Vivir con Diabetes en las Filipinas

 

¿Cuándo te diagnosticaron diabetes? ¿Experimentaste alguno de los síntomas habituales? 

Me diagnosticaron diabetes Tipo 2 el 18 de mayo de 2003. Experimenté todos los síntomas. Siempre tenía sed, usaba el baño frecuentemente, me dio una infección por hongos, mi visión era borrosa y siempre tenía hambre. Comía y luego, una o dos horas después, tenía hambre de nuevo. A veces, también se me hacía difícil dormir por la noche. 

¿Cuál fue tu reacción? ¿Estabas sorprendida?

Me quedé impactada. No pensé que los síntomas que estaba experimentando se debieran a la diabetes. Nadie en mi familia la tiene, además, no pensaba que estuviera haciendo algo extraordinario que me llevara a este tipo de enfermedad. 

¿Cuál fue tu primer plan de acción y el del médico? ¿Qué medicamento te recetó?

En el momento de mi diagnóstico, mi nivel de azúcar en la sangre era de 375 mg/dL. El médico me dijo que me hiciera algunas pruebas de laboratorio para saber si había comenzado a desarrollar complicaciones relacionadas con la diabetes en mi corazón, hígado y riñones. Después, me dieron medicamentos orales como metformina para tomar en la mañana y glimepirida en la noche. Además de ver a mi médico dos veces al año, tuve que comenzar a ver a un oftalmólogo debido al daño a los nervios en mis ojos por a los niveles altos de glucosa a largo plazo. 

¿Qué Tipo de apoyo encontraste para ayudarte a manejar la diabetes Tipo 2?

Como nadie en mi familia tiene diabetes, pensé que era mi culpa. Comía demasiado, como si fuera el fin del mundo. Mi familia no sabía nada sobre la enfermedad y no había otra forma de recibir información al respecto. A diferencia de ahora, no podía buscar información rápidamente en mi teléfono celular, no había dispositivos adicionales y solo había grupos de apoyo a través de las redes sociales. 

¿Cómo era tu dieta antes y después del diagnóstico? 

Mi dieta era mala. Comía de todo: mucho arroz, tomaba muchos refrescos en el almuerzo, comía muchas golosinas, chocolate, carne. Tampoco me gustan las verduras. ¿Que si cambié mis hábitos alimenticios? No, porque estaba bien que yo comiera la misma cantidad de alimentos mientras tomara mi medicamento. Mi médico me advirtió que limitara mi consumo de alimentos. Sin embargo, no lo escuché hasta que comencé a desarrollar complicaciones en los ojos. Esa fue mi llamada de atención. Fue entonces cuando empecé a cambiar. 

Cuéntanos sobre el cuidado de la diabetes en las Filipinas. ¿Qué es accesible para ti? ¿Qué es difícil de conseguir? ¿Es difícil ver a un especialista?

La atención médica en las Filipinas no es tan buena, especialmente para las personas con diabetes y a diferencia de otras enfermedades, como el cáncer. En los hospitales del gobierno, las consultas médicas son gratis, pero los medicamentos no lo son. De vez en cuando, te pueden dar insulina gratis, pero no siempre. Es difícil ver a un especialista aquí porque sus tarifas de consulta son altas. 

¿Existen tradiciones culturales en la alimentación, la salud, el bienestar y la medicina que influyan en el manejo de la diabetes en tu país? 

No hay muchas tradiciones en términos de bienestar, alimentación, salud y medicina que afecten el cuidado de la diabetes en las Filipinas. Algunas personas confían en las hierbas medicinales como la calabaza amarga y la moringa para tratar su diabetes e intentan curarla, aunque no hay evidencia de que realmente la cure. Además, cuando se trata de bienestar, en años anteriores el ejercicio no era valorado ni se le daba ningún tipo de importancia en mi sociedad. Ahora, con la ayuda de las redes sociales y los grupos de apoyo, se difunde la conciencia sobre la importancia de comer alimentos saludables y estar físicamente activo. 

¿Cuáles son algunos conceptos erróneos sobre la diabetes Tipo 2 que tienen las personas? 

Algunos de los conceptos erróneos sobre la diabetes Tipo 2 son que ya no puedes tener una vida activa y que eres débil. Las personas también piensan erróneamente que no puedes comer lo que quieras con moderación. Otra cosa es que cuando tienes diabetes, la gente piensa que es tu culpa porque comes demasiada azúcar. Esas son cosas que siempre escucho. 

Finalmente, ¿cuáles son algunas palabras de empoderamiento que podrías darle a nuestra audiencia? ¿Cómo vives #BeyondPowerful con diabetes?

Lo único que puedo decirles es que vivan la vida al máximo. Está bien tener diabetes siempre que sepamos cómo manejarla y no dejar que la diabetes nos maneje. Prueba algo nuevo que haga que tu vida sea más feliz y significativa para ti y para los demás. Únete a un grupo deportivo en tu comunidad. Por ejemplo, a mi me gusta correr y me ayuda mucho con mi ansiedad y mi salud en general. Y, por último, busca un grupo de apoyo que pueda ayudarte a comprender la diabetes. Es bueno hablar con otras personas que tengan cierta comprensión de lo que estamos tratando. 


Contenido relacionado

¿Cómo prevenir complicaciones oculares?  

Complicaciones de Diabetes

¿Qué es Retinopatía?