Más allá del Estigma: Diabetes e Imagen Corporal


 

Conocida como la chica “gordita”

Mi nombre es Bianca, y soy una activista de 17 años con positividad corporal de Nueva Zelanda. Dos aspectos de mi vida: la diabetes y la imagen corporal constituyen una gran parte de mi vida. Me diagnosticaron diabetes Tipo 2 en mayo de 2016. Sin embargo, la imagen corporal es algo que ha impactado severamente mi vida desde que era una niña. 

Era conocida por ser la niña gordita y, mientras crecía, me criticaban y me ridiculizaban por ello. Pero cuando recuerdo las partes más difíciles de mi vida y recuerdo los comentarios que recibía sobre mi cuerpo, no me siento mal por mí misma. En cambio, lo lamento por aquellos que sentían que tenían que juzgarme para sentirse superiores. Porque a pesar de que era más gordita que la mayoría de las chicas de mi edad, eso no habría sido lo primero que notarías de mí. Más importante aún, yo era una niña feliz y siempre lo he sido. He trabajado para mantener ese espíritu brillante y positivo. Sin embargo, la imagen corporal es muy importante. Solo tenemos un cuerpo en esta vida y es nuestro deber tratarlo bien. Pero esto también incluye tratar bien a los demás. Piensa en lo influyente que podría ser tu positividad en la vida de alguien que no ama a la persona que ve en el espejo. 

Cómo vivo más allá del estigma de la imagen corporal

Hoy soy una orgullosa activista de la positividad corporal. ¡He estado manejando una página de Instagram de positividad corporal y he ganado con éxito más de cuatro mil seguidores increíbles a los que llamo amigos! Me esfuerzo por enseñarles a las chicas que sus cuerpos son templos y que no importa cuántas estrías tengas, cuántos huesos sobresalgan, eres hermosa y esa es la verdad. Nos pusieron en esta tierra por una razón y el día que me diagnosticaron diabetes, de repente sentí que tenía un llamado y todo de repente tuvo sentido. No fue fácil y todavía se dificulta que me hayan dicho que ahora soy responsable de mi salud. Al principio me sorprendió, pero luego me di cuenta de que había sido elegida de alguna manera, y aunque la diabetes puede parecer una maldición, he hecho que mi misión sea sacar la bendición que llevo dentro. Me dieron una razón para hablar y usaré mi voz para elevar a quienes lo necesitan. Soy más que mi diagnóstico de diabetes. Soy un ser humano completo y mi vida es mucho más que una estadística.

Ser positiva no es fácil, pero es muy importante, y aún más importante cuando uno se enfrenta a un diagnóstico de diabetes. Te llevará a tus límites, pero aprender a ser agradecida y amar el cuerpo que nos dan por todos sus defectos y belleza, esa es la verdadera tarea. Todos los días, cuando te pinchas los dedos para medir tu nivel de azúcar en la sangre, puede ser un reto encontrar la belleza en ti misma. Pero, te prometo que encontrar el amor en ti misma es clave para tener felicidad y equilibrio en tu vida. Tómate el tiempo para hacer las pequeñas cosas que amas cada día. Cada intento de impulsar el amor propio es importante. La próxima vez que pases frente a un espejo, en lugar de ver un alfiletero, mírate como un hermoso espíritu majestuoso que no puede ser retenido por nada, ¡Ni siquiera un páncreas perezoso!

Entonces, si te ayudó algo de esto hoy, quiero que publiques una foto tuya con tu insulina, bomba o cualquier cosa y quiero ver una gran sonrisa en tu rostro. ¡Usa la etiqueta, #chxsinghappiness, en Instagram para aparecer en mi Instagram! ¡Estoy feliz de vivir #BeyondPowerful con diabetes Tipo 2!

Mantente fiel a ti misma siempre

Por siempre tuya, una compañera con diabetes xxx

Bianca

ESCRITO POR Bianca Grima, PUBLICADO 09/10/19, UPDATED 01/03/20

Bianca Grima es una joven de 17 años de Nueva Zelanda que vive con diabetes Tipo 2. Ella es activista por vivir más allá del estigma de la imagen corporal negativa en la diabetes.