“Type 2 and You ” (La Diabetes Tipo 2 y Tú) un Blog de una Educadora en Diabetes Certificada

 

 

Megan Muñoz es una enfermera certificada de cirugía quirúrgica médica y una educadora certificada en diabetes, ubicada en Cedar Rapids, Iowa. Ella trabaja con una amplia gama de personas que viven con todo tipo de diabetes, tanto en el ámbito de pacientes hospitalizados como ambulatorios. Megan recientemente inició un blog para personas con diabetes Tipo 2 para brindar un recurso de acción y sentido común para quienes viven con diabetes Tipo 2. La fuerza y la resiliencia son dos cualidades que reconoce y admira en todas las personas que viven con diabetes. Lee más acerca de cómo Megan usa su trabajo para mejorar las vidas de las personas con diabetes, incluidos algunos cambios que puedes hacer hoy mismo.

Cuéntanos sobre tu trabajo como educadora certificada en diabetes. ¿Qué te inspiró a conseguir ayuda para las personas con diabetes Tipo 2?

He sido enfermera desde hace 8 años y he trabajado como educadora en diabetes la mayor parte de mi carrera. Esto incluye tanto el trabajo con pacientes internos (hospital) y ambulatorios (clínica). Tengo el privilegio de trabajar con personas con diabetes Tipo 1 o Tipo 2, así como con personas con diabetes gestacional. Veo a una variedad de personas, desde personas recién diagnosticadas hasta aquellas que utilizan todo el alcance de las tecnologías para la diabetes, como las bombas de insulina y los monitores continuos de glucosa.  También utilizamos protocolos en nuestra clínica y en el hospital que me permiten a mí y a los otros educadores certificados en diabetes con los que trabajo poder ajustar la insulina y otros medicamentos para la diabetes. Esto ayuda a las personas con diabetes a alcanzar las dosis que necesitan mucho más rápidamente.

Me inspiran los que viven con todo tipo de diabetes. Elegí enfocar mi blog en aquellos que viven con diabetes Tipo 2 porque creo que la diabetes Tipo 2 tiene sus propios retos que son únicos. Las personas con diabetes Tipo 2 tienen menos probabilidades de recibir capacitación para el automanejo de la diabetes. Lo que significa que con frecuencia luchan para entender la enfermedad, crean expectativas poco realistas de sí mismos y de la diabetes Tipo 2, y creen los estigmas que rodean a la diabetes Tipo 2. Además, hay un amplio espectro de diabetes Tipo 2. Algunas personas manejan su diabetes con una alimentación saludable y actividad física, algunas toman píldoras para la diabetes mientras que otras usan inyecciones de medicamentos, como la insulina. Esto hace que a las personas con diabetes Tipo 2 les resulte difícil relacionarse incluso entre sí y los lleva a aislarse, aunque la diabetes es bastante común y afecta a 1 de cada 11 personas.

¿Hay diabetes en tu familia?¿Tienes amigos con diabetes Tipo 2?

Sí hay diabetes en mi familia. Mi abuela, que era una de mis personas favoritas en todo el mundo, desarrolló diabetes Tipo 2 a los 60 años. Terminó con diálisis los últimos años de su vida, pero estaba relacionada con la presión arterial alta a largo plazo con la que luchó desde una edad muy temprana. También tengo tías y tíos que desarrollaron diabetes Tipo 2 en los últimos 5 a 10 años. Pero estos no fueron el factor determinante en mi decisión de convertirme en un educadora certificada en diabetes. Recuerdo haber observado a una enfermera practicante de educación certificada en diabetes trabajar con un joven con diabetes en la escuela de enfermería. Me enamoré de la interacción que vi entre los dos: había respeto, comprensión, comunicación conjunta y solución de problemas. Pensé: “Quiero hacer eso”.

¿Con qué te encuentras habitualmente en tu trabajo cotidiano? ¿Cuál es tu enfoque único para la educación y el asesoramiento sobre la diabetes?

Día a día:

Trabajo tanto en un entorno clínico como hospitalario. 

