Pregúntale a un Especialista en Educación y Cuidado de la Diabetes: ¿Qué Puedo Comer?


 

¿Alguna vez has querido poder preguntarle a un especialista en educación y cuidado de la diabetes (DCES, por sus siglas en inglés) sobre la diabetes Tipo 2? En nuestra nueva columna mensual: Pregúntale a un especialista en educación y cuidado de la diabetes, un profesional puede responder a tus preguntas más prioritarias sobre varios temas, incluyendo la dieta, los medicamentos, el ejercicio y la salud mental. ¿Quieres enviarnos una pregunta? ¡Envíanos un correo electrónico a hello@beyondtype2.org!


 

Estimado especialista:  Hace poco me diagnosticaron diabetes Tipo 2 y no estoy seguro de qué puedo comer. Muchos me han recomendado la dieta keto. ¿Tengo que seguir una dieta keto para manejar la diabetes Tipo 2?

Estimado lector: Primero, ¡un diagnóstico reciente es mucho para asimilar! El mejor lugar para comenzar a determinar qué puedes comer es observar con atención lo que comes ahora y con qué frecuencia. Aprender a leer las etiquetas de los alimentos y comprender el tamaño de las porciones recomendado te ayuda a calcular la ingesta real de alimentos. Llevar un diario de alimentos durante unos días es una excelente manera de visualizar cómo es tu patrón de alimentación actual. Una aplicación de seguimiento de alimentos también puede hacer que sea más fácil y divertido. Un ejemplo es My Fitness Pal, pero hay muchos para elegir. Ser consciente de dónde vas a empezar te ayudará a ti y a tu equipo de atención de la diabetes a identificar los cambios necesarios para manejar tu nueva afección.

¿Qué dicen los expertos?

Existe una variedad de patrones de alimentación que se han estudiado para manejar la diabetes. El Informe del Consenso de Nutrición dice que realmente no hay un plan de alimentación que se adapte a todos, pero hay temas comunes en cada uno de los patrones de alimentación recomendados que pueden servir como punto de partida para tu propio plan de alimentación. Estos incluyen:

  • Enfatizar las verduras sin almidón, como el brócoli, los pimientos, las espinacas y los espárragos.
  • Mantener los azúcares agregados y los granos refinados al mínimo, como el pan blanco, el arroz blanco, los cereales azucarados y las galletas empaquetadas.
  • Elegir alimentos integrales que se encuentran en la sección de frutas y verduras en lugar de alimentos empaquetados altamente procesados.
  • Reemplazar las bebidas endulzadas con azúcar por agua con la mayor frecuencia posible.

Los carbohidratos son los principales nutrientes que afectan la glucosa en la sangre (o azúcar). En general, las personas que siguen un patrón de alimentación keto intentan reducir la cantidad de carbohidratos que consumen. Pueden tener como objetivo una cantidad específica de gramos de carbohidratos por día o evitar los alimentos con alto contenido de carbohidratos, como los refrescos o las gaseosas, el pan, la pasta y las papas. En el mundo de la salud, el término dieta keto se refiere a un patrón de alimentación con menos de 20 gramos de carbohidratos por día, con un enfoque en las calorías adicionales que provienen más de las grasas que de las proteínas.

Según la Asociación Estadounidense de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés), un plan de alimentación centrado en comer cantidades bajas o muy bajas de carbohidratos puede ser una opción si no estás cumpliendo los objetivos de glucosa en la sangre o para que posiblemente reduzcas la cantidad de medicamentos para la diabetes necesarios para el tratamiento. La ADA también señala que este tipo de patrones de alimentación puede ser difícil de seguir para algunas personas a largo plazo. Sin embargo, puedes usar este tipo de plan para comenzar y trabajar con tu equipo de atención médica para realizar cambios de manera segura en lo que comes y cómo lo haces y adaptarte según sea necesario. Un nuevo plan de alimentación puede afectar la cantidad de insulina o medicamentos para la diabetes que necesitas, por lo que siempre debes consultar con tu proveedor de atención médica antes de comenzar con un nuevo plan.

Haz tus propios experimentos

No importa qué plan de alimentación pruebes, practica ser tu propio detective de la diabetes. ¿Cómo afectan ciertos alimentos o comidas a tu glucosa en la sangre? El nivel de glucosa recomendado antes de comer es de 80 a 130 mg/dl y 2 horas después de comer es inferior a 180 mg/dl. Armado con este conocimiento, mide tu glucosa antes de comer y luego nuevamente 2 horas después de comer tu comida favorita y mira cómo cambió. ¿Te mantuviste en el rango recomendado? Si no es así, ¿qué podrías cambiar la próxima vez? Como se mencionó anteriormente, llevar un diario de lo que comes puede facilitar los ajustes con tu proveedor.

Conéctate con alguien que pueda ayudar

Manejar la diabetes se trata de equilibrar todas las cosas que debes hacer para mantenerte saludable, como llevar una dieta sana, tomar los medicamentos necesarios y mantenerte activo, junto con todo lo demás en tu vida. Lograr este equilibrio puede ser difícil, así que pídele a tu proveedor que te recomiende a un nutricionista y dietista registrado (RDN, por sus siglas en inglés) o un especialista en educación y cuidado de la diabetes. Un RDN está especialmente capacitado para ayudarte a explorar las opciones de alimentos que funcionan mejor para ti en coordinación con tu plan de tratamiento general y otras afecciones de salud que puedas tener. Saben que el mejor patrón de alimentación para ti se basa en la manera en que comes actualmente, tus preferencias alimentarias y tus objetivos de salud. Las tradiciones familiares, el presupuesto y con quién comes también son consideraciones importantes. Te ayudan a analizar todos los mitos y hechos sobre la alimentación con la diabetes.

Como especialistas en educación y cuidado de la diabetes, queremos que tu vida sea lo mejor posible y cumplas con tus objetivos de salud. Para más información sobre los especialistas en educación y cuidado de la diabetes y encontrar uno cerca de ti, visita diabeteseducator.org/DCEShelp.


Contenido Relacionado:

 

Pregúntale a un DCES: Por qué debes rotar los sitios de inyección de insulina

Pregúntale a un DCES: Cómo sentirte cómodo en el consultorio médico

Este contenido se produjo en colaboración con la Asociación de Especialistas en Educación y Cuidado de la Diabetes (ADCES, por sus siglas en inglés), un socio fundador de Beyond Type 2.

 

ESCRITO POR JODI LAVIN-TOMPKINS MSN, RN, BC-ADM, CDCES, PUBLICADO 12/08/20, UPDATED 12/18/20

Jodi Lavin-Tompkins nació en Carolina del Norte y es una enfermera profesional con nivel de maestría con más de 30 años de experiencia en el cuidado de la diabetes. Actualmente es la Directora de Acreditación y Desarrollo de Contenido de la Asociación de Especialistas en Educación y Cuidado de la Diabetes. La carrera de Jodi ha abarcado desde trabajo en entornos académicos como enfermera especializada, hasta puestos en las industrias farmacéutica y de dispositivos médicos, y administrar un programa de educación y apoyo de automanejo de la diabetes en un gran sistema de salud del medio oeste. Le apasiona asegurarse de que las personas con diabetes tengan el conocimiento y las habilidades que necesitan para manejarla lo mejor que puedan. Para Jodi, la diabetes es personal; su madre, padre, hermano, sobrina, prima, tía y tío tienen diabetes.