La Ansiedad y la Diabetes Tipo 2


 

¿Qué es ansiedad?

De acuerdo con la Asociación Americana de Psicología, la ansiedad es una emoción que se caracteriza por sentimientos de tensión, pensamientos preocupados y cambios físicos como el aumento de la presión arterial. Las personas con trastornos de ansiedad suelen tener pensamientos o preocupaciones intrusivas recurrentes. Incluso, estas personas pueden evitar ciertas situaciones que les generan preocupación o presentar síntomas físicos como sudoración, temblores, mareos o latidos cardíacos rápidos. Pero que significa todo esto? ¿Y hay una correlación entre la ansiedad y la diabetes Tipo 2?

¿Cuáles son las causas de ansiedad en quienes viven con diabetes?

Para muchas personas que viven con ansiedad, cualquier cosa que pueda generar miedo también podría ser un detonador de ansiedad. Si vives con diabetes, estos detonadores podrían incluir hipoglucemia, la idea de complicaciones y otras situaciones específicas que serán diferentes en cada persona, ya que todos somos individuos diferentes. Manejar la diabetes es un trabajo difícil y complejo que se realiza 24/7. Sentirse ansioso es una respuesta natural, pero la ansiedad puede convertirse en un verdadero obstáculo si no se trata oportunamente.

¿Existe una relación entre diabetes y ansiedad?

¡Por supuesto que sí! Ha habido múltiples estudios que han estudiado la relación entre la diabetes y la ansiedad. Y, seamos honestos, el manejo de la diabetes a veces parece demasiado trabajo. El diagnóstico inicial puede tener un gran impacto emocional y, naturalmente, puede aparecer ansiedad. Tenemos que encontrar maneras de trabajar con nuestra diabetes y abordar nuestra salud emocional en consecuencia.

Ok, creo que tengo ansiedad, ¿qué puedo hacer?

  1. Pedir ayuda: recuerda que esta es una respuesta natural. No te sientas avergonzado si necesitas pedir ayuda, todos hemos estado allí. El apoyo entre pares es extremadamente útil. Visita los foros de diabetes para conectarte con otras personas y recibir consejos. Recuerda que hay que cuidar la salud emocional. Si es necesario, visita a un psicólogo o psiquiatra que sepa sobre la diabetes. ¡La Asociación Americana de Diabetes cuenta con un directorio de proveedores de salud mental para que puedas encontrar uno cerca de ti! La Asociación Americana de Educadores en Diabetes también proporciona una serie de herramientas, que incluyen hojas de consejos con formas de sobrellevar la ira, el estrés, la depresión y la angustia, así como una lista de 7 comportamientos de autocuidado.
  2. Respira: Sí, tan simple como eso. La respiración profunda es una de las mejores maneras de reducir el estrés. Esto se debe a que cuando respiras profundamente, envías un mensaje a tu cerebro para que se calme y se relaje. No, no estamos bromeando.
  3. Exprésate: habla con quienes te rodean. Deja saber a tus seres queridos cuando te sientas ansioso, pueden tener un buen consejo para ti. No hay por qué avergonzarse en sentir miedo o tener miedos relacionados con la salud. Tus seres queridos pueden ayudarte a encontrar maneras de sobrellevar los sentimientos negativos y todos deben trabajar en equipo para ayudarse mutuamente.
  4. Actívate: ¡Mantente ocupado! Encuentra un nuevo hobby o intenta hacer cosas nuevas. Te darás cuenta rápidamente que esto puede ayudarte a aliviar la ansiedad. Además,   podría ayudarte a conocer gente nueva y te encontrarás en nuevos escenarios.
  5. Edúcate: ¡Aprende sobre diabetes! La educación en diabetes te brindará herramientas y conocimientos para una mejor toma de decisiones y, lo cierto es que tener mayor conocimiento en general podría ayudarte a aligerar la carga incluso si no crees que puedas hacerlo. Pide recursos e información útiles a tus profesionales de la salud, ¡para eso están allí!

Cuidar nuestra diabetes también incluye cuidar nuestra salud emocional, aunque a menudo nos olvidemos de este aspecto de nuestras vidas. Al ser conscientes de la importancia de la salud mental, podemos establecer y mantener relaciones positivas y duraderas con los demás, tener la voluntad de aprender y enfrentar los desafíos que trae consigo nuestra condición de vida y disfrutar de una excelente calidad de vida. Por encima de todo, siempre recuerda que no está solo.


ESCRITO POR Mariana Gómez , PUBLICADO 05/22/19, UPDATED 04/17/21

Mariana fue diagnosticada con diabetes tipo 1 en el verano de 1985. Ella es psicóloga y educadora en diabetes. En 2008, Mariana comenzó un blog donde comparte su experiencia de vida con otros. Ella es una vocero por la diabetes Tipo 1 en América Latina. Mariana trabajó con la Federación Mexicana de Diabetes hasta 2012. Ella es mamá de un adolescente. Vive en la Ciudad de México y ama los unicornios.