En el entorno hospitalario, veo una gran variedad de pacientes, con y sin diabetes. Principalmente me encargo del manejo de medicamentos con un médico que supervisa mi trabajo. Educo sobre la diabetes, ¡pero un hospital es un lugar difícil para que cualquiera retenga mucha información!  Por lo general, me concentro en identificar las necesidades que las personas podrían tener que les servirá para llevar a casa, evaluar la baja frecuencia de azúcar en la sangre en casa y trabajar para comprender qué barreras puede tener alguien para tomar sus medicamentos con regularidad.

En un día común y corriente de una clínica, paso aproximadamente una hora con un paciente. Gran parte de mi trabajo en el ámbito de la clínica es asociarme estrechamente con personas para ayudarlas a alcanzar sus objetivos de diabetes. Podría estar capacitando a alguien en nuevas tecnologías, como un monitor continuo de glucosa, facilitando una clase grupal para personas recién diagnosticadas con diabetes, o sentada con alguien que se enfrenta a cambios en los medicamentos y necesita apoyo e información sobre los riesgos y beneficios de sus opciones.

Mi acercamiento:

Hay principios subyacentes en mi enfoque de la educación y el asesoramiento sobre la diabetes:

  1. Nadie quiere complicaciones debido a la diabetes. Parece lógico, pero somos bastante buenos haciendo sentir mal a alguien cuando ha desarrollado una complicación por la diabetes. Y sospecho que la mayoría de las personas con una complicación por la diabetes ya se habrán castigado lo suficiente, por lo que no hay necesidad de agravarlo.  En realidad es que acaban de tener barreras para manejar bien su diabetes.
  2. Hay mucho trabajo, sin mucha recompensa visible. Pienso en esto en el mismo contexto que el ahorro para la jubilación. Todo el trabajo para la diabetes es en gran medida una inversión en el futuro. Una esperanza de que se haya reducido el riesgo de complicaciones lo suficiente como para que nunca se desarrolle una. Pero mientras que todo el trabajo es día a día, mes a mes, la recompensa no se ve hasta años después. Hay una razón por la que se dice que es una enfermedad silenciosa. 
  3. Las personas con diabetes tienen prioridades competitivas, como todos los demás. Trabajos, niños, estresores financieros, otras necesidades de salud, etc. Tenemos que considerar la cantidad de tiempo que cada día toma para que alguien maneje su diabetes porque afecta directamente el tiempo que tienen disponible para abordar otras responsabilidades importantes. 

Si se consideran estos principios, ¿cómo puede alguien justificar el hecho de avergonzar, amenazar o reprender a alguien que lucha por manejar su diabetes dentro o fuera de un consultorio médico? 

Entonces, trabajo duro para no usar esas tácticas en nadie.

Mi enfoque es sobre el aprendizaje a través de la experiencia. Por ejemplo, conozco a alguien que está convencido de no comenzar a usar insulina. Nuestra cita se enfoca en abordar las preocupaciones: si esas inquietudes son sobre los efectos secundarios, hablamos sobre los beneficios contra los riesgos de la insulina; si es miedo a las agujas, miramos el equipo juntos y administramos una inyección de práctica. Incorporo la información de salud personal como la A1c y análisis de riñones en nuestra conversación para que comprendan por qué la insulina es la opción que se presenta en ese momento. 

Si alguien todavía se resiste a la idea de la dosificación de insulina, le pregunto si estaría dispuesto a probarla durante una semana; luego que regrese a verme y me de el reporte de “lo bueno, lo malo y lo feo”. Quiero escucharlo todo. Esto ayuda a convertir el abrumador sentimiento de “esto será así el resto de mi vida” en algo a corto plazo. El seguimiento después de una semana le da a la persona con diabetes una voz y un lugar para ser escuchada y apoyada. También me permite solucionar cualquier problema o inquietud que tenga con respecto a sus medicamentos.

Otro ejemplo es que puedo encontrarme con alguien que no toma constantemente sus medicamentos para la diabetes y no se mide el azúcar en la sangre. Después de nuestra conversación, podemos hacer la prueba de que se mida los niveles de azúcar en la sangre antes y después de una comida del día (por ejemplo, el desayuno) durante tres días sin tomar sus medicamentos y durante tres días mientras toma sus medicamentos. Eso le permite ver qué efecto tienen sus medicamentos en sus niveles de azúcar en la sangre. Y les libera de la responsabilidad de intentar cambiar todo a la vez.

