Olvidaba Aplicarme Insulina, Hasta que Comencé a Usar una Bomba de Insulina


 

Escuchamos de muchas personas en nuestra comunidad que recibir un diagnóstico de diabetes tipo 2 fue algo impactante o aterrador, pero también puede ser una llamada de atención para un estilo de vida más saludable. Katrin Löffler, de 40 años, de Lutherstadt Wittenberg, Alemania, diagnosticada con diabetes tipo 2 en 2009, experimentó precisamente eso. La montaña rusa emocional de un diagnóstico de diabetes tipo 2, y también las consecuencias de tener que adaptarse a un estilo de vida completamente nuevo, uno que incluía insulina y cambios en su alimentación.

Como muchas personas con diabetes, Katrin estaba haciendo malabares con las obligaciones del trabajo, la familia y su propio manejo de la diabetes. Como resultado, se olvidaba de administrarse la insulina de manera constante. Pero después de que comenzó a usar el Omnipod, una bomba de insulina sin tubo, hace aproximadamente un año, notó mejoras constantes en la forma en que podía vivir con diabetes tipo 2. En nuestra entrevista a continuación, Katrin habla con Beyond Type 2 sobre el impacto que ha tenido en su vida el uso de una bomba de insulina.

BT2: Hola Katrin, ¡gracias por platicar con nosotros! ¿Cuándo te diagnosticaron diabetes tipo 2? ¿Cuáles fueron algunos de los síntomas que tuviste?

Me diagnosticaron diabetes tipo 2 hace 12 años, el 9 de octubre de 2009, justo un día antes de mi cumpleaños. Estaba cansada todo el tiempo, me costaba levantarme de la cama por la mañana. Mi esposo pensaba que estaba deprimida, pero yo le decía: “No, ese no es el caso. Hay algo más”. Entonces, fui al médico y le dije lo que pasaba, al principio pensé que era porque estaba embarazada en ese momento. Me envió a mi ginecólogo para ver si había algo mal con el bebé. Después de algunas pruebas, me diagnosticaron diabetes. Al principio, pensamos que solo era diabetes gestacional, pero resulta que es diabetes Tipo 2. Mi hijo nació tan solo dos días después de mi cumpleaños.

¿Qué cambios hiciste en tu vida diaria después de que te diagnosticaron?

Al principio, esperaba dar a luz a un bebé sano. Les conté a los médicos sobre mi diagnóstico. Después de que nació mi hijo, los médicos del hospital me hicieron más pruebas y mi nivel de glucosa era de alrededor de 12 mmol/l (216 mg/dL). Primero, comencé a cambiar la cantidad de carbohidratos que como durante el día. Para el desayuno, siempre como avena, y para el almuerzo y la cena comencé a comer más verduras y pescado, lo cual no me gustaba en ese momento. En el caso de los refrigerios, los cambié por frutas y verduras, y cambié la Coca-Cola por agua.

¿Cómo fue la transición a una vida con diabetes tipo 2?

La transición fue difícil. Tengo una familia y no podía entender el hecho de que me diagnosticaran diabetes. No sé cómo me las arreglé para cuidar de mi familia, mi diagnóstico y mi trabajo al mismo tiempo. En el trabajo, fui abierta con mi jefa y mis colegas sobre mi diagnóstico. La única que me entendía era mi jefa porque ella mismo tenía diabetes.

¿Comenzaste a usar insulina desde el principio o probaste otras formas de tratamiento?

Mis médicos me recetaron medicamentos orales, pero no estaban funcionando. Mi nivel de glucosa en noviembre era de alrededor de 15 mmol/l (270 mg/dl). En ese momento, comencé con las inyecciones de insulina. Pero la mayoría de las veces me olvidaba de administrármela. Soy enfermera para personas mayores y nunca he tenido miedo de ponerme insulina. También ayuda que mi jefa actual también tenga diabetes, aunque tiene diabetes tipo 1.

¿Cómo empezaste con Omnipod para manejar la diabetes tipo 2? ¿Cómo te ayudó a mejorar tu autocuidado de la diabetes?

