Un Titán con Diabetes Tipo 2

2/20/20
WRITTEN BY: Ross Cooper
FacebookTwitter
 

Me diagnosticaron diabetes Tipo 2 en octubre de 1996 cuando tenía 19 años. En el momento de mi diagnóstico, me había ejercitado unos días antes y noté que estaba anormalmente adolorido. Al principio, fui al hospital y me pusieron una inyección para los músculos y me enviaron a casa. Después, experimenté sed extrema, sudoración y estaba orinando mucho. En ningún momento pensé que tenía diabetes. 

Unos días después, no tenía la fuerza para pararme. La madre de mi hijo, que tenía 9 meses de embarazo en ese momento, y su padre me llevaron al hospital. Allí, me dijeron que mi nivel de azúcar en la sangre era de 1000 mg/dL, ¡que es 10 veces el nivel normal! Este nivel no solo es anormal, sino que puede ser mortal. Tengo suerte de haber podido recibir atención médica. 

Me pusieron un goteo intravenoso de insulina durante los cinco días más largos de mi vida y tuve que llevar una dieta sin azúcar, baja en carbohidratos y sin sabor. Al tercer día, pude comer mandarinas, eran lo único que tenía sabor. 

Adaptarme a mi nueva vida con diabetes definitivamente tuvo sus retos. Tomaba muchos refrescos de dieta y me recetaron metformina e insulina. Por un tiempo, pensé que moriría porque no podía autoinyectarme insulina. En ese momento, las plumas de insulina no estaban disponibles para mí, así que tuve que usar una jeringa y viales para administrarme Humalog. 

Eso. Fue. Horrible. 

También había visto a familiares sufrir de diabetes. Mi madre, mi abuela, mi tía y mi primo tenían diabetes. Mi padre también la tenía y, desafortunadamente, falleció por complicaciones relacionadas con la diabetes. El cuidado de la diabetes se volvió mucho más fácil para mí una vez que pude conseguir una pluma de insulina. 

Soy un Titán con diabetes Tipo 2

Hoy en día, manejo bastante bien la diabetes Tipo 2. Soy entrenador personal y estoy en el gimnasio todo el tiempo. Me encanta el día en el que ejercito el pecho y siempre lo he hecho. Mis otros ejercicios favoritos son la prensa inclinada, los fondos y los cruces de polea con cable. Hay algo que me gusta sobre tener el tipo de músculos que Arnold Schwarzenegger tiene de hombro a hombro. Las pesas pueden ser intimidantes, pero no dejes que lo sean. Si acabas de comenzar con el levantamiento de pesas o has dudado en hacerlo, consulta a un entrenador en tu gimnasio para aprender los conceptos básicos.  

Pero todos sabemos que nuestra dieta también debe ser la correcta, así que hago las cosas bien en la cocina. Mi dieta imita la dieta de un culturista. Es una dieta alta en proteínas con carbohidratos bajos a moderados y fuentes saludables de grasas. Soy originario de Buffalonian, así que todavía amo la pizza y las alitas. La pizza causa estragos en mi azúcar en la sangre, pero tienes que vivir.

También estoy agradecido por el apoyo de mi esposa, que es enfermera registrada. Ella me ha enseñado mucho sobre la diabetes. No sabía tanto como pensaba, como saber cómo se calcula el A1c y la cantidad de insulina que debo administrarme según mis niveles de glucosa. Ella me ayudó con las pequeñas cosas que han marcado una gran diferencia en mi cuidado. Estoy feliz de tener su apoyo y porque me mantiene bajo control. 

Lo que me lleva al siguiente punto. Hay muchas ideas erróneas sobre cómo viven las personas con diabetes Tipo 2. La gente piensa que las personas con diabetes son gordos, perezosos y comen tanto que se enferman. La forma de cambiar la manera en que las personas nos ven es mostrando lo saludables y productivos que somos. De hecho, tomamos en serio nuestra salud y hacemos algunas cosas increíbles en nuestras vidas. Yo en particular, me entreno, cuido mi dieta y me alegra saber que nunca me he rendido ni me he dado por vencido con la diabetes. Cuando me diagnosticaron, estaba asustado, confundido y enojado. El médico me dijo que tendría que cambiar todo en mi vida. Entonces, lo vi como una sentencia de cadena perpetua para ejercitarme, trabajar duro en mi cuerpo y ver qué podía hacer a pesar de mi diagnóstico. 

Sigo retando a la manera en que se ve la diabetes. Tener un nivel alto de azúcar en la sangre no es un fracaso. No tienes que ser perfecto todos los días con cada manejo de azúcar. La diabetes puede ser frustrante, pero la vida no ha terminado. Vive tu vida, sé positivo, comprométete a ser lo más saludable posible. Hazlo a tu manera y no dejes que esta enfermedad te controle. Eres un TITÁN con diabetes Tipo 2 y yo soy un titán con diabetes Tipo 2. 


Contenido Relacionado:

Guía Básica para el Ejercicio y DT2 

Activarme de Manera Segura con DT2  

Aceptar el Diagnóstico de Diabetes Tipo 2 

 



Ross Cooper

Ross Cooper ha estado viviendo con diabetes Tipo 2 desde 1996. Desde su diagnóstico, se ha tomado muy en serio su estado físico y adoptó la rutina de un culturista. Ross es un entrenador físico y se dedica a "ser más fuerte un músculo, una comida, un día a la vez y hacer que cada una sea BESTIAL". Puedes ver a Ross en Instagram en @mosaictotalfitness.