Pregúntale a un Especialista en Educación y Cuidado de la Diabetes: ¿Cuál es la Conexión entre Enfermedad Cardiaca y la Diabetes Tipo 2?


 

 

¿Alguna vez has querido poder preguntarle a un especialista en educación y cuidado de la diabetes (DCES, por sus siglas en inglés) sobre la diabetes Tipo 2? En nuestra nueva columna mensual: Pregúntale a un especialista en educación y cuidado de la diabetes, un profesional puede responder a tus preguntas más prioritarias sobre varios temas, incluyendo la dieta, los medicamentos, el ejercicio y la salud mental. ¿Quieres enviarnos una pregunta? ¡Envíanos un correo electrónico a hello@beyondtype2.org!

Querido DCES: ¿Cuál es el riesgo de que desarrolle una enfermedad cardíaca si tengo diabetes? ¿Como están relacionados?

Querido lector:

¡Me alegra saber que piensas en esto! Muchas personas con diabetes se sorprenden cuando se enteran de que existe una conexión entre la diabetes y el corazón y los vasos sanguíneos. Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de sufrir afecciones cardíacas (cardiovasculares) y de los vasos sanguíneos (vasculares), especialmente si su nivel de glucosa en sangre (azúcar) con frecuencia se mantiene por encima del rango recomendado, que para la mayoría de las personas es de 3.9 a 10.0 mmol/L70 a 180 mg/dL. La razón es que los niveles altos de glucosa en sangre dañan el revestimiento interno de los vasos sanguíneos grandes y pequeños. Esto causa una acumulación de una sustancia grasa y cerosa llamada placa dentro de los vasos sanguíneos. Con el tiempo, la placa se endurece y endurece los vasos sanguíneos, lo que evita que la sangre transporte suficiente oxígeno. La placa dura también puede desprenderse y causar un coágulo de sangre que bloquee el flujo sanguíneo normal.

Por lo tanto, cuando se trata de tratar la diabetes, es importante mantener saludables los vasos sanguíneos. Tu equipo de atención de la diabetes puede trabajar contigo para que comprendas todas las herramientas de prevención disponibles, que generalmente se dividen en dos categorías: estilo de vida y medicamentos.

Sigue leyendo mientras exploramos con más detalle los factores de estilo de vida y los medicamentos que debes conocer para reducir tu riesgo de enfermedades cardiovasculares. La información se ha organizado en 7 comportamientos de autocuidado que puedes utilizar para reducir tu riesgo.

AFRONTAMIENTO SALUDABLE Y LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

La conexión

La diabetes impone exigencias adicionales a tu concentración y tiempo. Esto podría causar más estrés. El estrés constante durante un período prolongado puede contribuir a problemas a largo plazo para el corazón y los vasos sanguíneos. Las sustancias que tu cuerpo produce en respuesta al estrés, llamadas hormonas del estrés, pueden provocar aumentos en la glucosa, la frecuencia cardíaca y la presión arterial. La forma en que respondes al estrés también puede afectar los niveles de colesterol. Este estrés continuo a largo plazo puede aumentar el riesgo de hipertensión arterial, ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. Por lo tanto, es importante encontrar formas de afrontar y reducir el estrés.

Consejos prácticos para mantenerte saludable

Cuando bebas alcohol, debes hacerlo con moderación, lo que significa no más de 1 bebida al día para las mujeres y 2 bebidas al día para los hombres. La ingesta frecuente o excesiva de alcohol se asocia con un aumento de las tasas de hipertensión arterial, obesidad y accidente cerebrovascular, pero la incidencia de enfermedades cardíacas con una ingesta moderada de alcohol es baja.

Practicar yoga y meditación con regularidad pueden mitigar las enfermedades cardíacas y otros riesgos para la salud. Hay aplicaciones que puedes descargar para guiarte en una sesión de meditación.

Encuentra tu red de apoyo. Hay varios grupos de apoyo de pares en línea que puedes aprovechar, donde otras personas con los mismos retos en el manejo de la diabetes se ayudan entre sí. Puedes ver más información sobre los recursos de apoyo entre pares en DiabetesEducator.org/PeerSupport.

