Inyecciones diarias múltiples versus bomba de insulina en diabetes Tipo 2.

12/18/18
FacebookTwitter
 

Las personas que viven con diabetes Tipo 2 tienen una serie de opciones que pueden tomar con respecto al manejo de su condición médica. Una vez que alguien con diabetes Tipo 2 debe implementar el uso de la insulina en su vida cotidiana, debe tomar una decisión sobre cómo preferiría administrar esa insulina. Por lo general, hay dos vías disponibles: administrarse inyecciones diarias múltiples o utilizar la terapia con bomba de insulina.  

Los inyecciones diarias múltiples han sido históricamente la primera línea de tratamiento para las personas con diabetes, mientras que las bombas de insulina solo han existido desde la década de 1970 y se ha visto un gran avance tecnológico incluso en los últimos años. La terapia con bomba ofrece una administración continua de insulina y, por lo tanto, requiere que el usuario sea entrenado por un profesional para que pueda manejar sus niveles y su administración muy de cerca. Las inyecciones son más baratas en promedio ya que los suministros para la bomba pueden ser mucho más costosos. Según algunos, también existe un mayor riesgo de desarrollar CAD cuando se usa una bomba de insulina, aunque muchos profesionales creen que esto siempre se puede prevenir si los pacientes se mantienen por encima de sus niveles.

Para algunos, estas razones son suficientes para que continúen administrándose las inyecciones diarias múltiples. Pero también es importante tener en cuenta.las ventajas de la bomba. Normalmente, los usuarios de bombas ven menos niveles altos y bajos repentinos y la administración de su insulina es más precisa. La bomba permite una mayor flexibilidad en general: los usuarios pueden salir y aparentemente comer lo que quieran porque su bomba proporcionará soporte de insulina sin que tengan que pensar en ello. Estos son todos los aspectos positivos principales si a una persona con diabetes no le importa tener un recordatorio permanente de su condición pegado a ella. Estar en un régimen de inyecciones diarias múltiples puede significar administrarse más de 90 inyecciones por mes. En comparación, aquellos que implementan una bomba de insulina solo se someten a cambios de 10 a 12 juegos de inserción mensualmente.

Un ensayo clínico reciente ha indicado que, en general, las bombas de insulina mejoran el control de los niveles de azúcar en la sangre en comparación con las inyecciones diarias múltiples en personas con diabetes Tipo 2. “Los participantes del estudio con diabetes Tipo 2 que usan la bomba de insulina demostraron una reducción media en los niveles de A1c en un 1.1 %, en comparación con solo el 0.4 % para los participantes que utilizaron inyecciones diarias múltiples, y el doble de participantes en la terapia con bomba de insulina logró una A1c menos del 8 % que los que recibieron inyecciones diarias múltiples”.

Cuando todo está dicho y hecho, la elección entre recibir inyecciones diarias múltiples y el uso de la terapia con bomba de insulina depende únicamente de la persona y del estilo de vida que desea llevar. Se recomienda consultar la ayuda de un médico y la experiencia de un educador certificado en diabetes si alguien quiere cambiar su curso de tratamiento de la diabetes.