Inyecciones diarias múltiples versus bomba de insulina en diabetes Tipo 2.

 

 

Las personas que viven con diabetes Tipo 2 tienen una serie de opciones que pueden tomar con respecto al manejo de su condición médica, esto dependerá del país donde vivan y en algunos casos también de la cobertura de seguro médico que posean. Una vez que alguien con diabetes Tipo 2 debe implementar el uso de la insulina en su vida cotidiana, debe tomar una decisión sobre cómo preferiría administrar esa insulina. Por lo general, hay dos vías disponibles: administrarse múltiples inyecciones diarias o una la terapia con microinfusora de insulina (también conocida como bomba de insulina).   

Múltiples Inyecciones Diarias

La terapia con MDI suele ser la forma en que las personas con diabetes aplican su insulina. Ya sea usando jeringas o plumas de insulina, esta se administra varias veces al día. Generalmente estas dosis se utilizan antes de las comidas, para corregir el nivel elevado de glucosa en la sangre o para mantener estable los niveles de glucosa en sangre durante el día.  También la terapia con MDI ha avanzado en cuanto a tecnología se refiere con ha visto su parte de los avances tecnológicos con la llegada de las plumas inteligentes que pueden registrar automáticamente las dosis aplicadas en teléfonos inteligentes y mantener al usuario informado sobre su uso diario total de insulina. Sin embargo, como en todos los casos hay pros y contras en esta terapia.

Pros:

  • Las inyecciones pueden aplicarse rápidamente y sólo se requieren a distintas horas del día o según se requiera
  • La terapia con múltiples dosis de insulina puede ser una buena opción para aquellos que no quieren tener un dispositivo siempre consigo
  • Utilizar esta terapia es fácil de usar y de aprender
  • Puede ser menos costoso que una terapia con microinfusora de insulina

Cons:

  • Las inyecciones pueden ser dolorosas y tediosas
  • Se necesita rotar los sitios de inyección con frecuencia para mejorar la efectividad de la insulina administrada
  • Hay mayor riesgo de olvidar una dosis, a menos que utilices un recordatorio o una pluma de insulina inteligente con esta opción
  • Mayor variabilidad glucémica, especialmente si utilizas diferentes tipos de insulina

Terapia con Microinfusora de Insulina

Las bombas de insulina inyectan insulina de forma continua. El beneficio principal de usar estos dispositivos es la opción de ajustar las dosis de insulina en pequeños incrementos durante el día y la noche, en lugar de tener que hacer ajustes en la dosis completa. Esta precisión es útil para aquellos que buscan formas de realizar ajustes minuciosos en el manejo de sus niveles de glucosa.   Las bombas de insulina han existido desde cerca de 1970 y en los últimos años, han avanzado enormemente y están disponibles también para aquellas personas con diabetes Tipo 2 que requieran insulina con el tipo 2 dependiente de insulina que ahora pueden elegir  bombas de insulina como Omnipod System sin tubos y que aparece en la imagen. A diferencia de lo que la mayoría cree, las personas con diabetes Tipo 2 usan bombas de insulina en lugar de depender principalmente de inyecciones. Lea a continuación para ver los pros y los contras de la terapia con bomba de insulina.

Pros:

