Microbiota, probióticos y prebióticos. ¿Qué son y cuál es su rol en nuestra salud?


 

¿Has escuchado hablar sobre la microbiota intestinal, los probióticos o prebióticos? Es sin duda, un tema que ha ido tomando fuerza e interés entre los profesionales de la salud y la sociedad en general por su importante rol en nuestra salud. Vamos a hablar un poco sobre esta maravillosa simbiosis y su rol en la diabetes Tipo 2. 

¿Qué es la microbiota? 

La microbiota, anteriormente conocida como flora intestinal, es todo el conjunto de microorganismos (bacterias, virus, hongos) que habitan en nuestro cuerpo, la podemos encontrar en la boca, en los genitales y de manera más abundante en el intestino grueso. 

La microbiota del intestino está implicada en una variedad de funciones metabólicas como la fermentación de Hidratos de Carbono sin digerir (fibra dietética), la absorción de electrolitos y minerales , la modulación del tránsito intestinal, la síntesis de algunos micronutrientes como la vitamina K y regula el sistema inmunitario. 

Relación entre diabetes Tipo 2 y microbiota

Varios estudios realizados durante las últimas décadas han vinculado a un desequilibrio de la microbiota con el desarrollo de las enfermedades metabólicas como la obesidad y la diabetes. Se ha postulado que una interacción de las circunstancias ambientales con la microbiota intestinal podría provocar un desbalance energético causando cambios metabólicos, neurocognitivos y del comportamiento que favorecen el desarrollo de la obesidad y de la resistencia a la insulina y posteriormente a la diabetes mellitus Tipo 2.

Uno de los medicamentos que usualmente se utiliza para tratar a la diabetes mellitus Tipo 2 es la metformina y se ha demostrado que puede llegar a modificar el equilibrio de la microbiota intestinal. 

Esto no significa que debemos dejar de consumir los medicamentos sino que podemos contrarrestar esta situación consumiendo más frutas y verduras, cereales integrales, moderar el consumo de alcohol y tabaco e ingerir alimentos fermentados como el yogurt de manera ocasional. 

Desarrollar la microbiota

Existen formas naturales para estimular o desarrollar esa microbiota en nuestro organismo. Una de ellas es el consumo de probióticos

Los probióticos son organismos vivos que permanecen activos en el intestino en cantidad suficiente como para alterar la microbiota intestinal del huésped y los podemos encontrar en el yogurt, kombucha, kéfir, entre otros. 

También encontramos los prebióticos que son una clase de alimentos funcionales, definidos como ingredientes de la comida no digeribles (fibra dietética como la inulina de agave, el salvado, la goma guar entre otros) que son utilizados por la microbiota intestinal estimulando su crecimiento. Cuando un alimento contiene tanto probióticos como prebióticos se llama simbiótico

Existen actualmente formas farmacéuticas o suplementos de prebióticos. Cabe destacar que no son de consumo libre. 

Si mantienes una alimentación saludable con un buen consumo de frutas, verduras y cereales integrales no hay porque suplementar de manera rutinaria. 

En caso de que tengas un tratamiento con antibióticos, hayas tenido alguna infección intestinal, diarrea o estreñimiento frecuente, o un episodio de colitis o gastritis, un médico especialista debe de prescribir los probióticos más adecuados para ti y tu situación. En el caso del uso de la metformina, los probióticos que pueden ayudar a mantener un buen equilibrio en la microbiota son los Lactobacilos y las Bifidobacterias que se pueden encontrar si, en presentaciones farmacéuticas pero también el alimentos fermentados como anteriormente se había comentado. 

Cuidar de nuestra alimentación 

Cuando se vive con diabetes Tipo 2 parte fundamental del tratamiento es la alimentación, si nuestra alimentación es balanceada y correcta nuestra microbiota estará en equilibrio. Si yo no cuido mi alimentación tampoco voy a tener un adecuado manejo de mi glucosa (azúcar) en sangre, tomaré mucho más medicamento y mi microbiota no estará bien. Te recomiendo que dentro de tu alimentación consumas verduras, frutas, cereales integrales, yogurt o algún otro alimento fermentado, realices actividad física de manera frecuente y moderes tu consumo de alcohol, con todo ello mantendrás una microbiota saludable. 

ESCRITO POR Brenda Estefanía Segovia Rodríguez, PUBLICADO 07/28/21, UPDATED 09/13/21

Brenda Estefanía Segovia Rodríguez es Licenciada en Nutrición y Ciencia de los Alimentos, tiene una Maestría en Nutrición Clínica. Es Educadora en Diabetes por la Universidad Iberoamericana León. Realizó un Diplomado en Nutrición Pediátrica y Nutrición Oncológica. Es miembro activo del Colegio de Nutriólogos de León. Ha participado en talleres y campamentos con grupos de jóvenes que viven con diabetes mellitus tipo 1. Actualmente se dedica a la consulta privada en Salamanca, Gto.  Encuentra Brenda Segovia en sus redes sociales, Facebook: nutrición funcional, Instagram: lncabrendasegovia o escribe a su correo electrónico nutrición_funcional@hotmail.com