Tengo Prediabetes. ¿Y Ahora Qué?


 

 

 

Quizá sentiste que algo no andaba bien con tu cuerpo o quizá notaste una mancha en ciertas partes del cuerpo como el cuello, axilas, rodillas o codos y fuiste con el doctor quien te sugirió realizar un estudio de laboratorio o quizá fue en algún estudio de rutina donde notaste o el médico notó que tu glucosa no se encontraba en niveles normales a lo que seguramente surgió la duda en tu cabeza “¿tengo diabetes?” a lo que el médico te responde “no, tienes prediabetes”. 

Entre una sensación de alivio pero con algo de preocupación intentas descifrar qué quiere decir eso, habías escuchado sobre diabetes pero no prediabetes. Y te preguntas “Entonces ¿tengo o no tengo diabetes, qué necesito hacer, qué significa eso?”

¿Qué significa prediabetes?”

Pues bien, la prediabetes indica que tu glucosa en sangre está ligeramente más elevada que lo normal pero no lo suficientemente alta como para considerarla diabetes. La prediabetes es un estado de alarma que indica que algo en el metabolismo de la glucosa no está funcionando adecuadamente pero que, si realizas ciertos cambios en hábitos y estilos de vida para prevenir que esos niveles de glucosa se eleven y sea considerados como diabetes.

Como la palabra lo dice prediabetes indica un paso antes de la diabetes. Es decir, quizá en tu día a día llevas hábitos no saludables que están forzando un poco la producción de insulina y que de no cambiarlos te llevarán a desarrollar diabetes. 

Nuestro páncreas

Yo suelo emplear como ejemplo una esponja llena de agua. A esa esponja le llamaremos páncreas y al agua le llamaremos insulina. Cada uno nace con una esponja que necesitamos cuidar para que no se nos acabe el agua hasta el final de nuestros días pero, cada vez que comemos alimentos ricos en azúcar como refrescos, dulces o postres o bien, alimentos con mucha grasa y carbohidratos como frituras, antojos ricos en grasa o papas fritas exprimimos un poco más esa esponja y vamos reduciendo la cantidad de agua que tiene la esponja. 

Si a eso además le agregamos factores como el sedentarismo, estrés y bajo consumo de frutas y verduras que nos proporcionan muchos nutrientes entonces llega el día en que la esponja tiene muy poca cantidad de agua para el camino que aún nos falta por vivir y es cuando llega la diabetes.

Todos estos factores influyen en una adecuada utilización de la insulina pudiendo generar resistencia a insulina, término que seguramente habrás escuchado y te explico a continuación. 

La Resistencia a la Insulina

La resistencia a la insulina se produce cuando las células de los músculos, grasa e hígado no responden bien a la insulina (imagina que tienes una chapa de una puerta a la que llamaremos célula y la llave que es la insulina está ligeramente chueca y no logra abrirla para que la glucosa de la sangre entre a alimentar a la célula) y no pueden absorber la glucosa de la sangre fácilmente ocasionando que el páncreas produzca más cantidad de insulina (“exprimir” más al páncreas), mientras el páncreas pueda producir suficiente insulina para superar la débil respuesta de las células a la insulina, los niveles de glucosa en la sangre se mantendrán en un nivel adecuado pero si no puede producir la cantidad suficiente comenzamos a ver cierta elevación en la glucosa que nos está indicando que algo no funciona bien.

Ahora bien, ¿cómo es que el doctor supo que tenias prediabetes? Probablemente los estudios que te indico incluian alguno de estos:

  • Prueba de hemoglobina glucosilada (A1C). Esta prueba nos indica el promedio de glucosa en sangre de los últimos tres meses.
  • Análisis de azúcar en sangre en ayunas. Se toma una muestra de sangre después de un ayuno de 8 horas.
  • Prueba de tolerancia a la glucosa oral. Se toma una muestra de sangre después de un ayuno de 8 horas, se bebe una solución azucarada y se mide la glucosa dos horas después. 
Hemoglobina Glucosilada (A1C) Glucosa        en          ayuno Prueba de tolerancia a la glucosa
Rango normal 5.7% < 100 mg/dl < 140 mg/dl
Prediabetes 5.7 – 6.4% 100 – 125 mg/dl 140 – 199 mg/dl
Diabetes > 6.5% >125 mg/dl > 200 mg/dl

 

¿Y ahora qué? 

Pues bien, ya sabemos que la prediabetes es un estado previo a la diabetes pero el que llegues a ser diagnosticado con diabetes depende en muchos casos de ti. Comer alimentos saludables evitando alimentos ricos en azúcar, realizar actividad física cada día, aprender a manejar el estrés y mantener un peso saludable puede ayudar a que el nivel de glucosa sanguínea vuelva a la normalidad. Estos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir el desarrollo de diabetes tipo 2. 

Recursos

Prediabetes – Diagnóstico Y tratamiento – Mayo Clinic. (2020, May 5). Mayo Clinic – Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/prediabetes/diagnosis-treatment/drc-20355284

Resistencia a la insulina Y la prediabetes. (2018, May 1). National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/que-es/resistencia-insulina-prediabetes

ESCRITO POR EUGENIA ARAIZA, NUTRIÓLOGA, EDUCADORA EN DIABETES, PUBLICADO 06/17/20, UPDATED 06/17/20

Eugenia es licenciada en Nutrición y es Educadora en Diabetes. Ella fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 hace 23 años. Actualmente trabaja en Healthy Diabetes https://www.facebook.com/healthydiabetesmx/ https://www.healthydiabetes.mx Ella disfruta mucho estudiar y ayudar a otros en el manejo de sus diferentes tipos de diabetes.