No Debe Ser Vergonzoso Usar Insulina


 

Las personas con diabetes Tipo 2 no son ajenas a los comentarios insensibles que las personas hacen sobre ellas. Ya sea con buenas intenciones o no, las personas con diabetes Tipo 2 con frecuencia se enfrentan a una gran cantidad de consejos genéricos sobre cómo manejar la enfermedad y por qué su objetivo debería ser evitar “usar insulina” o “dejar de usar insulina” si ya la usan. Como se mencionó, aunque la mayoría no tienen malas intenciones cuando dan ese tipo de consejo, puede ejercer una presión innecesaria sobre la persona para que haga cambios en su estilo de vida que no garantizan que podrá prevenir o dejar de usar insulina.

Como resultado, puede crear una sensación de derrota cuando un proveedor de atención médica le dice a un paciente que probablemente deba administrarse insulina para manejar la diabetes Tipo 2 por el resto de su vida. Ese tipo de reacción no es una sorpresa. El uso de insulina para manejar la diabetes Tipo 2 no es la misma forma en que se habla en el caso de las personas con diabetes Tipo 1, no como un fármaco que salva vidas, sino como una forma de asignar el fracaso en el manejo de la diabetes Tipo 2.

Si hay alguien que lo entiende, es Joseph Martin, un activista de la diabetes que fue diagnosticado con diabetes Tipo 2 en 2016 después de experimentar cetoacidosis diabética (CAD). Entrevistamos a Joe para hablar sobre el uso de insulina para manejar la diabetes Tipo 2 y los estigmas que la acompañan.

BT2: ¡Hola Joseph! ¿Cuál fue tu percepción de administrarte insulina para manejar la diabetes Tipo 2?

Odiaba administrarme insulina cuando salía a comer. Los estigmas me hacían sentir avergonzado de tener que “inyectarme” delante de todos. A veces no me la administraba y esperaba hasta llegar a casa. Por supuesto, esto afectaba mi nivel de azúcar en la sangre, pero estaba lleno de vergüenza o miedo de que alguien me viera. También he recibido muchas miradas y comentarios desagradables de que no debería hacerlo en público. Todas estas cosas negativas tienen un efecto muy negativo en las personas que tenemos diabetes. Pero no debe ser así porque la necesitamos para sobrevivir y manejar nuestros niveles de azúcar en la sangre. Ahora, dicho esto, puede ser agotador mental y físicamente recordar administrarme insulina antes de cada comida. Me he olvidado muchas veces de administrármela y, cuando lo hago, hay ocasiones en las que no tengo ganas de inyectarme varias veces. Puede ser una carga.

¿Cómo ha cambiado tu rutina a lo largo de los años?

No me obsesiono ni busco la perfección. Aunque me administro insulina [Humalog] antes de cada comida, la frecuencia puede depender de cuándo y con qué frecuencia como. Debido a la vida y el trabajo, podría administrármela dos o tres veces al día. Soy mi mayor variable porque tengo que asegurarme de estar preparado o hacer ajustes para cuando pueda necesitar inyectarme insulina. Por ejemplo, puedo llevar mi insulina en una compresa fría, pero hay ocasiones en las que puedo inyectarme antes de salir.

Estoy consciente de lo que como, pero no genera una batalla interna sobre lo que puedo y no puedo comer. No me estreso por contar los carbohidratos exactamente y uso mi aplicación Contour Meter para llevar un seguimiento de la cantidad de insulina que voy a usar dependiendo de la comida. He tenido algunos niveles bajos en los que me he administrado demasiada insulina, por lo que registrar mis dosis de insulina junto con mis comidas me ha ayudado a corregirlo con el tiempo.

¿Qué te hizo decidirte a iniciar la terapia con insulina? ¿Cómo te ha ayudado la comunidad de diabetes en línea con esta transición?

