Cambiar Mentalidad y Enfoque para Mejorar el Autocuidado


 

Este artículo es parte de nuestra cobertura de la Conferencia Virtual de 2020 de la Asociación de Especialistas en Educación y Cuidado de la Diabetes. Para leer nuestros otros artículos sobre lo último en educación sobre la diabetes de la conferencia, haz clic aquí.


Sabemos, hoy en día que el tratamiento farmacológico, la intervención nutrimental y la educación en diabetes deben ser personalizadas y deben buscar la satisfacción de las necesidades específicas de cada consultante. 

Las 7 conductas de autocuidado propuestas por la Asociación Americana de Educadores en Diabetes (ahora conocida como Asociación de Especialistas en Educación y Cuidado de la Diabetes)  en 1997 son el punto de partida para la educación en diabetes. 

Desde hace mucho tiempo ya, la comunidad de diabetes y los profesionales de la salud han enfatizado la importancia de la salud emocional como uno de los pilares clave para el manejo de esta condición. De hecho, hablamos de salud emocional parte en dos de estas conductas de autocuidado (afrontamiento saludable y solución de problemas)  que muchas veces usamos como punto de partida y referencia los educadores en diabetes para nuestras  intervenciones.

El Dr. Mark Heyman, psicólogo especialista en diabetes, educador en diabetes certificado, y fundador y director del Centro para la Diabetes y Salud Mental (CDMH, por sus siglas en inglés) nos deleitó con una charla sobre cómo ayudar a nuestros consultantes con diabetes a cambiar la relación con su diabetes.

La diabetes como una relación

“Cuando una parte de un sistema cambia, todo el sistema cambia”. Muchas veces las personas piensan que no hay nada que puedan hacer para cambiar la forma en la que piensan y actúan sobre su diabetes.  Sin embargo, si pensamos en la diabetes como una relación, de acuerdo con el Dr. Heyman, esto no es totalmente cierto.

Si vemos a la diabetes como una relación y reconocemos que no podemos cambiar la diabetes pero sí la relación que tenemos con ella quizá podamos observar cambios positivos. Un claro ejemplo de que cuando una parte de un sistema cambia, cambia todo el sistema. 

Una relación es la forma en la que dos o más entidades se comportan. Cómo estas dos entidades actúan entre ellos. Cómo respondemos ante el actuar del otro. Se trata de relaciones dinámicas, y al ser dinámicas pueden cambiar.

La relación que tiene una persona con la diabetes puede tener poder sobre él o ella, puede impactar en su comportamiento. Si somos capaces de cambiar esa relación, nos platicó el Dr. Heyman, podremos empoderar a las personas a realizar cambios que mejorarán su calidad de vida. 

Diferencia con otro tipo de relaciones

La diferencia principal es que esta no es una diferencia que hayamos elegido. Podemos explicar a nuestros pacientes trabajar para aceptarla y moldearla. 

Esta no es una relación de la que podamos escapar ni terminar, no tenemos opción para ignorarla. De hecho, ignorarla sería también una relación. 

Patrones de relación con la diabetes

De acuerdo con el Dr. Mark Heyman estos son los tipos de relación con la diabetes que él ha identificado y que nos ayudará a trabajar nuestras intervenciones. 

  1. Relación Rígida vs. Relación Flexible. 

En una relación rígida la diabetes se observa como una serie de reglas. Este tipo de relación dificulta que nos comportamos y vivamos como queremos. Algunas personas incluso manifiestan sentirse atrapados. 

En una relación flexible con la diabetes vemos a una persona que puede navegar los retos de la diabetes. Este tipo de relación permite que haya flexibilidad para enfrentar dificultades. Son personas que aceptan el reto y están dispuestas a aprender cómo  manejar de mejor forma la diabetes.

  1. Relación de Evitación vs Relación Participativa (Engaged). 

En una relación de evitación, las personas harán todo lo posible por evitar manejar o tratar con la diabetes. Actúan, muchas veces, como si la diabetes no existiera. El manejo de la diabetes es mucho más complejo en este tipo de relación y los resultados pueden ser negativos.  

Por el contrario, la relación participativa es cuando nos adaptamos para lidiar con estos retos según se presenten. En este tipo de relación se reconoce que si se maneja bien la diabetes es menos estresante y se trabaja menos al final permitiendo una buena calidad de vida y permitiéndonos disfrutar más la vida.

  1. Relación de Resentimiento vs Relación de Aceptación.

En la relación de resentimiento la persona siente que el mundo está en su contra, que la diabetes es su enemiga. Se siente un peso sobre los hombros. Hay resentimiento y esto dificulta que avancen con sus vidas. En este tipo de relación se pone demasiado significado a la vida con diabetes: está mal, es demasiado. Las personas con resentimiento manejan su diabetes con enojo.

Por otro lado en la relación de aceptación se reconoce que hay un reto y un problema, reconocemos y somos conscientes de lo que somos pero no asignamos un significado adicional. Se reconoce a la diabetes por lo que es pero no se le asigna valor agregado, por mencionarlo de alguna forma. 

4. Relación Tímida vs Relación de Seguridad.

Mark Heyman nos explicó que la relación tímida es aquella donde la diabetes nos parece atemorizante y nos acercamos a ella con demasiada precaución. No hacemos nada para no molestarla, como si camináramos de puntitas, nos dice Mark Heyman. En este tipo de relación la gente evita comer alimentos que le gustan mucho si no tiene la certeza del resultado glucémico. Son personas que sienten miedo. 

La relación de seguridad es alguien que sabe que podrá manejar su condición de vida.  Son personas que confían en sus habilidades y su conocimiento. Saben que si siguen el plan que han creado junto con su equipo habrá más posibilidad de tener buenos resultados. Son personas que se aceptan capaces de manejar su condición. 

Recomendaciones para educadores en diabetes

  • Ayuda a tus consultantes a crear conciencia: explica esta relación a tus consultantes. Ayúdales a reconocer que tienen una relación con la diabetes y que pueden trabajar para modificar esta relación. 
  • Ayuda a tus consultantes a ser abiertos al cambio: pregunta e investiga si tus consultantes están dispuestos a permitir los cambios. Ayúdales a descubrir que son capaces de cambiar esta relación. Ayúdales a encontrar motivación y esperanza para aceptar la posibilidad de un cambio en esta relación. 
  • Dirige a tus consultantes hacia la Educación en Diabetes: ayuda a tus consultantes a descubrir herramientas que les ayude a desarrollar destrezas y habilidades para el manejo de su condición de vida. Ayúdales a descubrir herramientas para ver la diabetes de una forma distinta y así cambiar comportamientos que tengan un impacto positivo en su diabetes.

Al final, esta relación será más saludable si tenemos confianza en nuestras habilidades. Estaremos mejor preparados para cambiar la relación que tenemos con nuestra diabetes si contamos con las herramientas adecuadas.

ESCRITO POR Mariana Gomez, PUBLICADO 08/17/21, UPDATED 05/04/22

Mariana es psicóloga y educadora en diabetes. Es la creadora de Dulcesitosparami, uno de los primeros espacios en línea para personas con diabetes Tipo 1 en México. Es coautora del libro infantil “Había una vez una diabetes” junto con Eugenia Araiza y es cofundadora de Diabetes and Co, una plataforma en línea de educación en diabetes en español. Actualmente, Mariana es Directora de Mercados Emergentes en Beyond Type 1. Ella fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 hace más de 30 años. Es mamá de un adolescente.