¿Qué hábitos ves en las personas con diabetes que no la manejan bien?

Las personas que luchan por controlar su diabetes con frecuencia no miden el azúcar en la sangre con regularidad. Medirla es una de las únicas formas de hacer que la diabetes sea “real” y de evaluar realmente cómo funciona el plan de manejo de la diabetes de una persona. Sin controlar el azúcar en la sangre, la diabetes sigue siendo más invisible y es menos probable que alguien tome sus medicamentos, que esté físicamente activo o que tenga hábitos alimenticios saludables. Pero la raíz del problema cuando alguien no está manejando bien su diabetes generalmente se basa en algún tipo de barrera, como:

  • Prioridades competitivas.
  • Una lucha continua con los niveles altos de azúcar en la sangre (dejan de creer que es posible llegar a tener niveles saludables de azúcar en la sangre).
  • Miedo o culpa por su diabetes.
  • Costo de medicamentos y suministros de control de glucosa.
  • Un sentido de fatalismo también conocido como mi familia lo tiene y desarrollaron complicaciones, así que a mí también me pasará.
  • La carga de trabajo para el autocuidado por la diabetes supera los beneficios.
  • Barreras sociales, como vivienda, comida, dinero, etc.

¿Cómo logras que tus clientes comiencen a hacer cambios de comportamiento después de un diagnóstico de diabetes? ¿Cuáles son algunos logros de tus clientes?

Con frecuencia, las personas recién diagnosticadas están más motivadas para hacer cambios. Lo que significa que la información es una base sólida para el cambio de comportamiento en esta etapa. Tiendo a ver la mayoría de las luchas cuando alguien niega el diagnóstico. A veces, hacerlo más “real” (por ejemplo, comparar sus análisis de laboratorio con los rangos que utilizamos para diagnosticar la diabetes), o hablar sobre sus riesgos personales en el desarrollo de la diabetes y las emociones que rodean el diagnóstico puede ayudar. Otras veces, solo lleva un buen tiempo. Dejamos “tarea” en nuestras clases para los recién diagnosticados. Esta “tarea” permite hacer la pruebas con ejercicio y planificación de las comidas y cómo se relacionan con los niveles de azúcar en la sangre. Esta es una pieza fundamental para el cambio de comportamiento y para hacer que la diabetes sea “visible”.

Con frecuencia veo que la gente lucha con la idea de necesitar medicamentos cuando acaban de ser diagnosticados. Muchos quieren probar la alimentación saludable y ser activos antes de comenzar con la medicación. Si es seguro, y alguien está especialmente resistente a comenzar la medicación, los apoyo en esta búsqueda. Debido a que sucederá una de estas dos cosas: tendrán éxito en el manejo de su diabetes sin medicación, o identificarán que la medicación es necesaria. La clave es ayudar a la persona con diabetes a establecer un límite de tiempo (por ejemplo, 4 semanas) y una meta de azúcar en la sangre y A1c (por ejemplo: A1c por debajo del 7.5 %) para la prueba. De lo contrario, tienden a retrasar el tratamiento necesario durante mucho tiempo, lo que aumenta el riesgo de complicaciones por la diabetes. 

Logros que he visto en las personas con las que he tenido el privilegio de trabajar:

  • Niveles de A1c más bajos, incluyendo menos variabilidad.
  • Mayor constancia en la rutina de la medicación.
  • Capacidad de identificar los medicamentos y cómo funcionan.
  • Ser mejores activistas para sí mismos con su proveedor de atención primaria.
  • Aumento de la actividad física.
  • Llevar una dieta más completa.
  • Usar bombas de insulina, MCG y medicamentos a su máximo potencial.
  • Reducción de los números de azúcar en la sangre baja.
  • Mejor socialización con amigos y familiares.
  • Reportes de sentirse menos culpables por su diabetes.
  • Reducción de las autoconversaciones negativas sobre la diabetes: “soy diabético”, comidas para hacer “trampa”, “mala comida y buena comida”, “mal manejo”.