No estaba interesado en aprender sobre esta parte del manejo de la diabetes porque odiaba las agujas y las inyecciones. Mi médico me explicó los beneficios de usar insulina y enfatizó por qué era importante que me la administrara. Fue un reto para mí entenderlo, pero aprendí que, si no lo hacía, estaría arriesgando mi vida innecesariamente. Parte de mi duda era administrarme insulina en público, pero afortunadamente, tengo amigos con diabetes que me han ayudado a aceptar esta parte del manejo de la diabetes. Son la razón por la que he sido abierto sobre mis experiencias. La comunidad de la diabetes es muy vital en tiempos como estos. Han pasado casi 5 años desde que comencé a administrarme insulina y todavía estoy aprendiendo cosas nuevas.

¿Qué pasos crees que se deben tomar para abordar el estigma sobre el uso de insulina y la diabetes Tipo 2?

Creo que la concientización y la educación son clave. Hay muchas pláticas negativas en torno a este tema y creo que es importante darse cuenta de que nosotros, como personas con diabetes, no debemos sentirnos mal por querer cuidarnos. Aquellos de nosotros que nos administramos insulina para manejar la diabetes Tipo 2 no tenemos nada de qué avergonzarnos. No debemos tener que preocuparnos por que nos traten o nos vean de manera diferente por eso. Pero también, no son solo las personas sin diabetes las que perpetúan este estigma, hay personas en nuestra comunidad que también lo hacen. Realmente creo que las personas tienen buenas intenciones cuando intentan alentar a alguien a que lleve sus niveles de glucosa a cierto punto en el que no necesiten insulina, pero hay que entender que no es una posibilidad para todos y eso también es aceptable. Si la necesitas, la necesitas. Sé que yo la necesito, y no me avergüenzo de usar insulina para manejar mi diabetes.

Podemos tomar estas situaciones difíciles o incómodas y convertirlas en experiencias de aprendizaje y crecimiento para nosotros y los demás. Algunos no saben lo que es tener diabetes y también sabemos que hay diversas experiencias de diabetes, especialmente con la diabetes Tipo 2. Necesitamos tomarnos el tiempo para educar a otros y asegurarnos de que nuestras historias se escuchen, incluso las historias que no siempre son “felices”. La diabetes no siempre es bonita, pero es parte de nuestra experiencia y de quiénes somos.


 Maneras de desestigmatizar el uso de insulina en el manejo de la diabetes Tipo 2 

 

¿La historia de Joseph te inspiró a pensar en la insulina y la diabetes Tipo 2 de manera diferente? Aquí hay algunos consejos para desestigmatizar el problema en la comunidad de diabetes Tipo 2:

  • Recuerda que la diabetes de Tipo 2 es una enfermedad crónica progresiva y es posible que se necesite insulina para manejarla. Esto no significa que uno haya “fallado” en el manejo de la diabetes.
  • Por favor, corrige las declaraciones estigmatizantes que culpan a los pacientes con diabetes Tipo 2 que usan insulina.
  • Si eres una persona con diabetes Tipo 2 que ya no usa insulina, ten en cuenta no hacer declaraciones como: “¡Si yo puedo hacerlo, tú también puedes!” Recuerda que el éxito con la diabetes es diferente para los demás.
  • Proporciona un espacio seguro para que las personas con diabetes Tipo 2 compartan sus experiencias y estén dispuestas a ofrecer apoyo y recursos sobre cómo adaptarse a la terapia con insulina.

Sigue a Joseph en Instagram aquí.

Este contenido fue posible gracias al apoyo de Lilly Diabetes, un socio fundador de Beyond Type 2.

ESCRITO POR T'ara Smith MS, Educación en Nutrición, PUBLICADO 05/01/21, UPDATED 05/01/21

T'ara fue diagnosticada con diabetes Tipo 2 en julio de 2017 a la edad de 25 años. Desde su diagnóstico, centró sus estudios académicos y su carrera en concientizar sobre la diabetes y en vivir una vida plena con ella. Está emocionada de haberse unido al equipo Beyond Type 1 para continuar su trabajo. Dos años más tarde, T'ara descubrió que había sido diagnosticada erróneamente con diabetes Tipo 2 y en realidad tiene LADA. Fuera de la oficina, a T'ara le gusta ir al cine, visitar parques con su perro, escuchar BTS y cocinar increíbles comidas saludables. T'ara tiene una maestría en educación nutricional de la American University.