La Vida en Pareja y Diabetes Tipo 2

1/17/20
WRITTEN BY: Eugenia Araiza, Educadora en Diabetes, Nutróloga
FacebookTwitter
 

 

Vivir en pareja va de la mano con muchas situaciones tanto agradables y divertidas como algunas otras no tanto, pero, cuando vivimos en pareja y alguno de los dos vive con diabetes las cosas pueden ser un poco diferentes y puede haber algunos retos.  En esta nota te platicamos tres formas distintas en las que la diabetes puede tener impacto en tu vida en pareja.

Abrirse y Comunicar sobre Tu Diabetes Up About Your Diabetes

El primero es, cuando la persona que vive con diabetes no está del todo involucrada o comprometida con su cuidado y su pareja se encuentra preocupada y sin saber qué hacer. Esto, inevitablemente,  lleva a conflictos y malos entendidos entre la pareja. Quien vive con diabetes se puede sentir abrumado por tanta insistencia en el cuidado que su pareja le hace que, en ocasiones, prefiere no decir nada, o se molesta si le preguntan algo relacionado con la diabetes. Algunas veces la diabetes se convierte en un tema tabú que no se habla porque genera enojo e incomodidad.

¿Qué podemos hacer si tenemos dificultad para hablar sobre nuestra diabetes con nuestra pareja?

  • Pregúntate  si el problema es con la otra persona o si refleja tus propios pensamientos sobre el cuidado de la diabetes. ¿Tienes miedo de confiarle a tu pareja algo personal, como los altibajos de la diabetes, o temes que pueda ser una carga?
  • Recuerda que no puedes leer su mente. Puedes sentir que su diabetes podría ser una carga para tu pareja, pero no hay forma de saberlo a menos que hables con él o ella sobre cómo la diabetes afecta su vida y le hagas saber qué tipo de apoyo necesitas.
  • Recuerda, tu diabetes sigue siendo tu responsabilidad. Ten en cuenta que pase lo que pase, tú eres responsable de tu cuidado, sin importar con quién salgas.
  • Pregúntale qué sabe sobre diabetes tipo 2. Quizá conozca a alguien con esta condición. Si no conoce a nadie que sepa que ahora te conoce a ti y quizá, como mencionamos anteriormente, puedan  compartir cómo los factores DT2 influyen en su vida.
  • Platica con un terapeuta. Antes de hacer un movimiento, puedes hablar con un terapeuta sobre cómo abordar el tema de la diabetes Tipo 2 con tu media naranja.

Sentirse Incomprendido o Rechazado por tu Pareja

El segundo es caso contrario, la pareja de quien vive con diabetes se desentiende y no sabe qué medicamentos toma, qué alimentos necesitaría o no comer y no comprende de la diabetes. Mientras que, quien vive con diabetes hace su mejor esfuerzo para estar en los niveles adecuados, tomar la medicina en el horario que corresponde, hacer ejercicio, etc., pero se topa con comentarios parecidos a “ándale, un poco de ese pastel no te va a hacer daño” o “si no haces ejercicio hoy no pasa nada”. Esto puede hacer que la persona que vive con diabetes se sienta sola, poco comprendida e incluso frustrada por no tener ese refuerzo y apoyo de la pareja, haciendo que se aleje y la diabetes sea un tema que no se toca para evitar sentirse aislado.

Si jamás has platicado sobre cómo es vivir con diabetes con tu media naranja, aquí encontrarás algunos consejos que podrían ayudarte: 

  • Platícale sobre tus medicamentos y dispositivos. ¿Qué medicamentos tienes que tomar? ¿Por qué es importante? Además, menciona los dispositivos que usas.
  • Platícale sobre tu plan de alimentación. El plan de alimentación de todos quienes vivimos con diabetes es diferente. Deja en claro qué te gusta comer y qué alimentos prefieres evitar.
  • Hablen sobre salud mental / emocional. La angustia por diabetes es real y, a veces, vivir con diabetes puede traer consigo un sentimiento de aislamiento y soledad. No siempre estamos de humor para cuidarnos cuando la diabetes nos preocupa.  Lo cierto es, que puede alterar nuestro estado de ánimo.
  • Reconoce el tipo de apoyo que necesitas. Platiquyen sobre el tipo de apoyo tienes de tu familia, equipo de atención médica y cómo te gustaría que tu pareja te apoye. Esto ayuda a establecer límites y facilita la comunicación.
  • No olvides hablar sobre situaciones de emergencia. Explica a la persona con la que estás saliendo qué hacer si se encuentran en situaciones de emergencia, como niveles extremadamente altos o bajos de azúcar en la sangre

Si tu pareja no puede respetar los límites que estableces y tu vida con diabetes, quizá quieras considerar dejar ir a esa persona y encontrar a alguien que lo haga. Tu salud es importante y un compañero no debería dificultar el manejo de tu condición de vida. Sin embargo, antes de decidir terminar una relación, también puedes intentar recibir asesoría de un experto en relaciones de pareja. 

La comunicación es clave en una relación

Podríamos decir que este tercer caso es el ideal: cuando tú y tu pareja están en la misma página y actúan como un equipo para mantener viva su relación. Ambos están comprometidos a apoyar sus objetivos mutuos de salud y son excelentes para comunicar lo que cada uno necesita. Como persona con diabetes, puedes comunicar libremente el tipo de apoyo necesitas, especialmente si estás eniendo un mal día con diabetes, o si solo necesitas espacio. Como en cualquier relación, los límites, la comunicación, el respeto y, por supuesto, el amor, son importantes para lograr que esto funcione. La diabetes puede ser una carga para nuestras vidas personales, pero es mucho más fácil asumirla cuando sabemos que tenemos seres queridos que pueden ayudarnos a superar sus altibajos.




Eugenia Araiza, Educadora en Diabetes, Nutróloga

Eugenia es licenciada en Nutrición y es Educadora en Diabetes. Ella fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 hace 23 años. Actualmente trabaja en Healthy Diabetes https://www.facebook.com/healthydiabetesmx/ https://www.healthydiabetes.mx Ella disfruta mucho estudiar y ayudar a otros en el manejo de sus diferentes tipos de diabetes.