Con Una Bomba de Insulina, el Manejo de la Diabetes Tipo 2 Puede ser Menos Complejo


 

Este artículo fue posible con el apoyo de Insulet, aliado fundador de Beyond Type 2. Esta entrevista ha sido editada y resumida para mayor claridad.


Russ Bell no es ajeno a la diabetes, incluida la forma en que Omnipod, la bomba de insulina sin tubos, es empleada para manejarla cada día. Sin embargo, esa experiencia provino de ayudar a su nieta a controlar su diabetes Tipo 1. Cuando se le ofreció a Russ la oportunidad de usar el dispositivo para la diabetes Tipo 2 y con el deseo de su nieta, decidió convertirse también en un podder. En la entrevista a continuación, Russ comparte su historia de diabetes Tipo 2 y por qué su manejo de la diabetes Tipo 2 es menos complicado  gracias a Omnipod.

BT2: Hola Russ. ¿Cuándo te diagnosticaron diabetes? ¿Tienes antecedentes familiares de ello?

Me diagnosticaron hace 11-12 años. Mi pierna izquierda estaba hinchada y nadie parecía saber la causa. Mi enfermera pensó que era mi nivel de glucosa (azúcar) en sangre, por lo que lo revisaron y me clasificaron justo por arriba  del umbral de diabetes Tipo 2. No sé exactamente cuál era mi A1C, pero mis cifras de glucosa estaban entre 120 y 135 cuando me realizaron la prueba. Me recetaron metformina y eso pareció ayudarme con el problema de las piernas y mi nivel de glucosa. Mi madre tenía diabetes, pero nunca relacioné una cosa con la otra. 

BT2: ¿Qué cambios tuviste que realizar tras tu diagnóstico de diabetes?

Tuve que empezar a alimentarme mejor o al menos a intentar hacerlo.  Es más fácil decirlo que hacerlo, por supuesto. Pero trato de mantenerme alejado de los dulces y traté de perder algo de peso. Mis médicos me recetaron Victoza, y no me sentía del todo bien, pero aún así seguí el tratamiento. También me prescribieron insulina Lantus con metformina, pero no obtenía los resultados deseados. Con el tiempo, dejé de usar Victoza, y me prescribieron Humalog para las comidas y me pidieron que usara una escala para conocer las dosis de insulina en función de cuáles eran mis cifras de glucosa. Actualmente utilizo en Dexcom y Omnipod DASH.

BT2: ¿Cómo fue para ti el manejo de la diabetes en ese momento?

No me veía a mí mismo como un “buen” paciente y todo era un poco abrumador. Tenía que inyectarme insulina por la mañana y por la noche, tomar pastillas dos veces al día y utilizar insulina para las comidas. Cuando estaba haciendo eso de manera constante, mis números eran excelentes. Pero cuando se vuelve abrumador, es difícil mantener ese tipo de progreso.

BT2: ¿Cómo comenzaste con Omnipod para controlar la diabetes Tipo 2?

Empecé hace más de seis meses, en enero de este año. Mi hija, quien trabaja en JDRF, me platicó al respecto. Ella mencionó a Julia Blanchette (Miembro del Comité Científico Beyond Type 1), quien me refirió a un especialista en el cuidado de la diabetes que me ayudó con los primeros pasos. Mi nieta de 9 años tiene diabetes Tipo 1 y quería que yo también fuera un podder, así que fue como una reacción en cadena. Decidí intentarlo porque estaba enfrentándome con muchos problemas para ser constante tomando mis medicamentos como necesitaba hacerlo.  Me pinchaba el dedo una vez al día, pero no las veces que necesitaba hacerlo con el medicamento que estaba tomando, y estaba luchando por ser constante al tomar mis medicamentos como era  requerido. Omnipod fue la manera que encontré para encaminarme de nuevo fácilmente sin tanto esfuerzo.

BT2: ¿Cómo te ayudó Omnipod en el automanejo de tu diabetes? ¿Qué se siente al tener un dispositivo similar a un parche en todo momento?

No me incomodó. No soy una persona pequeña, soy un hombre grande y peludo, así que mi problema es tratar de encontrar un buen lugar para ponérmelo, donde no lo despegue sin querer. Utilizo Skin Tac para mantenerlo puesto, lo que me ha ayudado mucho, especialmente cuando hago ejercicio en el agua.

¿Cuáles fueron algunos de los cambios que notaste? ¿Te diste cuenta que podías registrar cuánto estabas comiendo? ¿Fue más fácil recordar aplicar la dosis de insulina correspondiente?  ¿Y qué impacto tuvo esto en tus niveles de glucosa?