Preguntas que debes hacerle a tu equipo de atención médica

¿Qué sugerencias tienes para ayudarme a reducir el estrés?

¿Crees que necesito una derivación a un profesional de la salud mental?

Alimentación saludable y enfermedad cardiovascular

La conexión

Lo que comes puede afectar tus niveles de glucosa en sangre, presión arterial y colesterol. Cuando estos niveles son más altos de lo recomendado, esto te pone en mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Tener lo que se conoce como un “patrón de alimentación saludable para el corazón” es algo importante en tu caja de herramientas para reducir tu riesgo.

Consejos prácticos para mantenerte saludable

Cuando deciden qué alimentos y patrones de alimentación recomendar, tu equipo de atención de la diabetes sigue la evidencia científica. Se han realizado muchas investigaciones para identificar qué tiene los mejores resultados para las personas que viven con diabetes y afecciones relacionadas. A continuación, se enumeran algunas recomendaciones generales para todas las personas con diabetes. Por supuesto, es posible que te preguntes qué puedes comer TÚ. Un nutricionista dietista registrado está especialmente capacitado para ayudarte a responder eso según tu edad, tipo de diabetes, medicamentos, niveles de colesterol y condiciones médicas. Pídele a tu proveedor que te derive si hay alguien disponible en el área en la que vives.

Algunas de las recomendaciones generales incluyen:

  • Adoptar un patrón de alimentación que mantenga equilibrada la glucosa en sangre, como comer menos carbohidratos como verduras con almidón (maíz y arvejas, por ejemplo), pan y arroz.
  • Consumir menos de 1 cucharadita de sal al día. Esto se debe a que la sal hace que el cuerpo retenga agua. Esto aumenta el volumen de sangre en el torrente sanguíneo. El aumento del volumen de sangre significa más trabajo para el corazón y más presión sobre los vasos sanguíneos.
  • Consume de 8 a 10 porciones de frutas y verduras al día.
  • Consume de 2 a 3 porciones de productos lácteos bajos en grasa al día.
  • Consume una cantidad reducida de grasas saturadas y grasas trans, como las que se encuentran en los alimentos fritos o procesados.
  • Consume pescados grasos como salmón, atún, sardinas, caballa y trucha una o dos veces por semana.
  • Consume más fibra, como avena, legumbres (como frijoles, nueces y arvejas) y cítricos (como naranjas, toronjas, limones y limas).

Preguntas que debes hacerle a tu equipo de atención médica

  • ¿Cómo se compara mi patrón de alimentación actual con lo que es recomendado para una salud cardíaca ideal?
  • Hay muchos cambios que debo hacer, ¿dónde empiezo?

LA ACTIVIDAD FÍSICA Y LA ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

La conexión

La actividad física es un término general que incluye todo movimiento que aumenta la cantidad de energía que usa tu cuerpo. Eso podría incluir caminar, bailar, estirarte o incluso trabajar en el jardín. El ejercicio es una forma más específica de actividad física que está estructurada y diseñada para mejorar tu forma física. Ambos son importantes. Se ha demostrado que el ejercicio mejora el manejo de la glucosa en sangre, reduce los factores de riesgo cardiovascular, contribuye a la pérdida de peso y mejora el bienestar.

Consejos prácticos para mantenerte saludable

Puedes reducir los niveles de glucosa en sangre disminuyendo el tiempo total que pasas sentado. Si tienes que permanecer sentado durante períodos prolongados, procura hacer una actividad cada 30 minutos, como pararte brevemente, caminar o hacer otras actividades físicas ligeras.

El horario óptimo al que debes aspirar es:

  • 150 minutos de actividad física repartidos en al menos 3 días a la semana.
  • No más de 2 días consecutivos sin ejercicio.
  • Entrenamiento de resistencia dos veces por semana. Esta es cualquier forma de ejercicio en el que levantes o tires contra la resistencia, incluyendo el ejercicio con mancuernas, bandas de resistencia, botellas de agua o peso corporal.

La acción más importante es comenzar. Haz algo que disfrutes y lleva un registro de tu progreso.