¿Puedes hablar sobre la importancia de la capacitación para el automanejo de la diabetes?

La mayoría de las personas con diabetes Tipo 2 visitan a su proveedor de atención primaria para los chequeos de la diabetes de 2 a 4 veces al año, cada visita toma 15 a 20 minutos. ¡A lo sumo, eso es 80 minutos (o menos del 0.01 %) en todo el año! Lo que significa que la persona con diabetes está en el asiento del conductor en el tipo de atención que exigen y reciben. La capacitación para el automanejo de la diabetes ayuda a las personas con diabetes a desarrollar las habilidades para abogar por sí mismas y vivir una vida larga y saludable con diabetes. 

La capacitación para el automanejo de la diabetes se centra en:

  • Aumentar la confianza y el conocimiento sobre la diabetes.
  • Aliviar miedos y conceptos erróneos.
  • Desarrollar habilidades de sobrellevar y resolución de problemas.
  • Obtener bienestar general mientras se vive con diabetes.

La capacitación para el automanejo de la diabetes responde a preguntas como:

  • ¿Cuándo debería preocuparme por mis niveles de azúcar en la sangre y qué debo hacer al respecto?
  • ¿Qué se supone que debo comer?
  • ¿Desarrollaré complicaciones por la diabetes o moriré debido a ella?
  • ¿Cuáles son los beneficios y riesgos de mis medicamentos?
  • ¿Cómo manejo las vacaciones, los viajes, etc. ahora que tengo diabetes?
  • ¿Cómo manejo la diabetes con prioridades competitivas?

La capacitación para el automanejo de la diabetes ha demostrado que:

  • Disminuye los costos de la diabetes.
  • Disminuye el riesgo de complicaciones de la diabetes.
  • Mejora los niveles de azúcar en la sangre.
  • Ayuda a alguien con diabetes a sentirse seguro de cuidar su diabetes.
  • Disminuye la tasa de la angustia/agotamiento debido a la diabetes

El mundo de la diabetes está cambiando rápidamente con respecto a los medicamentos, las tecnologías, las investigaciones, etc. El cuerpo y la diabetes de una persona también cambian con el tiempo. La capacitación para el autocontrol de la diabetes puede ayudar a conectar las nuevas necesidades de diabetes de una persona con las nuevas opciones de diabetes. Incluso si sus niveles de azúcar en la sangre se encuentran en un rango saludable, puede haber un nuevo medicamento o una nueva tecnología que ayude a reducir la carga de sus rutinas diarias.

Dinos por qué creaste tu blog, “Type 2 and You”? ¿Qué crees que está haciendo falta en la comunidad de diabetes Tipo 2?

Creo que falta una conversación abierta sobre la diabetes Tipo 2 en la comunidad de diabetes Tipo 2. Casi todos los que veo tienen un conflicto interno en torno a la diabetes Tipo 2; lo que en su mente es la verdad sobre sí mismos y la imagen que la sociedad pinta de ellos. La mayoría de las personas pueden identificar cualidades positivas en sí mismas (trabajadoras, amables, generosas, etc.). Pero cuando intentan unirlas con las nociones preconcebidas sobre las personas con diabetes Tipo 2 (“perezoso, sobrepeso, etc.”), es un choque de diálogo interno positivo con negativo. Agrégale a eso la respuesta social de los demás, juicios continuos como “¿debería estar comiendo eso?”, y se puede ver por qué muchas personas no dicen nada acerca de la diabetes Tipo 2. Recuerdo haber trabajado con un caballero que se sorprendió al descubrir que generaciones de miembros de su familia tenían diabetes Tipo 2. “Era como un club al que no podía entrar hasta que me diagnosticaron”. Es un problema para nosotros: ¿cómo podemos cambiar la forma en que la sociedad piensa y reacciona ante la diabetes Tipo 2 si ni siquiera podemos hablar de ello en nuestras propias familias?

