Recibir Ayuda desde Casa: Lo que el Coronavirus puede Enseñarnos sobre Telesalud

3/31/20
WRITTEN BY: JULIA BLANCHETTE, PHD, RN, CDCES
FacebookTwitter
 

Atiende tus requerimientos

Evitar el contacto en persona ayuda a aplanar la curva de Coronavirus (COVID-19) y evitar una mayor propagación. Pero, ¿qué pasa con el cuidado de tus necesidades esenciales, como las visitas con tus proveedores de atención médica? ¿Qué sucede si no te sientes seguro interrumpiendo el distanciamiento social para ver a un proveedor de atención médica? Como resultado de la aparición de COVID-19, ¡la mayoría de los proveedores de atención médica preferirán no verte en persona! Reducir la cantidad de pacientes que entran y salen de los consultorios ayuda a minimizar la transmisión del virus y te protege a usted y al mismo tiempo a tu proveedor.

En muchos casos, aún podrás recibir los servicios de atención médica que necesitas sin acudir a citas presenciales. En los Estados Unidos, muchas de estas citas se están programando y re/agendando vía telefónica teléfono o a través de plataformas de video que ahora conocemos como telesalud. La telesalud (o telemedicina) es un método muy útil ya que te permite consultar con tu  proveedor de atención médica utilizando tu computadora, teléfono inteligente o tableta. Muchos proveedores de atención médica, incluidos aquellos que forman parte de la atención de quienes viven con diabetes, ahora pueden analizar tus datos , resultados de laboratorio y plan de manejo desde la comodidad de tu propio hogar. ¿Qué mejor manera de cuidar de tu salud durante una pandemia?

¡Aquí hay algunos consejos para ayudarte a utilizar los servicios de telesalud al máximo!

  • Pregunta a tu clínica y plan de seguro sobre el costo antes de participar en una visita por medio de telesalud. Puede haber una tarifa asociada con su visita, o se puede eximir el costo.
  • Si utilizas una aplicación de visita virtual, inicia sesión al menos 10 minutos antes de tu cita programada para asegurarte de que no haya problemas. Usa tu tiempo inteligentemente. La visita puede cerrarse después de 15, 20 o 30 minutos (o cualquier intervalo de tiempo que tenga). Planea tus preguntas con anticipación para aprovechar mejor tu tiempo.
  • Si participa en una visita relacionada con el cuidado de tu diabetes, descarga tus data de manejo y envíala a tu proveedor por adelantado. Si no estás seguro de cómo descargar estos datos desde tu hogar, revisa con anticipación el sitio web de la plataforma de datos para obtener instrucciones o comunicándote con tu proveedor para obtener ayuda.
  • Ten en cuenta que es posible que tengas que esperar puede haber pacientes en consulta antes que tú para recibir estos servicios.

Existen algunas posibles barreras para la telesalud que debes tomar en cuenta:

  • Cierto tipo de cuidado y atención aún requiere de visitas entre ellas algunos procedimientos y atención para cirugías.
  • Es posible que no puedas recibir una visita vía telesalud si eres un paciente nuevo. Las excepciones son para atención virtual urgente o visitas de evaluación relacionadas con COVID-19.
  • Se requiere tener acceso a una plataforma digital. Esto puede ser una barrera para quienes no tienen servicio de Internet en casa,  para aquellos con planes de datos limitados o para quienes no cuentan con un dispositivo inteligente.
  • Tu proveedor podrá tener una plataforma preferida. Algunos simplemente te llaman, mientras que otros pueden preferir usar Facetime o aplicaciones específicas de plataforma de atención virtual, como AmCare.
  • Si tienes dificultades para usar la tecnología, pide ayuda a tu familia o a un amigo. ¡Esta es una experiencia nueva para todos nosotros!

