ALBÓNDIGAS DE POLLO AL ESTILO BUFFALO DE ALL AMERICAN PALEO TABLE


 2020-05-05

¡Un giro creativo para las alitas de pollo al estilo Buffalo clásicas, convertirlas en albóndigas! Son perfectas para las festividades de un día de competencia porque puedes envolverlas en papel aluminio y mantenerlas calientes hasta que quieras comer. Están llenas de sabor y son un poco picantes, y generalmente las sirvo sobre una cama de rúcula con queso azul desmoronado o aderezo ranch cremoso (página 168).

  • 1 taza de harina de almendras
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharaditas de ajo en polvo
  • 1 kg (2 libras) de pollo molido
  • 1/2 taza de cebollas verdes, picadas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva, para sellar
  • 2/3 de taza de salsa picante al estilo Buffallo *Utilizo la salsa picante Frank’s
  • 2 puñados de hojas frescas de rúcula
  • 4 onzas de queso azul desmoronado (si no quieres lácteos puedes omitirlo)
  • aceite de coco, para engrasar las manos
  • aderezo ranch (página 169), para servir

PREPARACIÓN

  1. Precalienta el horno a 176 ºC (350 °F) y calienta una sartén antiadherente grande a fuego medio.
  2. En el fondo de un tazón, tamiza la harina de almendras, la sal y el ajo. Agrega el pollo molido y las cebollas verdes. Usa las manos para mezclar la carne, incorporando todos los ingredientes, pero ten cuidado de no mezclarlos demasiado porque el pollo se pondrá gomoso.
  3. Engrasa tus manos ligeramente con aceite de coco, dale forma de pequeñas albóndigas al pollo y déjalo a un lado en un plato. Si resulta demasiado difícil trabajar con el pollo, lávate las manos y vuelve a engrasarlas.
  4. Rocía el aceite de oliva en la sartén tibia, moviéndola para cubrir todos los lados. Dora las albóndigas durante 8 minutos, dándoles vuelta cada 2 minutos para que todos los lados se sellen.
  5. Transfiere las albóndigas a un recipiente para hornear, colocándolas juntas para que todos los lados se toquen. Es más fácil si el recipiente para hornear es similar en tamaño a las albóndigas; normalmente un plato de 22 x 33 cm (9 x 13 pulgadas) funciona bien. Vierte la salsa picante sobre las albóndigas y colócalas en el horno.
  6. Hornéalas por 20 minutos.
  7. Sírvelas sobre una cama de rúcula con queso azul desmoronado o aderezo ranch.

Nota: Si no encuentras pollo molido, la mayoría de los carniceros pueden moler muslos de pollo fresco. ¡Solo pídeselo!

Rinde: 16 albóndigas

por porción (1 albóndiga): 3 g de carbohidratos

2 cucharadas de aderezo ranch = 2 g de carbohidratos

 

ESCRITO POR CAROLINE POTTER, PUBLICADO , UPDATED 05/05/20

Caroline Potter es una profesional en terapia nutricional y es autora del libro de cocina All American Paleo Table y el blog Colorful Eats, vive con diabetes Tipo 1 desde los 20 años. Vive en Pearl Harbor en Hawái con su esposo, Stephen, y su peludo golden retriever, Libby. ¡Le encanta hacer cosas al aire libre, los capuchinos calientes y los asados ​​los fines de semana!