Preguntas que debes hacerle a tu equipo de atención médica

  • Conociendo mi condición y problemas médicos, ¿cómo debo aumentar mi actividad?
  • ¿Hay algo que deba cambiar con mi medicamento para la diabetes cuando haga más actividades?

MEDICAMENTOS QUE PREVIENEN O TRATAN LA ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

La conexión

Podría ser necesario tomar medicamentos para reducir la glucosa, la presión arterial y el colesterol como complemento a los cambios en el estilo de vida para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. La buena noticia es que se ha demostrado que algunos de los medicamentos recetados para reducir la glucosa tienen otros efectos positivos que reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Consejos prácticos para mantenerte saludable

Los medicamentos funcionan en conjunto con un estilo de vida saludable, por lo que es importante hacer ambas cosas.

Aquí hay un resumen de los medicamentos comunes que te podrían recetar para reducir tu riesgo:

  • Se ha demostrado que las estatinas para reducir el colesterol disminuyen los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares y reducen las muertes.
  • Los medicamentos llamados ACE o ARB para reducir la presión arterial tienen beneficios más allá del manejo de la presión arterial, incluyendo la protección de los riñones y el corazón. Se ha demostrado que reducen los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares.
  • La aspirina para personas mayores de 50 años con factores de riesgo de enfermedad cardíaca o arterias obstruidas reduce el riesgo de desarrollar coágulos de sangre.
  • Los medicamentos para la diabetes Tipo 2 conocidos como inhibidores de SGLT2 reducen la glucosa, ayudan a perder peso, disminuyen la presión arterial, disminuyen el riesgo de enfermedad cardiovascular y retrasan el empeoramiento de la enfermedad renal.
  • Los medicamentos para la diabetes Tipo 2 conocidos como los agonistas del receptor GLP1 reducen la glucosa, ayudan a perder peso y disminuyen el riesgo de enfermedad cardiovascular. Están relacionados con menos problemas cardíacos en personas con diabetes que padecen enfermedades cardíacas.
  • Se ha demostrado que una forma recetada de aceite de pescado purificado que reduce los triglicéridos reduce el riesgo cardiovascular en personas que ya se administran estatinas.

Preguntas que debes hacerle a tu equipo de atención médica

  • ¿Estoy en el mejor plan de medicamentos para reducir mi riesgo de enfermedad cardíaca?
  • ¿Hay algún suplemento que deba tomar que me ayude y sea seguro o que esté tomando y deba dejar de tomar?
  • ¿Qué efectos secundarios de los medicamentos debo informar?

EL MONITOREO Y LA ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

La conexión

Monitorear tu glucosa, presión arterial, niveles de colesterol y otros indicadores importantes te permite saber cómo están tus cifras en comparación con los niveles recomendados para reducir el riesgo cardiovascular. Esto es importante porque los niveles altos de glucosa en sangre, presión arterial y colesterol con frecuencia no causan ningún síntoma notable o pueden confundirse con síntomas de afecciones no relacionadas.

Consejos prácticos para mantenerte saludable

Ya que ahora más consultorios de atención médica ofrecen monitoreo remoto y visitas de telemedicina, desempeñas un papel más activo en tu salud y en la comunicación con tu equipo de atención médica. Para que esta forma de atención funcione bien, es posible que debas invertir en equipos de monitoreo, como un monitor de presión arterial en casa y una báscula.

Debes conocer los rangos objetivo recomendados, con qué frecuencia y qué monitorear.

Tipo de medición Con qué frecuencia Rango objetivo
Glucosa por medio de monitorización de glucosa en sangre (BGM, por sus siglas en inglés) o monitorización continua de glucosa (MCG) Los mejores momentos para medir son en ayunas, antes de las comidas, 1 o 2 horas después de las comidas y antes de acostarte. Si usas un MCG, es mejor analizar 14 días de datos para determinar las tendencias.

70 % de lecturas entre 3.9 a 10.0 mmol/L70 a 180 mg/dL

<3 % de lecturas por debajo de 3.9 mmol/L70 mg/dL

<1 % de lecturas por debajo de 3.0 mmol/L54 mg/dL

Presión arterial En cada visita al consultorio y con cualquier cambio de medicamentos.

