Insulina y Confianza en Mi Mismo.


 

 

Dan Denton es una de las personas más abiertas y expresivas que conocerás en la comunidad en línea de diabetes Tipo 2. Fue diagnosticado con diabetes hace más de 15 años y ha utilizado sus experiencias para crear su propia comunidad y ayudar a otras personas que viven con diabetes Tipo 2 y prediabetes. Para algunas personas con diabetes Tipo 2, la idea de empezar a usar insulina puede generar cierto sentimiento de rechazo y miedo, aunque sea necesaria para mejorar los resultados glucémicos. Dan enfrentó los retos de comenzar la terapia con insulina con valentía y espera inspirar a otras personas con diabetes Tipo 2 que puedan necesitarla. En nuestra entrevista a continuación, Dan comparte el impacto de la insulina en su peso, su nutrición y sus rutinas de ejercicio y la manera en que estar en sintonía con su cuerpo lo ayuda a manejar la diabetes.

BT2: Hola Dan, ¡es un placer hablar contigo de nuevo! Hablemos de tu vida con diabetes antes de la insulina. ¿Cómo manejabas la diabetes?

Bueno, me sorprendió cuando descubrí que tenía diabetes. Creo que empecé como todos los demás y comencé tomando pastillas [de metformina] y a manejarla con dieta y ejercicio. Fui luchador profesional durante muchos años y estaba acostumbrado a tomar vitaminas y suplementos, por lo que tomar metformina no era un gran problema. No sabía demasiado sobre la diabetes Tipo 2, por lo que pensé que solo tenía que tomar pastillas y que estaría bien. No me di cuenta de que no siempre sucede así.

¿Cuándo supiste de la insulina por primera vez?

Cuando tuve problemas para manejar la glucosa, me sugirió que comenzara a administrarme insulina antes de las comidas y un par de inyecciones de insulina de acción prolongada. Pero poco después de eso, noté que estaba comenzando a subir de peso y se me hacía difícil perderlo.

¿Tu médico te explicó el vínculo entre la insulina y el aumento de peso?

No recibí mucha educación sobre la relación entre los dos, por lo que no fue obvio para mí en ese momento. Como ex luchador profesional, intenté todo para perderlo. Iba a Gold’s Gym en Venice Beach cinco días a la semana y levantaba pesas muy pesadas y hacía cardio todos los días durante 45 minutos a una hora. Aun así no bajaba de peso.

¿Qué estrategias utilizaron tú y tu médico para superarlo?

Comencé a ver a un nuevo médico, que resulta ser el médico de los LA Kings, y él repasó los conceptos básicos de la insulina conmigo y ajustó mi régimen de insulina. Redujimos la cantidad de insulina y mi glucosa subió temporalmente, pero con mi rutina de ejercicios, comencé a perder peso y mis niveles de glucosa empezaron a mejorar.

Mi médico está muy involucrado y somos muy unidos. Me hago análisis de sangre cada tres meses y hemos monitoreado mi progreso para ver cuánta insulina realmente necesito. También confía en mí para hacer ajustes por mi cuenta.

¿Qué impacto han tenido estos cambios en tus patrones de alimentación y ejercicio?

No vigilo muy de cerca mis carbohidratos, pero me he vuelto bueno aprendiendo a determinar cuánta insulina debo administrarme según lo que coma. Mido mi nivel de azúcar en la sangre con frecuencia, por lo que soy consciente de cómo lo afectan ciertos alimentos. Si voy a comer sopa y ensalada, sé que no voy a administrarme la misma cantidad de insulina que si fuera a comer pizza y nachos.

Ahora no es necesario inyectarme antes de cada comida. Empecé a seguir la dieta keto el año pasado y he perdido más de 45 kilos. Además, conozco muy bien mi cuerpo y eso proviene de años de ser un atleta profesional. Ahora entiendo que no todo el mundo es como yo y que muchas personas con diabetes Tipo 2 y prediabetes necesitan ayuda, por eso inicié mi propia comunidad Diabetes Army. Intento dar consejos a los demás para que las personas no cometan algunos de los mismos errores que yo cometí en mi travesía de la diabetes.

En tu comunidad, Diabetes Army, ¿cómo abordas los estigmas sobre el uso de insulina para manejar la diabetes Tipo 2?

Siempre conozco a personas que tienen miedo después de que les recetan insulina. Tienen miedo de las agujas y yo estoy ahí para ayudarlos a calmarse y asegurarles que estarán bien. Les digo que no es tan malo y que es necesario para su salud. Algunas personas usan su receta de insulina como una llamada de atención para hacer cambios importantes para reducir o eliminar la necesidad de insulina. Trato de ayudarlos a apoyarlos en su intento de alcanzar esa meta. Pero también, hay otros que no podrán dejar la insulina y tampoco deben sentir vergüenza por eso. Lo más importante es que tengan el apoyo para estar lo más saludables posible. Hay muchas formas de educarnos sobre la diabetes Tipo 2 y cuanto más la tengamos, más probabilidades habrá de que podamos superar nuestros miedos al respecto.

Sigue a Dan en Instagram aquí.


Contenido relacionado

No debe ser vergonzoso usar insulina

Insulina para personas con diabetes Tipo 2

Insulina y Aumento de peso

Este contenido fue posible gracias al apoyo de Lilly Diabetes, socia fundadora de Beyond Type 2.