Me inspiré para comenzar un blog para personas con diabetes Tipo 2 por varios motivos:

  1. Muchas de las personas que conozco en la capacitación para el automanejo de la diabetes están utilizando fuentes no confiables en línea para guiarse con su cuidado personal.
  2. Muchos de los recursos en línea se centran en las investigaciones o información general sobre la diabetes Tipo 2. Hay poca, lo que yo llamaría, información “accionable” para ayudar a las personas a pensar críticamente sobre su diabetes.
  3. A las personas con diabetes Tipo 2 a menudo no se les ofrece la misma información y recursos que las personas con diabetes Tipo 1.  Las bombas, los monitores continuos de glucosa e incluso el entrenamiento con insulina son limitados, si es que se ofrecen.
  4. Menos del 10 % de las personas con diabetes Tipo 2 alguna vez recibe capacitación para el automanejo de la diabetes para aprender a reducir los riesgos de complicaciones y disminuir la progresión de la diabetes Tipo 2.
  5. Hay una serie de estigmas con la diabetes Tipo 2.  Muchas de las personas que conozco se enfrentan a críticas de amigos, familiares, médicos o compañeros de trabajo sobre su diabetes.
  6. Con frecuencia me encuentro con personas con diabetes Tipo 2 que tienen expectativas poco realistas de su diabetes, por lo que recurren a patrones extremos de alimentación o ejercicios para tratar de alcanzar esos objetivos.

¿Cómo te mantienes al día con las últimas investigaciones sobre la diabetes y las aplicas a tu práctica?

Por lo general, soy miembro activa de la Asociación Americana de Diabetes (ADA) y la Asociación Americana de Educadores de Diabetes. Ambas organizaciones envían revistas y tienen recursos en línea con nuevas investigaciones. También dan acceso a educación continua. También me gusta escuchar los podcasts de la ADA. Ocasionalmente, tengo la oportunidad de asistir a alguna conferencia nacional, que es una gran oportunidad para establecer contactos con otras personas en todo el país. Trabajo con un gran equipo de enfermeras y dietistas que son educadores certificados en diabetes y proporcionamos nuevas investigaciones e información durante nuestra semana laboral.

Por lo general, tengo varios correos electrónicos que llegan a mi bandeja de entrada semanalmente sobre nuevas investigaciones acerca de la diabetes. Es un reto mantenerse al día, ya que las investigaciones sobre la diabetes, las opciones de medicamentos y las tecnologías se han disparado en los últimos 5 a 10 años. Cuanto más aprendo sobre la diabetes, más me doy cuenta de lo mucho que no sé, ¡no sé si eso tiene sentido!

En cuanto a aplicar la práctica basada en la evidencia a mi trabajo, tiendo a adaptarme con bastante rapidez. Por ejemplo, trato de recomendar siempre Metformin ER versus Metformin regular para mujeres debido a su mayor riesgo de efectos secundarios. Recientemente comencé a incorporar una nueva rutina de dosificación de medicamentos en el hospital después de ver un unidad de educación continua sobre el uso de Januvia (una pastilla para la diabetes) junto con insulina de acción prolongada, en lugar de 4 inyecciones de insulina al día. A menos que sea un cambio de política en el que necesito escribir una propuesta, o que requiera una nueva herramienta o equipo, incorporar la práctica basada en la evidencia es bastante fácil de hacer en mi día a día.

¿Cuál es tu filosofía como educadora certificada en diabetes?¿Qué crees que los educadores certificados en diabetes siempre deben tener en cuenta al trabajar con pacientes?

Mi filosofía principal como educadora certificada en diabetes es disminuir la carga de la diabetes al mismo tiempo que mejora o mantiene la estabilidad de la glucosa. Si bien cada persona con diabetes es única y el plan de la diabetes de cada persona debe ser individualizado, la meta principal es reducir las barreras.

Las piezas que se incorporan a esta filosofía son:

  • Un sentido común y un enfoque no crítico.
  • Reconocer que todas las personas con diabetes tiene una razón detrás de sus acciones.
  • Escuchar más que hablar.
  • Ver a la persona antes que a la diabetes.
  • Hacer preguntas, buscar entender y aclarar.
  • No asumir.
  • Entender que soy la guía, no la que toma las decisiones finales.