Empecé con el Omnipod porque me estaba olvidando de administrarme la insulina. Se lo dije a mi médico, quien me sugirió que probara el Omnipod, y cambió mi vida. Al principio, me pinchaba el dedo para medir el nivel de azúcar en sangre y me resultaba difícil sacarme sangre, por lo que me cambié al FreeStyle Libre 2. Con el Omnipod es más fácil vivir mi vida. Mi parte favorita es que no puedo olvidar administrarme la insulina. Vivo la vida que siempre he querido con mi esposo y nuestros 3 hijos.

Después del nacimiento de mi hija menor, Sophia, noté que esta vez era más fácil perder peso en comparación con mis otros embarazos. Fue más fácil bajar mis niveles de glucosa a 7 mmol/l (126 mg/dL). Estoy seguro de que esto se debió a que la diabetes, para mí, se volvió mucho más fácil de manejar. Estoy impresionada con lo lejos que he llegado con mi manejo de la diabetes. Es como si acabara de descubrir una libertad en mi vida, ahora.

¿Crees que más personas con diabetes tipo 2 deben tener acceso a dispositivos como el Omnipod?

Sí, especialmente para los ancianos y los jóvenes que no pueden manejar la diabetes por sí mismos. Después de que conseguí el mío, mi jefa me preguntó al respecto porque, incluso teniendo diabetes tipo 1, a veces también se olvida de administrarse la insulina. Entonces, se cambió al Omnipod y me agradeció por hablar con ella al respecto. Lo que es aún mejor es que sus hijos también tienen diabetes y ahora todos usan el Omnipod.

¿Podrías darnos algunas palabras de inspiración para las personas que podrían sentirse desanimadas porque necesitan insulina para manejar la diabetes tipo 2?

¡No sientas que estás solo! Habla con amigos, familiares y especialmente con tu médico. Esas son las personas que pueden ayudarte con consejos o ayudarte cuando lo necesites. Yo pedí ayuda cuando me diagnosticaron hace 12 años. Es difícil pedir ayuda, pero es la mejor manera de vivir tu vida.

En general, espero que cualquier persona con diabetes, tipo 1 o tipo 2, que quiera cambiar las inyecciones de insulina por una bomba de insulina tenga la oportunidad de hacerlo. Es más fácil vivir la vida exactamente como quieres.

NO ESTÁS SOLO: ¡ÚNETE A LA COMUNIDAD DE BEYOND TYPE 2!

Un lugar para que todas las personas afectadas por la diabetes tipo 2 compartan sus historias, se conecten entre sí y encuentren recursos sobre temas que van desde el manejo diario hasta la salud mental. Ahora, con el apoyo de nuestros amigos de la Asociación Estadounidense de Diabetes, conéctate instantáneamente con otras personas que te comprenden: haz preguntas, comparte éxitos, desahógate en una plataforma segura y respetuosa diseñada específicamente para personas afectadas por la diabetes tipo 2. Aquí encontrarás una colección de ideas prácticas, historias y recursos tanto en inglés como en español, no solo para vivir con la diabetes tipo 2 sino también para prosperar con ella.

¿Te diagnosticaron recientemente? Aprende cómo encontrar el apoyo de salud mental que necesitas aquí.

¿Quieres compartir tu historia con nosotros? Encuentra información sobre cómo compartir tu historia o enviar contenido clínico aquí.


Este contenido fue posible gracias al apoyo de Insulet, un socio fundador de Beyond Type 2.

 

ESCRITO POR Erika Szumel , PUBLICADO 01/26/22, UPDATED 01/26/22

Erika ha estado viviendo con diabetes tipo 1 desde 2000 y comenzó su carrera como productora asociada trabajando en Oxygen de NBC. Cuando no está escribiendo sobre sus lugares favoritos (o planeando un viaje), está escuchando rock clásico. Ya que vive en la costa de Jersey, a Erika le encantan los pequeños detalles, el océano y el rollo de cerdo.