En cada visita al consultorio y con cualquier cambio de medicamentos.

<140/90 mmHg Si eres de alto riesgo, <130/80 mmHg

Niveles de colesterol Al menos una vez al año.

Colesterol HDL >40 mg/dL para los hombres y >50 mg/dL para las mujeres

Colesterol LDL <100 mg/dL

Triglicéridos <150 mg/dL

A1c Cada 3 a 6 meses. Menos del 7 % para la mayoría de las personas.
Peso En cada visita al consultorio y en casa si es posible. Perder del 7 al 10 % de tu peso corporal mejora tu salud. Eso sería de 14 a 20 libras para una persona que pesa 200 libras.

Preguntas que debes hacerle a tu equipo de atención médica

  • ¿Cuáles son mis resultados de A1c, presión arterial y colesterol?
  • ¿Hay alguna aplicación que pueda usar para llevar un registro?
  • ¿Cómo puedo ver más información sobre el uso de un monitor continuo de glucosa?

REDUCIR LOS RIESGOS DE ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

La conexión

Cuando la glucosa en sangre es alta, los niveles de triglicéridos y colesterol también tienden a ser altos. Esto se debe a que, con la diabetes Tipo 2, el cuerpo es resistente a los efectos de la insulina. Esta resistencia a la insulina no solo hace que la glucosa sea más alta sino también las grasas en la sangre. Esto aumenta tu riesgo de enfermedad cardiovascular. Por lo tanto, manejar tu riesgo no es solo manejar la glucosa en sangre, sino también la presión arterial y el colesterol.

Los mismos factores de estilo de vida que aumentan el riesgo en las personas sin diabetes, como fumar, un peso que no es saludable y dientes y encías que no están saludables, también aumentan el riesgo en las personas con diabetes.

La prevención es fundamental para reducir los riesgos, especialmente porque muchos de los problemas que pueden surgir con el tiempo no presentan señales ni síntomas hasta que existe un problema real. No sabrás que tienes un problema en desarrollo a menos que te hagan un examen. Hay varios tipos de exámenes que puedes pedirle a tu proveedor que te derive y que te ayudarán a mantenerte saludable.

Consejos prácticos para mantenerte saludable

Al igual que la diabetes, fumar duplica el riesgo de ataque cardíaco y muerte. La buena noticia es que un año después de dejar de fumar, el riesgo de enfermedad cardíaca disminuye en un 50 %. Después de 5 años de no fumar, tu riesgo de accidente cerebrovascular será como el de una persona que no fuma. Se necesitan 15 años sin fumar para que tu riesgo de enfermedad cardíaca sea el mismo que el de una persona que no fuma, por lo que cuanto antes puedas dejar de fumar, mejor.

Si te han dicho que tienes sobrepeso, perder peso puede mejorar los niveles de glucosa en sangre. Eso se debe a que la pérdida de peso hace que tu cuerpo sea más sensible a los efectos de la insulina. La pérdida de peso también puede causar niveles más bajos de colesterol y presión arterial.

¿Sabías que la diabetes y la salud de tus encías y dientes están relacionados? Cuanto más exceso de glucosa tengas en el torrente sanguíneo, mayor será el nivel de glucosa en la saliva. Luego, el exceso de glucosa se combina con las bacterias normales en tu boca y causa problemas en los dientes y las encías. Estos problemas pueden hacer que la diabetes sea más difícil de manejar y pueden aumentar tu riesgo de enfermedad cardiovascular. Por lo tanto, mantenerte al día con tu higiene bucal diaria y hacerte chequeos dentales con regularidad ayuda a manejar la diabetes.

Hazte los exámenes recomendados y toma las medidas preventivas para la salud que se enumeran a continuación:

Tipo de examen Cuándo hacerte el examen
Vacunas Vacuna contra la gripe todos los años.
Examen de los pies Completado por tu proveedor o podólogo (médico de los pies) anualmente.
Examen de ojos con dilatación En el momento del diagnóstico y cada 1 o 2 años después.
Pérdida de la audición Al menos una vez al año y cuando tengas síntomas.
Apnea del sueño Si tienes problemas con los ronquidos o somnolencia diurna.
Angustia por diabetes o depresión Si tienes dificultades con las exigencias de manejar la diabetes, ya no disfrutas de las cosas que hacías antes, o tienes un cambio en el apetito o el sueño.

