La Vida es Más Fácil con Omnipod


 

No soy ajena a las bombas de insulina
“Me encanta no tener que preocuparme por buscar mi Omnipod cuando me despierto por la mañana”, dice Kathleen Weaver, de 60 años, que vive con diabetes Tipo 2 desde 2002.

Después de que le diagnosticaron diabetes, Kathleen recibió el tratamiento que normalmente recibe la mayoría de las personas con diabetes Tipo 2: con metformina, algunos folletos sobre la dieta y el ejercicio, y una receta de un medidor de glucosa y tiras reactivas. Después de algunos meses frustrantes de manejar su glucosa de manera inconsistente, comenzó la terapia con insulina. Durante casi dos años, se inyectaba insulina cinco veces al día.

Aunque ha estado usando el sistema Omnipod DASH de Insulet desde 2019, Kathleen no es ajena al uso de una bomba de insulina. Comenzó a usar una bomba solo dos años después de su diagnóstico, con el sistema de bomba de insulina Animas que ahora ha desaparecido. El médico que la atendía en ese entonces le sugirió que lo investigara.

Eso es bastante significativo para una persona con diabetes Tipo 2, especialmente a principios de la década de 2000. Aún es una práctica muy nueva para las personas con diabetes Tipo 2 usar la terapia con bomba para manejar la diabetes. Según el estudio OpT2mise de 2014, el ensayo más grande para documentar el uso de bombas de insulina en la diabetes Tipo 2, menos del 5 por ciento usaba bombas de insulina.

Las personas con diabetes Tipo 2 generalmente tienen más barreras para conseguir una bomba de insulina que las que tienen las personas con diabetes Tipo 1. La mayoría de las personas con diabetes Tipo 2 acuden a un médico de atención primaria que maneja su régimen en lugar de a un especialista en diabetes, como un endocrinólogo. Los médicos de atención primaria pueden tener un conocimiento limitado de la tecnología actual de la diabetes y los estándares de atención, incluyendo el uso de bombas. Por lo tanto, la insistencia del médico de Kathleen en animarla a investigarlos es destacable.

Pero entre los otros retos para conseguir una bomba de insulina puede estar la falta de mercadeo para las personas con diabetes Tipo 2, dice Kathleen, quien también usó la bomba de otra compañía, pero no pudo actualizarse a una versión más nueva debido a problemas de cobertura del seguro.

“No siento que las compañías de bombas nos tomen lo suficientemente en serio como para incluirnos en su mercado objetivo”, dijo Kathleen. “Algunos de nosotros tenemos miedo de administrarnos insulina porque estamos cansados ​​de inyectarnos. Debemos tener un dispositivo que facilite el manejo de la diabetes. Estamos aquí, pero estas empresas deben hacer un mejor trabajo y hablar directamente con nosotros”.

Esa comunicación con las personas con diabetes Tipo 2 es exactamente la razón por la que Kathleen eligió el Omnipod DASH. Habló con su médico después de leer más sobre el sistema en línea. Vio lo inclusiva que era la empresa con las personas con diabetes Tipo 2 y le preguntó a su médico cómo comenzar.

“Una de las razones por las que he disfrutado de mi experiencia con el Omnipod hasta ahora es por lo bien que trabajaron con el consultorio de mi médico para procesar el papeleo y ayudarme a comenzar lo antes posible”, dijo Kathleen. “También me encanta la forma en que el equipo de Omnipod me ayuda a resolver mis problemas. A veces he tenido problemas de funcionamiento con las cápsulas y cada vez que llamo, las reemplazan rápidamente.

La vida es más fácil con un Omnipod
El objetivo principal de una persona con diabetes, independientemente del tipo, es conseguir mejores resultados en el manejo general de la glucosa. Junto con el beneficio de liberarse de las inyecciones, las investigaciones muestran que, en comparación con las inyecciones, la terapia con bomba de insulina reduce la A1c, ya que administra la insulina de manera consistente.

“Fue mucho más fácil pasar de las inyecciones a la bomba”, dijo Kathleen. “Tenía muchos niveles bajos durante el ejercicio”.

Antes de que comenzara a usar el sistema Omnipod DASH, el nivel de A1c de Kathleen era del 7.5 por ciento, ahora está alrededor del 6.5 por ciento. También ha podido experimentar otros beneficios, como la pérdida de peso, y notó que usa menos insulina a medida que mejora el manejo de su diabetes. También acredita su éxito al uso de la tecnología de monitoreo continuo de glucosa, que la ayuda a realizar ajustes en la cantidad de insulina que pueda necesitar según las lecturas en ese momento.

Profesionalmente, Kathleen es profesora de informática. Tener un buen manejo de su diabetes es importante para que se desempeñe bien con sus estudiantes.

“Si mi nivel de azúcar en la sangre está demasiado alto, tengo problemas para pensar y retener información nueva”, dijo Kathleen. “Y, por supuesto, si está demasiado bajo, no puedo pensar en absoluto. Pero tener un nivel alto de azúcar en la sangre es realmente perjudicial para sentarse a pensar y aprender cosas nuevas. Debo hacerlo constantemente con los estudiantes. La informática es un campo en constante evolución. Es un incentivo para mantener mi nivel de azúcar en la sangre dentro de los rangos normales”.

Al final, usar un Omnipod ha hecho que vivir con diabetes sea más fácil para Kathleen y ha eliminado las preocupaciones de no poder disfrutar de un par de sus actividades favoritas: relajarse en el jacuzzi y el sauna.

“Durante 20 años me despertaba por la mañana enredada en el tubo y tenía que pensar dónde estaba la bomba y el tubo antes de levantarme de la cama, y ​​ya no tengo ese problema”, dijo Kathleen. “El Omnipod está pegado a mi piel y eso marca una gran diferencia. Me gusta sumergirme en el jacuzzi para mi artritis y pensé que afectaría mi administración de insulina, pero no fue así”.

Kathleen espera que otras personas con diabetes Tipo 2 puedan encontrar una libertad similar para manejar la diabetes en sus vidas. Un dispositivo como el Omnipod puede cambiar la vida de muchas personas.

Contenido relacionado:

¿Quieres saber más sobre la terapia con bomba de insulina para manejar la diabetes Tipo 2? Consulta estos recursos:

Las bombas de insulina y la diabetes Tipo 2

Sintiéndome renovado con el Omnipod

Omnipod me ayudó a reducir mi A1c por casi un 10 por ciento

Este contenido fue posible gracias a Insulet, socio fundador de Beyond Type 2. 

 

 

ESCRITO POR T'ARA SMITH, MS, EDUCACIÓN NUTRICIONAL, PUBLICADO 12/30/20, UPDATED 09/20/21

T'ara fue diagnosticada con diabetes Tipo 2 en julio de 2017 a la edad de 25 años. Desde su diagnóstico, centró sus estudios académicos y su carrera en concientizar sobre la diabetes y en vivir una vida plena con ella. Está emocionada de haberse unido al equipo Beyond Type 1 para continuar su trabajo. Dos años más tarde, T'ara descubrió que había sido diagnosticada erróneamente con diabetes Tipo 2 y en realidad tiene LADA. Fuera de la oficina, a T'ara le gusta ir al cine, visitar parques con su perro, escuchar BTS y cocinar increíbles comidas saludables. T'ara tiene una maestría en educación nutricional de la American University.