Embarazo y diabetes

12/17/18
WRITTEN BY: T'ara Smith
FacebookTwitter
 

Más de 130 millones de mujeres dan a luz cada año y para las mujeres con diabetes , mientras que los riesgos y desafíos por supuesto se magnifican, la realidad es que puede navegar con éxito las las etapas antes y después del embarazo. En Beyond Type 2 encontrarás recursos para cada etapa de tu embarazo y los posibles riesgos que puedes enfrentar a lo largo del camino.


 

Las mujeres con diabetes, Tipo 1 o Tipo 2, son capaces de lograr tener un embarazo y un parto seguros y sin complicaciones. Pero aun así, tienen que tomar varias precauciones antes y durante el embarazo. Según los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, por sus siglas en inglés), los niveles de azúcar en la sangre no controlados pueden causar defectos de nacimiento, que el bebé sea más grande con un nivel alto de azúcar en la sangre, lo que puede causar problemas durante el parto y daños en los nervios del bebé.Además, las mujeres con mal manejo de la diabetes tienen un mayor riesgo de tener un aborto espontáneo o muerte fetal. Otros problemas de salud, como la preeclampsia debido a la presión arterial alta, suelen ser más numerosos en las mujeres con diabetes. La hipoglucemia (nivel bajo de azúcar en la sangre) puede ser fatal si no se trata rápidamente y afecta a la madre y al niño. Las mujeres embarazadas con diabetes también son más propensas a tener una cesárea.

Embarazo prematuro

Las primeras semanas de embarazo, incluso antes de que te des cuenta de que estás embarazada, son fundamentales para las mujeres con diabetes. Después de 7 semanas, aproximadamente cuando las mujeres descubren que están embarazadas, los órganos del bebé ya están completamente formados. Los niveles altos de azúcar en la sangre y las cetonas pasan a través de la placenta y al bebé, y aumentan los riesgos de defectos de nacimiento. Entonces, si estás planificando un embarazo, consulta a tu médico sobre los niveles de azúcar en la sangre y presión arterial para garantizar un embarazo seguro desde el principio. Pídele a tu médico que evalúe tu A1C y las posibilidades de experimentar otras complicaciones relacionadas con la diabetes, como daño a los riñones, los ojos, los nervios y el corazón.

Durante el embarazo

Durante el embarazo, debes consultar a tu médico sobre el uso de medicamentos para la diabetes. Para las personas con diabetes Tipo 2 que toman medicamentos orales, es posible que tu médico te cambie a usar la insulina porque los medicamentos orales no han demostrado ser seguros durante el embarazo. Además, la Asociación Americana de Diabetes afirma que la efectividad de los medicamentos orales disminuye debido a que hay una mayor resistencia a la insulina durante el embarazo. Tampoco recomiendan el uso de medicamentos orales debido a las diversas formas en que los medicamentos pueden pasarse al bebé.

Comida y ejercicio

Tú y tu médico o nutricionista también deberán desarrollar un plan de alimentación seguro para ti y para tu bebé. Claro, estás comiendo por dos y necesitarás aumentar la cantidad de calorías por día para aumentar de peso durante el embarazo, pero asegúrate de que tu dieta incluya verduras, frutas, carnes magras, productos lácteos, pollo, pescado, granos integrales y legumbres. Habla con tu nutricionista, educador en diabetes y médico sobre cuánto peso debes aumentar durante el embarazo y qué cantidad de cada grupo de alimentos debes comer por día para mantener bajo control la presión y el azúcar en la sangre. Trabaja con ellos para determinar un régimen de ejercicio manejable también.

Parto y posparto

Cuando llegue el momento de darle la bienvenida a tu nuevo pequeñito al mundo, tu equipo de atención médica controlará de cerca tus niveles de glucosa en la sangre para asegurarse de que tengas un parto seguro. En este momento, pídeles a tus médicos que reevalúen tu salud para determinar el momento más seguro para el parto o cuáles deberían ser tus niveles de azúcar en la sangre durante el parto.

Después del parto, podrías experimentar algunos cambios de azúcar en la sangre o tener un mejor control del azúcar. Esto no debe preocuparte: revisa tu nivel de azúcar en la sangre con frecuencia y habla con tu médico acerca de reanudar o ajustar tus medicamentos para la diabetes. Asegúrate de hablar sobre los efectos que tu medicamento podría tener sobre la lactancia materna y pasarlos a tu bebé.

La lactancia materna y la pérdida de peso

Si vas a dar de mamar, continúa vigilando de cerca el azúcar en la sangre, ya que puede causar fluctuaciones en el azúcar en la sangre, incluida una posible hipoglucemia. Por lo tanto, siempre ten a mano un bocadillo. La lactancia materna también puede ayudarte a perder el peso de embarazo. Pero, como siempre, debes aspirar al peso más saludable para tu cuerpo. Trabaja con tu educador en diabetes y nutricionista para desarrollar un plan de dieta para amamantar de forma segura. La lactancia materna también puede reducir el riesgo de diabetes en tu bebé.

Lista breve de salud para el embarazo

En tu próxima visita al médico, habla de:

  • el objetivo de azúcar en la sangre y los niveles de presión arterial
  • los riesgos de desarrollar problemas en los nervios, ojos, riñones y pies
  • los riesgos de desarrollar enfermedades del corazón
  • los riesgos de defectos de nacimiento
  • la dieta ideal y el régimen de ejercicio
  • el peso a ganar
  • un plan para un parto sin problemas
  • si debes ajustar tus medicamentos para la diabetes o si debes seguir tomándolos
  • la forma en que cualquier medicamento afectará el desarrollo de tu hijo

 

 

Historias

Lee las historias personales de otras mujeres con diabetes  que han logrado manejar su condición con el fin de tener embarazos saludables. ¡Hay muchas que lo han logrado!



T'ara Smith

T’ara fue diagnosticada con diabetes Tipo 2 en Julio de 2017 a los 25 años. Desde su diagnóstico concentró sus estudios académicos y su carrera profesional en concientización de la diabetes y trabaja para vivir al máximo. Ella está emocionada de unirse al equipo de Beyond Type 1 y continuar su trabaos. Cuando no está trabajando Ella disfruta mucho ir al cine, visitar parques con su perro, escuchar BTS y cocinar alimentos saludables. Ella es nutrióloga de la Universidad Americana.