GRANOLA DE QUINOA


 2020-02-28

¿Piensas que la granola es solo azúcar y avena? Te equivocas. Con esta excelente receta que nuestro propio Sam Talbot y su amigo Henry Jensen inventaron, te espera una verdadera sorpresa.

Las bayas de Goji son súper ricas en vitamina C y también aumentan el azúcar en la sangre lentamente para que no baje abruptamente más tarde (a nadie le gusta eso). Un cuarto de taza de pepitas de calabaza te da casi la mitad de la cantidad diaria recomendada de magnesio. El grano hípster llamado quinua, no solo es rico en fibra, sino que es una excelente alternativa sin gluten para las personas que sufren de enfermedad celíaca e intolerancia al gluten, también es un excelente aporte de proteínas. Los anacardos tienen el menor contenido de grasa de la mayoría de las nueces, un puñado de nueces al día puede ayudar a reducir el colesterol. La canela puede ayudar a las personas con diabetes a estabilizar su azúcar en la sangre (¡la canela no es una cura!, ¡y ni siquiera me hagas hablar de la cura del quimbombó!), y el jengibre se usa para tratar docenas de dolencias. Es decir, en serio, esta granola es increíble. Si no me crees, pregúntale a Henry. A Henry le gusta comer la suya con leche de almendras sin azúcar, a su hermana le gusta con yogur y a su mamá a veces le gusta comerla con helado de vainilla.

  • 1 taza de quinoa roja
  • 2 tazas de pepitas de calabaza
  • 1/2 taza de semillas de chía
  • 1/2 taza de semillas de sésamo
  • 1/2 taza de semillas de lino
  • 1/2 taza de corazones de cáñamo
  • 1 taza de avena integral
  • 2 tazas de anacardos crudos, picados
  • 2 tazas de pecanas picadas
  • 1/2 taza de bayas de goji secas, arándanos u otras frutas secas
  • 8 cucharadas de néctar de coco (Henry usa 4 cucharadas)
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1/2 cucharada de sal marina (Henry usó sal rosa del Himalaya)
  • 1/2 taza de jugo de fruta fresca (Henry usó jugo de naranjas de ombligo,
    se le terminaron las naranjas rojas)
  • 1 cucharada de jengibre molido
  • 1 cucharada de canela
  1. Precalienta el horno a 350 grados F.
  2. Pica las nueces, ponlas en un tazón y agrega todas las semillas, la avena y la quinua. Luego agrega el néctar de coco, el jugo fresco, el aceite de oliva y la sal.
  3. Coloca capas finas de granola en un tapete de silicona o papel para hornear sobre una bandeja para hornear, tuesta cada tanda durante unos 15 minutos, pero vigílala, cuando apenas comience a dorarse, sácala del horno. Agrega las bayas secas y guarda la granola en frascos.

_____________________________________________________________________________________

Rinde: 12 tazas

Tamaño de la porción: 1/4 taza

Por porción: 20 g de carbohidratos

ESCRITO POR SAM TALBOT Y HENRY JENSEN, PUBLICADO , UPDATED 02/28/20

Sam (37 años) y Henry (8 años) son mejores amigos y ambos tienen diabetes Tipo 1. Charlan a través de facetime un par de veces al mes y hablan sobre recetas, de sus problemas con la diabetes Tipo 1 y cosas de chicos en general.