La mula de Moscú


 2020-02-18

El trago mula de Moscú fue creado en la taberna Cock ‘n’ Bull de Los Ángeles en 1941 cuando un vendedor llamado John G. Martin, a quien se le estaba dificultando vender vodka a los estadounidenses, se encontró con el propietario del bar, Jack Morgan, que tenía problemas para vender su cerveza de jengibre. Los dos se pusieron creativos detrás de la barra y muchas variaciones más tarde, crearon un cóctel que es muy popular hoy en día. La mula a menudo se sirve en una taza de cobre, se rumorea que inicialmente fue proporcionada por un tercer colega con un gran inventario de tazas que necesitaba vender.

La bebida tuvo una enorme popularidad en las décadas de 1950 y 1960, es una de nuestras favoritas para hacer en casa durante todo el año por su simplicidad (3 ingredientes) y su sabor chispeante. Como cualquier receta simple, la mula proporciona una base perfecta para hacer variaciones creativas. Si bien me han gustado otras versiones más complejas (como el wonkey donkey en el Pollen Street Social de Londres) o con giros sutiles como agregar pepino (como se estaba sirviendo en todo Berlín este otoño), pero para mezclar en casa cuando los invitados pasan por aquí, nos apegamos a lo básico (se presenta a continuación).

Mantén estos ingredientes a mano y tendrás una dosis refrescante que es igualmente deliciosa para aquellos que no quieran ponerle vodka.

 

Preparación

Llena un vaso alto con cubitos de hielo pequeños, el jugo de lima, el vodka y luego cúbrelo con la cerveza de jengibre. Decóralo con rodajas de lima.

 

Por trago: 10 g de carbohidratos

 

 

Ingredientes para 1 trago

  • Jugo de 1/2 lima
  • 2 onzas de vodka
  • 3 onzas de cerveza de jengibre Fever Tree

 

ESCRITO POR Sarah Lucas, PUBLICADO 02/18/20, UPDATED 11/07/22

Mary, la hija de Sarah, fue diagnosticada con diabetes tipo 1 en 1998 a la edad de siete años. Es diseñadora de eventos, escritora y experta en estilo de vida apasionada por la filantropía, ha recaudado más de $10 millones para organizaciones benéficas de diabetes tipo 1 en los últimos 15 años. Sarah es cofundadora de Beyond Type 1 y se desempeñó como directora ejecutiva hasta 2019. Cuando no está luchando para hacer del mundo un lugar mejor, la puedes encontrar rodeada de su familia, pasando tiempo con amigos, explorando el mundo, y con frecuencia montando su bicicleta.