  • Puedes recibir cantidades constantes de insulina o y ajustar la configuración de la dosis de insulina según tus patrones o tendencias de glucosa. Por ejemplo, si tu nivel de glucosa en sangre es más alto por las mañana que por las tardes,  puedes configurar la bomba de insulina para administrar una dosis mayor de insulina por la mañana y una menor por la tarde.
  • Las bombas de insulina pueden usarse por 2-3 días.
  • Hace que el conteo de carbohidratos para las dosis de insulina sea más sencillo. Tomando en cuenta la relación insulina: carbohidratos, la bomba de insulina puede calcular automáticamente la cantidad de insulina que debe dosificarse en función de la cantidad de carbohidratos de la comida.
  • Usar una bomba de insulina facilita la corrección de niveles elevados de glucosa en sangre. En lugar de hacer los cálculos por ti mismo, puedes ingresar manualmente el nivel de glucosa en sangre en el dispositivo y este calculará la cantidad de insulina que necesitas para que tu glucosa vuelva al rango objetivo.
  • Algunas bombas pueden integrarse con un medidor continuo de glucosa. Esto facilitará la corrección automática de los niveles de glucosa en sangre.
  • Las bombas de insulina pueden ayudar a llevar un registro de cuánta insulina se está utilizando. Los datos adicionales que proveen las bombas de insulina pueden ayudarte a hacer ajustes finos en tu manejo.
  • Las personas con diabetes Tipo 2 pueden optar por Omnipod DASH, que es una bomba sin tubos. Esto elimina las posibilidades de despegar el set de infusión, engancharse con otros objetos y puede colocarse  en cualquier lugar donde se puede inyectar insulina.
  • El uso de una bomba de insulina reduce la posibilidad de niveles elevados y bajos de glucosa en sangre. En otras palabras, puede mejorar su tiempo dentro del rango.

Cons:

  • Requiere capacitación por parte de un especialista en educación y cuidado de la diabetes o un endocrinólogo.
  • Mayor curva de aprendizaje que usar una pluma de insulina.
  • Requiere más suministros y, por lo tanto, puede ser más costoso que las inyecciones.
  • A algunos usuarios no les gusta sentirse conectados a sus dispositivos y tener un recordatorio diario de su diabetes.
  • Las bombas de insulina pueden mejorar el manejo de la glucosa, pero no resolverán todos los problemas de manejo de la glucosa (es decir, dieta, ejercicio, días de enfermedad).
  • Puede aumentar la autoconciencia al usar una bomba en situaciones íntimas, reuniones sociales, eventos formales o lugares públicos como la playa.
  • Es posible que aún necesite llevar una bomba de insulina o una jeringa para tener un plan b de seguridad ante posibles fallos de funcionamiento de la bomba. Un mal funcionamiento de la bomba puede aumentar el riesgo de CAD.

¿Qué es lo que Funciona para Ti?

En promedio, la terapia con inyecciones es más baratas ya que los suministros que se requieren para una terapia con bomba de insulina son mucho más costosos. De acuerdo con algunos, también existe un mayor riesgo de desarrollar CAD cuando se utiliza una bomba de insulina, aunque muchos profesionales creen que esto puede prevenirse si los pacientes vigilan sus niveles de glucosa.

Para algunas personas, estas razones son suficientes para que continuar con una terapia con múltiples dosis de insulina. Pero también es importante tener en cuenta las ventajas de la bomba. Por lo general, los usuarios de bombas ven menos altibajos en sus niveles de glucosa en sangre y la administración de su insulina es más precisa. La bomba permite una mayor flexibilidad en general: los usuarios pueden salir y aparentemente comer lo que quieran porque su bomba proporcionará soporte de insulina sin tener que pensar en ello. Todos estos son aspectos positivos importantes si a una persona con diabetes no le importa llevar un recordatorio permanente de su condición. Sin embargo, seguir un tratamiento con MDI puede significar inyectarse con más frecuencia que simplemente cambiar el sitio de infusión de la bomba de insulina cada pocos días.

La investigación muestra que, en general, las bombas de insulina dan como resultado un mejor manejo de los niveles de glucosa en sangre en comparación con un tratamiento con múltiples dosis de insulina en personas con DT2 e incluso dan como resultado reducciones significativas en el requerimiento diario de insulina de un paciente, así como una reducción en la frecuencia y gravedad de los episodios de hipoglucemia en pacientes con DT1 y DT2.

Cuando todo está dicho y hecho, elegir entre usar MDI o bombas de insulina depende únicamente del individuo y el estilo de vida que desean llevar. Se recomienda consultar la ayuda de un médico y la experiencia de un especialista en educación y cuidado de la diabetes en caso de que alguien quiera cambiar su curso de tratamiento de la diabetes.

[youtube id=”ClZmJmew2fA” height=”400″ width=”225″ align=”left”]