El Sesgo del Peso y la Diabetes: “El Estigma no Motiva a Nadie”


 2022-06-06

La cobertura de las Sesiones Científicas de la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) es presentada por ADA x BT1 Collab.

Esta cobertura se enfoca en la información compartida en la sesión: “Stigma in Diabetes Care–Evidence and Solutions (With Richard R. Rubin Award Lecture) (El estigma en el cuidado de la diabetes: evidencia y soluciones). Los presentadores incluyeron a:

La segunda parte de la cobertura de esta sesión se centra en los hallazgos presentados por Rebecca Pearl, Ph.D.


Entre los muchos estigmas que enfrentan las personas con diabetes, el sesgo de peso es uno. En una sesión sobre “El estigma en el cuidado de la diabetes” presentada en las Sesiones Científicas número 82 de la ADA, Rebecca Pearl, Ph.D., se centró en este tema y en los pasos que podemos tomar como sociedad para abordar nuestros sesgos estructurales, interpersonales e intrapersonales sobre el peso.

El peso no debe facilitar la vergüenza ni la culpa

Antes de profundizar en los hallazgos presentados durante esta parte de la sesión, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • En primer lugar, es fundamental recordar que el hecho de que tengas diabetes no significa que tengas o tendrás sobrepeso, y el hecho de que tengas sobrepeso no significa que desarrollarás diabetes.
  • En segundo lugar, tener sobrepeso mientras se vive con cualquier tipo de diabetes no significa que no puedas manejarla bien o que merezcas comentarios negativos u odio por parte de nadie.
  • En tercer lugar, muchos factores contribuyen al peso, los cuales se exploran a lo largo de esta presentación. El aumento de peso o el sobrepeso no deben facilitar la vergüenza ni la culpa.

El problema del sesgo del peso

Existen muchos prejuicios morales a los que se enfrentan las personas con diabetes y sobrepeso. La Dra. Pearl abordó lo siguiente:

  • Sesgo de peso y estigma: existen actitudes negativas hacia las personas con mayor peso corporal. La gente tiende a asumir que el peso está bajo el control de la persona cuando no es así. Todavía existen los estereotipos de que las personas con sobrepeso son “perezosas, carecen de fuerza de voluntad o autodisciplina, no son inteligentes o no son atractivas”.
  • El peso no es simple: muchos factores contribuyen a él, incluyendo: los medios de comunicación, los alimentos, la actividad, la infraestructura y los factores sociales, psicológicos, económicos, de desarrollo, biológicos y médicos.

La Dra. Pearl señala que ha habido más atención al sesgo de peso en las investigaciones en los últimos años, pero esa atención aún no se refleja en las actitudes del público. Eso debe cambiar.

Cuando los patrones de actitudes implícitas y explícitas fueron analizados por Tessa E.S. Charlesworth y Mahzarin R. Banaji en el Departamento de Psicología de la Universidad de Harvard, los investigadores dedujeron que el peso era el único sesgo implícito que había empeorado. En lugar de alejarse de la neutralidad, las actitudes públicas se volvieron más negativas implícitamente durante una década.

Hay tres tipos principales de estigma que existen y giran en torno al sesgo de peso:

  • Estigma estructural: leyes, políticas y medios de comunicación
  • Estigma interpersonal: burlas, acoso y discriminación
  • Estigma intrapersonal: anticipación e internalización (cómo se siente alguien acerca de su peso)

Ejemplos inconfundibles del sesgo del peso en la sociedad

Para recalcar el punto, la Dra. Pearl compartió los siguientes artículos sobre el sesgo del peso.

  • Un hospital de Texas no contrata a solicitantes obesos”: Cuando un hospital de Texas no contrató a una persona con sobrepeso, fue noticia nacional. La instalación no contrataba a personas con un índice de masa corporal (IMC) de 35 o más. De manera alarmante, esto no es ilegal en el estado.
  • Cuando te dicen que eres demasiado gorda para quedar embarazada”: Esta es otra forma triste de discriminación en el cuidado de la salud, presentada en The New York Times, que destacó a una madre a la que le dijeron que no quedaría embarazada porque estaba “demasiado gorda”. Las clínicas de fertilidad como la que se menciona en este artículo han negado atención a las personas debido a un “límite de IMC”.
  • El obituario de una mujer de Columbia Británica, Ellen Maud Bennett, insta a las mujeres con sobrepeso a luchar por su salud”: En esta situación, se le dijo a Ellen que debía perder peso para sentirse mejor, aunque sabía que algo andaba muy mal. Cuando le diagnosticaron cáncer, ya era demasiado tarde. Ella solicitó que en su funeral se leyera un testamento sobre la discriminación en el cuidado de la salud en lugar del típico obituario. Su “súplica final” fue para que “la sociedad comience a tomar más en serio los problemas de salud de las mujeres con sobrepeso”.

