necesariamente la salud. Muchas personas extremadamente activas y en forma se ven como figuras”promedio” según los estándares equivocados y exagerados de nuestra sociedad actual y están pateando traseros todos los días. No tienes que ser demasiado delgado para prosperar y vivir una vida saludable, en forma y llena de diversión.

Efecto de las Redes Sociales

Vivir con una enfermedad todos los días puede ser estresante. Agregar presión social para lucir perfecto y proyectar públicamente y a diario esta perfección puede empeorar la situación. Las redes sociales desempeñan un papel muy importante en esto, especialmente cuando se trata de la condición física, que se ha convertido en un pilar fundamental de las redes sociales. Muchos de nosotros caemos en el engaño  por la forma en que los demás se perciben a si mismos en Instagram y estamos dispuestos a sentirnos mal con nosotros mismos, especialmente cuando se trata de cómo nos vemos y la relación de ello con nuestra condición física.  

Las redes sociales y la presión para verse de cierta forma nos afecta a todos, pero las mujeres se ven afectadas de manera desproporcionada en comparación con los hombres. Algunas de las causas tienen que ver con cuestiones de imagen corporal y expectativas sobre las mujeres. Además algunos estudios indican que, en general, las personas que utilizan Facebook tienen menor autoestima a comparación de personas que no utilizan dicha red social.

Lo que es importante comprender es que tú controlas tu vida y puedes elegir las formas en que deseas estar saludable. ¡Tómalo con calma! ¡Disfruta de la oportunidad de hacer lo tuyo! Por encima de todo, confía en que no todo lo que ves en línea es lo que parece y que, en verdad, además de inspirarte a ser más activo, realmente no necesita tener relación con tu vida.

Todos los tipos de cuerpo

Al igual que los problemas de imagen corporal, la diabetes no discrimina, afecta a todos los tipos de cuerpo. A pesar de que existen suposiciones injustas sobre la condición que dictan cosas como: solo a las personas poco saludables se les diagnostica diabetes o que las personas con diabetes deben tener sobrepeso. La carga negativa de la influencia de las redes sociales no suelen ayudar a eliminar estos estereotipos. Incluso las campañas y los mantras como “Strong is the new skinny” (fuerte es el nuevo “delgado”) se están polarizando porque predican una idea pero practican lo contrario, con mujeres de tallas pequeñas.Sabemos que hay mujeres por ahí que encajan y no encajan en ese molde; Serena Williams, Danielle Brooks, Dascha Polanco y Ashley Graham vienen a la mente.

Es fácil desanimarse con respecto a la condición física cuando estos son los parámetros que el mundo establece para nosotros, especialmente cuando tiene una condición como DT2 que lo obliga a ser más consciente de su salud. Pero tienes que tomar la decisión por ti mismo y vencer las estadísticas, amar a tu cuerpo tal como es y trabajar para ser mejor en términos de salud y condición física en tus propios términos, no en los términos de otras personas.

El ejercicio ya viene con sus beneficios, y ser “delgado” no tiene por qué ser uno de ellos …

En realidad, conocemos los resultados del ejercicio regular en:

Y el ejercicio debe ser algo divertido. Aún si esto significa tomar las cosas paso a paso.

Empezar con el ejercicio

Crea una lista de las cosas divertidas que te gustaría hacer para mantenerte activo: hacer ejercicio no tiene que significar llevar un conteo de horas y más horas en el gimnasio, puede requerir menos esfuerzo. Aquí hay un par de ideas para ayudarte a ponerte en marcha:

  • Senderismo
  • Clases de zumba, barre o yoga.
  • Natación
  • Únete a una liga atlética local para adultos
  • Tenis
  • Correr o caminar

 

El primer paso para ponerte en forma suele ser el más difícil y, a veces, tienes que dar un paso atrás y recordar que los resultados llegan a tiempo y que tomarlos día a día es la mejor estrategia. Con perseverancia y la voluntad de probar cosas nuevas, trabajar para estar en forma, saludable y feliz será una meta a tu alcance.

No te compares con otros

Si eres una persona con problemas de imagen corporal, puede ser difícil ver tu progreso, especialmente si percibes que otros progresan “más rápido” que tú. No debes medir tu progreso usando la regla medidora de otra persona, no es justo para ti. Estás corriendo tu propia carrera. Además, solo ver el progreso de alguien no te da una idea de lo que esa persona pasó para llegar a donde está.

Si quieres mantener un registro de cómo va tu viaje físico, toma fotos de ti mismo. Establezca un horario cada semana para documentar su viaje y sea amable con usted mismo si no cumple con sus objetivos de inmediato. El progreso pequeño sigue siendo progreso.

ESCRITO POR Jordan Dakin, PUBLICADO 05/20/19, UPDATED 09/28/21

Jordan se graduó recientemente de la Universidad de California en Los Ángeles luego de sacar su licenciatura en inglés y estudios de cine. Le apasiona contar historias, es una viajera y ama a la gente, y espera utilizar su experiencia trabajando en tecnología y como escritora para abogar por la comunidad de BT1. En su tiempo libre, ella también disfruta del senderismo, el karaoke y cocinar para amigos.