Preguntas que debes hacerle a tu equipo de atención médica

  • ¿A qué más debo prestar atención para asegurarme de estar lo más saludable posible?
  • ¿Cómo sabré si todo lo que estoy haciendo me ayuda?

SOLUCIÓN DE PROBLEMAS Y ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

La conexión

Tu plan de tratamiento de la diabetes debe diseñarse junto con tu equipo de atención de la diabetes y adaptarse a tu estilo de vida y necesidades individuales. Pero a veces surgen problemas y la diabetes cambia. Aplicar un enfoque de resolución de problemas te ayudará a encontrar soluciones para que puedas mantenerte en el camino correcto y continuar reduciendo tu riesgo de enfermedad cardiovascular. Cuanto antes se identifiquen los problemas nuevos, es más probable que se logre tener buenos resultados.

Consejos prácticos para mantenerte saludable

El problema Posible explicación Posible solución
Has estado cuidando de ti mismo de manera constante, pero ya no puedes alcanzar tus objetivos que sabes que reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular. La diabetes Tipo 2 es una enfermedad progresiva. Es posible que necesites más medicamentos para alcanzar tus objetivos con el tiempo. Esto no es un fracaso de tu parte, solo es debido a la evolución normal de la enfermedad. No esperes demasiado para hacer cambios o hablar sobre los cambios con tu equipo de atención médica. El cambio es una parte normal del cuidado de la diabetes.
Ocasionalmente tienes síntomas como sudoración y debilidad. ¿Cómo saber si son graves? Los síntomas de un ataque cardíaco pueden parecerse a los niveles bajos de glucosa en sangre (náuseas, sudoración, debilidad). Síntomas de un ataque de derrame ACTÚA RÁPIDO: problemas de equilibrio (mareos), ojos (cambios en la vista), cara (caída o dolor de cabeza intenso), brazos (debilidad, entumecimiento), habla (dificultad para hablar, confusión), tiempo (para llamar al 911). Mantente en sintonía con tu cuerpo y no ignores los síntomas.

Preguntas que debes hacerle a tu equipo de atención médica

  • He notado que [insertar el problema] es un reto. ¿Qué puedo hacer de manera realista para que sea más fácil?
  • ¿Qué cambios recomendarías para ayudarme a alcanzar mis objetivos nuevamente?

Ahora que sabes más sobre la conexión entre la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, las acciones que debes tomar y las preguntas que debes hacer, ¡estás en camino hacia una vida más saludable! Mira más información en DiabetesEducator.org/HeartHealth y el Centro de recursos para la salud cardiaca de Beyond Type 2.

Este contenido fue producido en conjunto con la Asociación de Especialistas en Educación y Cuidado de la Diabetes (ADCES, por sus siglas en inglés), un socio fundador de Beyond Type 2.

 

ESCRITO POR Jodi Lavin-Tompkins MSN, RN, BC-ADM, CDCES, PUBLICADO 07/12/21, UPDATED 08/31/21

Jodi Lavin-Tompkins nació en Carolina del Norte y es una enfermera profesional con nivel de maestría con más de 30 años de experiencia en el cuidado de la diabetes. Actualmente es la Directora de Acreditación y Desarrollo de Contenido de la Asociación de Especialistas en Educación y Cuidado de la Diabetes. La carrera de Jodi ha abarcado desde trabajo en entornos académicos como enfermera especializada, hasta puestos en las industrias farmacéutica y de dispositivos médicos, y administrar un programa de educación y apoyo de automanejo de la diabetes en un gran sistema de salud del medio oeste. Le apasiona asegurarse de que las personas con diabetes tengan el conocimiento y las habilidades que necesitan para manejarla lo mejor que puedan. Para Jodi, la diabetes es personal; su madre, padre, hermano, sobrina, prima, tía y tío tienen diabetes.