Mi A1C se redujo significativamente en los primeros tres meses: bajé de 8 o 9 a un 6,9 por ciento de A1C. Me parece fabuloso poder hacer ajustes cuando veo mis números de glucosa en mi teléfono, especialmente cuando tengo un nivel alto. Con el dispositivo PDM ingreso mis niveles de glucosa para dosificar la insulina que necesito para reducir mi glucosa a cifras normales. 

Sin embargo, hay algunas cosas que aún puedo mejorar. Todavía me cuesta acordarme de llevar mi dispositivo cuando salimos a algún lado. Todavía no lo logro del todo y esta es probablemente la razón por la que en los primeros tres meses, me aseguré de seguir observando  mi Dexcom y corregir yo mismo esa cifra.  Hacer eso me ayudó a mantener mi glucosa estable durante los primeros tres meses. Estaba por debajo de 6.7-6.9 mmol/L120-125 mg / dL constantemente. Cuando comencé a tener problemas con mi glucosa, mi médico me ayudó a hacer ajustes en mis basales.

Probablemente sea más fácil hacer esos ajustes porque incluso si no estás registrando todo, al menos tienes algunos de los datos en tu PDM que muestran cuánto estás comiendo. Incluso si es solo una estimación de la cantidad de carbohidratos, esa información sigue siendo útil para sus médicos.

Claro. Me ha ayudado mucho porque mi nieta tiene diabetes Tipo 1, por lo que hemos estado lidiando con eso durante cuatro años. Entonces sé que tengo que entrar cuando ella come. Tengo que. No tengo elección. Yo soy un poco distraído  porque soy Tipo 2 y todavía hago mi insulina, pero con ella, tenemos que asegurarnos de que estamos con ella. La estamos vigilando todo el tiempo. Le decimos “No importa si te lo comes, solo tienes que decírnoslo, y si te doy una golosina , tienes que comértela”.

Ella maneja bastante bien su diabetes Tipo 1 y eso me ha ayudado mucho porque sé cuántos carbohidratos hay en ciertas cosas. Si solo hago un cálculo aproximado, al menos sé que estoy haciendo algo.

¿Crees que más personas con diabetes Tipo 2 deberían tener acceso a dispositivos como Omnipod?

Diría que sí porque estoy seguro de que no soy el único que sabe qué hacer y que de todos modos se encuentra con algunas dificultades. Después de todo, la diabetes puede ser abrumadora. Con Omnipod, es posible que no tome las mejores decisiones todo el tiempo, pero al menos sé que mi cuerpo todavía está recibiendo insulina gracias a función basal, que me administra insulina durante todo el día. En general esta terapia me ayuda a evitar que mi glucosa suba por las nubes o baje como loca. Así que sí, diría que vale la pena para cualquier persona que viva con diabetes Tipo 2. No es demasiado problema, solo tienes que encontrar un lugar para ponértelo.

Existe la idea errónea de que usar una bomba de insulina simplemente reafirma el estigma de que comenzar con insulina significa que uno “falló” en el manejo de su diabetes. Pero le decimos a la gente que tener estos dispositivos puede facilitarte la vida con diabetes. ¿Tienes algunas palabras de aliento para las personas que pudieran estar en esa situación?

La motivación es: lo tienes, así que ¿por qué no intentar hacértelo más fácil? Aguanta un poco. Hay cosas que tú puedes hacer. Eres una persona con diabetes Tipo 2. En mi caso, mi médico me pidió que bajara un poco de peso para poder dejar algunos de los medicamentos. Pero eso no significa que ya no tenga diabetes Tipo 2. Usar Dexcom y Omnipod me facilita la vida y no tengo que esforzarme tanto como antes. Es más conveniente y también diría seguro.

Agregaría que desearía que la comunidad médica o quien controle el precio de estos dispositivos se diera cuenta de que muchas personas no usan estas cosas porque no pueden pagarlas. Los costos de los medicamentos son ridículos. Estoy en Medicare y todavía es muy caro. Empiezas a comprender por qué la gente no toma sus medicamentos, especialmente si tiene un ingreso fijo.

ESCRITO POR T'ara Smith MS, Educación en Nutrición, PUBLICADO 08/27/21, UPDATED 09/06/21

T'ara fue diagnosticada con diabetes Tipo 2 en julio de 2017 a la edad de 25 años. Desde su diagnóstico, centró sus estudios académicos y su carrera en concientizar sobre la diabetes y en vivir una vida plena con ella. Está emocionada de haberse unido al equipo Beyond Type 1 para continuar su trabajo. Dos años más tarde, T'ara descubrió que había sido diagnosticada erróneamente con diabetes Tipo 2 y en realidad tiene LADA. Fuera de la oficina, a T'ara le gusta ir al cine, visitar parques con su perro, escuchar BTS y cocinar increíbles comidas saludables. T'ara tiene una maestría en educación nutricional de la American University.