La Dra. Pearl identificó que estos artículos plantean la pregunta ética: “¿Quién tiene derecho a la atención médica?”

Ella dijo que, en muchos casos, la pérdida de peso no es algo que los pacientes puedan lograr de forma independiente o estrictamente por medio de una intervención conductual. No deben ser discriminados por su peso.

El impacto de internalizar el sesgo de peso

Cuando la Dra. Pearl y su equipo encuestaron a personas con sobrepeso acerca de cómo se sentían consigo mismos, los comentarios tuvieron un impacto significativo.

Esto es lo que algunos de los participantes dijeron:

  • “La gente te mira y te trata de manera diferente”.
  • “Me siento perezoso”.
  • “No tengo fuerza de voluntad”.
  • “(Me siento) menos competente profesionalmente”.
  • “(Yo) me odio a mí mismo por no tener autocontrol”.
  • “(Veo) fallas en mi carácter”.
  • “(Me siento) como un fracaso; alfeñique”.
  • “(Me avergüenzo”.
  • “(Me siento) inadecuada como abuela”.
  • “(Me siento) feo y repugnante”.

Esto toca la superficie de los desgarradores comentarios que recibieron la Dra. Pearl y su equipo.

Sesgos como estos dan forma a cada interacción de atención médica que enfrentan las personas con diabetes que tienen sobrepeso, cómo los tratan los demás y cómo se tratan a sí mismos. Las actitudes negativas de los proveedores de atención médica no ayudan.

“El estigma es perjudicial para la salud”

Si bien los estigmas se han abordado ampliamente en relación con el VIH/SIDA, la salud mental, el uso de sustancias y el cáncer, existen “vacilaciones” y “retrocesos” entre los profesionales de la salud para abordar los estigmas de la obesidad, dice la Dra. Pearl.

“Existe la preocupación de que si eliminamos el estigma de la obesidad, las personas no estarán motivadas para perder peso, pero el estigma no motiva a las personas a estar saludables”, dijo la Dra. Pearl. “El estigma tiene el impacto opuesto: socava la salud”.

Hay muchas vías en las que esto ocurre. Está bien documentado en muchas formas de estigma de la diabetes. La Dra. Pearl compartió que el sesgo del peso en las personas con diabetes puede llevar a:

  • falta de acceso a los recursos, determinantes sociales de la salud: es menos probable que las personas con diabetes asistan a sus chequeos de diabetes;
  • calidad de atención médica más deficiente;
  • angustia psicológica;
  • reducción del compromiso con los comportamientos de salud;
  • estrés crónico, inflamación, disfunción inmunológica.

Especialmente en las personas con diabetes tipo 2, la Dra. Pearl anotó que existe la suposición de que las “malas elecciones” y los “comportamientos poco saludables” causan diabetes. Pero esto no es exacto. Esta noción es relevante para las personas con diabetes tipo 1 y tipo 2.

¿Cómo podemos detener el sesgo del peso en las personas con diabetes?

La Dra. Pearl propuso las siguientes soluciones para eliminar el sesgo del peso para las personas con diabetes:

  • Deben instaurarse pautas para los medios y capacitación interna (para aquellos en instituciones destacadas) sobre el sesgo del peso.
  • Se deben ampliar las campañas para reducir los estigmas públicos, como el sesgo por el peso.
  • Las personas con diabetes que han experimentado un sesgo de peso intrapersonal deben considerar el asesoramiento y buscar el apoyo de sus compañeros.

En conclusión: Para ayudar a las personas con diabetes a prosperar, la empatía y la concientización de la experiencia interna de la diabetes deben impulsar el futuro de la atención al paciente.

El estigma de la diabetes puede llevar a muchos resultados negativos para la salud. Si te has visto afectado personalmente por el estigma de la diabetes y necesitas apoyo, utiliza estos recursos:

ESCRITO POR Julia Flaherty , PUBLICADO , UPDATED 06/06/22

Julia Flaherty es autora, escritora y editora de libros infantiles publicados, comercializadora digital galardonada, creadora de contenido y activista de la diabetes tipo 1. Busca el primer libro de Julia, “Rosie Becomes a Warrior” (“Rosie se convierte en guerrera”). A Julia le parece terapéutica la construcción de conexiones dentro de la comunidad de diabetes tipo 1. Poder contribuir a su progreso le da alegría. Le encanta conectarse con las comunidades de diabetes, ser creativa y contar historias. A Julia le gusta hacer senderismo, viajar, trabajar en su próximo libro o sumergirse en un nuevo proyecto de arte en su tiempo libre. Conéctate con Julia en LinkedIn o Twitter.