A otros educadores:

Cuando eres un educador certificado en diabetes, lo más importante que debes recordar es que estás ayudando a alguien en su travesía con diabetes, no en la tuya. Te ha dado el privilegio de entrar en su historia, incluso por un breve momento. Sé respetuoso y amable con esta invitación. Tu trabajo es guiar, apoyar, retar, capacitar, informar y abogar para que tenga las herramientas y las habilidades para el éxito SIN ti.

¿Qué consejo tienes para las personas que han sido diagnosticadas recientemente que no saben por dónde empezar, así como para las personas que han tenido diabetes desde hace bastante tiempo y no saben cómo abordar su condición?¿Cuáles son algunos cambios fáciles de dieta y ejercicio que pueden hacer hoy?

Soy una firme creyente en la capacitación para el automanejo de la diabetes. Incluso para aquellos que han tenido diabetes varios años.

Cambios fáciles de hacer de inmediato:

  • Usa MyPlate como una guía de cómo deberían ser tus comidas.
  • Reduce el consumo de aguas gaseosas tanto como puedas.
  • Come tres comidas al día con pequeños bocadillos entre ellas.
  • Concéntrate en ráfagas de actividad incorporadas a lo largo de tu día.
  • Haz ejercicio cada dos días, en lugar de tres días seguidos (los beneficios se extienden mejor a lo largo de tu semana).
  • Camina 10 minutos después de las comidas, que es cuando los niveles de azúcar en la sangre tienden a estar más altos (siempre y cuando no tengas una enfermedad cardíaca).

En general, enfócate en cambiar 1 a 2 cosas a la vez. ¡Tratar de cambiar demasiado se vuelve abrumador y es más probable que te des por vencido!

¿Cuáles crees que son los mayores conceptos erróneos sobre la diabetes Tipo 2?

Que es reversible. Muchas personas tienen la esperanza de poder revertir la diabetes si tan solo trabajan lo suficiente. Pero la diabetes Tipo 2 es progresiva, lo que significa que tu cuerpo producirá menos insulina con el tiempo.

Otra idea falsa es que es tu culpa. Si nos fijamos en la lista de factores de riesgo de cáncer, son similares. Sin embargo, no avergonzamos ni culpamos a las personas que desarrollan cáncer. Además, cuando observas de cerca la lista de factores de riesgo para la diabetes Tipo 2, solo un pequeño porcentaje es controlable, la mayoría no lo son.

Otra es que las complicaciones de la diabetes son una realidad. Como dice el Dr. William Polonsky, “La diabetes bien controlada es la causa principal de … nada”. El riesgo de complicaciones se reduce significativamente con niveles saludables de azúcar en la sangre, presión arterial y colesterol.

Finalmente, otro concepto erróneo es que alguien que come una barra de chocolate o un pedazo de pastel está manejando mal su diabetes. Hay muchas maneras en que incorporamos golosinas al plan de diabetes de una persona. Y la alimentación saludable es solo uno de los componentes del cuidado de la diabetes. También hay actividad física y medicación.

Dile a nuestro público dónde pueden conectarse contigo.

¡Me encantaría oír de ustedes!  Estoy en Instagram @type2andyou_by_a_cde. También pueden visitar https://type2andyou.org. Mientras estén allí, suscríbanse para recibir las nuevas publicaciones directamente en su bandeja de entrada. Tiendo a escribir en un formato de series. En este momento el foco está en los azúcares en la sangre. Los siguientes serán los medicamentos para la diabetes Tipo 2. Finalmente, también pueden comunicarse conmigo por correo electrónico a type2andyoucontact@gmail.com. Doy la bienvenida a cualquier comentario o pregunta.

 

 

Megan Muñoz tiene una licenciatura y una maestría en enfermería, junto con certificaciones como enfermera certificada en cirugía médica y educadora en diabetes certificada. Ella trabaja con una amplia gama de personas que viven con todo tipo de diabetes, tanto en el ámbito de pacientes hospitalizados como ambulatorios. Megan recientemente inició un blog para personas con diabetes tipo 2 para brindar un recurso de acción y sentido común para quienes viven con diabetes tipo 2. La fuerza y ​​la resistencia son dos cualidades que reconoce y admira en todas las personas que viven con diabetes.