Adaptarnos a este nuevo enfoque

Afortunadamente, se han resuelto muchos obstáculos previos al uso de telesalud, como la falta de cobertura para las personas con Medicare. A través de nuevas exenciones, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) han ampliado la telesalud más allá de COVID-19. Anteriormente, solo aquellos en áreas rurales designadas podían recibir cobertura para estos servicios. Las visitas de telesalud ahora están cubiertas independientemente de la ubicación geográfica. Este anuncio se aplica a una variedad de servicios de atención médica, incluidas visitas especializadas como endocrinología, psicología y terapia de nutrición médica. Aunque ha habido un progreso importante, los seguros privados aún pueden o no cubrir estos servicios. Se recomienda consultar con el seguro sobre el costo antes de agendar o realizar una cita.

Entonces, ¿la telesalud está aquí para quedarse? ¿O veremos que deja de existir cuando la pandemia de COVID-19 se desacelere? Los proveedores de atención médica han utilizando los servicios de telesalud por años, pero en capacidades limitadas ya que los pacientes a menudo prefieren lo que están acostumbrados: ver a los proveedores en persona. Sin embargo, el uso de este tipo de servicios ha ido en aumento e incluso han ganado popularidad entre aquellos que tienen barreras para acceder a servicios especializados, como estudiantes universitarios y aquellos que viven en áreas remotas. Los usos adicionales incluyen ofertas de telesalud de grandes compañías como parte de sus planes de seguro. Actualmente, se trabaja en alentar a los proveedores sanitarios a utilizar y hacer llegar la telesalud a las personas de bajos ingresos, más allá de la atención relacionada con COVID-19.

En el mundo de la diabetes y el mundo de la endocrinología, la telesalud se ha utilizado para poblaciones más difíciles de alcanzar. Por ejemplo, el proyecto Endo ECHO, financiado por The Leona M. y Harry B. Helmsley Charitable Trust, tiene como objetivo ampliar el acceso a los servicios para aquellos que enfrentan barreras para la atención, como aquellas personas que viven en comunidades rurales. La JDRF también realizó una recaudación de fondos para que los proveedores de psicología y atención de la salud emocional ampliaran los servicios limitados de salud mental a las personas con diabetes. Además, varios estudios han utilizado la telesalud para proporcionar servicios a quienes están en transición de la atención de diabetes pediátrica a la de adultos.

Muchos proveedores y pacientes se han visto obligados a adaptarse rápidamente como resultado de la pandemia de COVID-19, pero la adopción de la telesalud como alternativa a las visitas en persona ya era algo que estaba en marcha, y es una transición que seguramente continuará .


Para más información relacionada con Coronavirus y Diabetes  haz click aquí.



JULIA BLANCHETTE, PHD, RN, CDCES

Julia fue diagnosticada con DT1 hace más de 20 años a la edad de 7 años. Con orgullo ha estado usando una bomba de insulina desde el año en que fue diagnosticada y tiene un interés especial en la tecnología de diabetes que crean los propios pacientes. Actualmente trabaja como especialista en educación y cuidado de la diabetes, bomba de insulina y entrenadora de MCG en el Centro de Diabetes de la Clínica Cleveland. Recientemente terminó su doctorado en Ciencias de Enfermería en la Universidad Case Western Reserve. Su investigación se centra en la transición de la atención de la diabetes pediátrica a la adulta, los programas de autocontrol de la diabetes y los resultados de estrés financiero, salud mental y autocontrol en adultos jóvenes con diabetes tipo 1. Ha realizado numerosas presentaciones y tiene muchas publicaciones sobre tecnología de la diabetes y sobre su investigación. También se desempeña como copresidenta de la Comunidad de interés pediátrica y de campamentos para la Asociación Americana de Educadores de Diabetes y en la Junta de Directores de JDRF Northeast Ohio. En su tiempo libre, está muy involucrada en la comunidad de DT1 del noreste de Ohio. También le gusta ayudar con Camp Ho Mita Koda, donde es directora de atención médica, explora Cleveland y escribe. Puedes seguirla en Twitter @JBlanchetteCDE o en Instagram @nursejebcat.