La Importancia de los MCG para la Diabetes Tipo 2 en Tratamiento con Insulina

 

Este contenido es posible gracias al apoyo de Abbott (el sistema FreeStyle Libre de 14 Días), un socio fundador de Beyond Type 2. 


 

No es ningún secreto que las personas con diabetes Tipo 2 a veces tienen que usar insulina para el manejo de sus niveles de glucosa (azúcar) en sangre. Por lo general, se mide utilizando medidores de glucosa en la sangre (BGM, por sus siglas en inglés) que requieren pinchazos en los dedos. Este método te permite ver cuál es tu nivel de glucosa en la sangre en un momento específico. ¿Es alto? ¿Es bajo? Eso es lo único que sabrás. Pero hay algunas cosas que los medidores no te dicen: qué tendencia tiene tu nivel de glucosa en sangre y qué tan rápido está subiendo o bajando. Un monitor continuo de glucosa (MCG) es una herramienta útil para comprender mejor el impacto de los efectos de la insulina sobre la glucosa.

Estas son algunas de las diferencias entre un BGM (medidor de glucosa)  y un MCG (medidor continuo de glucosa):

Medidores de glucosa en la sangre:

  • Mide la glucosa directamente para proporcionar una sola lectura
  • No es necesario que lo lleves puesto constantemente
  • Es una opción menos costosa que un MCG
  • Requiere que te pinches los dedos, que te limpies la piel y que tengas una buena técnica de punción para evitar el dolor
  • No muestra las tendencias en tus niveles de glucosa en sangre

Monitores continuos de glucosa:

  • Muestran las tendencias en los niveles de glucosa en sangre durante un período de tiempo, e incluso por la noche
  • Puedes compartir los datos con familiares, amigos o proveedores de atención médica
  • Te notifica sobre niveles altos o bajos de azúcar en sangre
  • Te brinda mejores datos para ajustar las dosis de insulina
  • Es una forma indolora de medir glucosa

Para las personas con diabetes Tipo 2 que utilizan insulina, los beneficios del uso de un MCG exceden los indicados en la tabla anterior. Usar un MCG muestra cómo otros factores además de la alimentación pueden afectar tu azúcar en la sangre. Podrás ver los efectos de factores como el ejercicio, el estrés o el sueño.

En el caso de las fluctuaciones relacionadas con la alimentación, podrás realizar ajustes más fácilmente si puedes ver las tendencias en tus niveles de glucosa en sangre. ¿Por qué las tendencias? Digamos que comes pan tostado integral un día y pan tostado blanco otro día. Si usas un MCG, es posible que veas que el pan integral aumenta tu nivel de glucosa en sangre a un ritmo constante, mientras que el pan blanco lo eleva más rápido. Reconocer lo que tiene efecto en tus niveles de glucosa mejora tu participación en el autocuidado.

El conocimiento fomenta el autoempoderamiento

¿Alguna vez te has sentido frustrado porque las visitas al médico te han parecido poco productivas y los ajustes a tu rutina han sido ineficaces? Si parte del problema es la falta de datos y de retroalimentación, un MCG puede proporcionar datos por meses. Puedes llevar tus datos a las citas y trabajar con tu médico para realizar cambios en tu alimentación, tu dosis de insulina y más. Las personas con diabetes Tipo 2 tienen una sensación de empoderamiento cuando saben cuáles son sus propios datos tan bien o mejor que su médico. Tener el poder de levantar la voz sobre tu propia enfermedad es un aspecto esencial del automanejo de la diabetes. Recuerda: eres el personaje principal en tu equipo de atención médica. Conocer tu diabetes por dentro y por fuera con la ayuda de los datos de MCG te da la confianza para actuar como tal.

Olvídate de las punciones de dedos

Puedes despedirte de esos días en los que contienes la respiración y cuentas antes de pincharte los dedos porque le tienes miedo al dolor. A menos que necesites calibrar tu MCG, o si él mismo te sugiere realizar una medición capilar no tendrás necesidad de usar un medidor de glucosa. Esto puede aliviar un poco la ansiedad y el estrés relacionados con las mediciones de glucosa en sangre. Como usuario de insulina, pincharte los dedos para saber si tus dosis de insulina son correctas parece agotador. El uso de un MCG te indicará en tiempo real qué tan efectiva es tu estrategia actual de dosificación de insulina de una manera indolora.

Prevención de la hipoglucemia

La insulina es un medicamento que salva vidas, pero también es peligroso si se usa incorrectamente o incluso correctamente en ciertas circunstancias. Por ejemplo, la insulina combinada con ejercicio, alcohol, así como un sinfín de factores diferentes pueden causar hipoglucemia o niveles bajos de azúcar en la sangre (<70 mg/dL). La hipoglucemia, incluso en casos leves, puede tener consecuencias para la salud a largo plazo, incluido un mayor riesgo cardiovascular. Los casos graves de niveles bajos de azúcar en la sangre pueden causar pérdida del conocimiento, deterioro cognitivo e incluso la muerte. El objetivo para las personas con diabetes Tipo 2 es alcanzar niveles normales de A1c sin experimentar hipoglucemia. Las tasas de hipoglucemia aumentan con el uso de insulina para tratar la diabetes Tipo 2. Algunos MCG vienen con alertas que te notifican cuando tu nivel de azúcar en la sangre baja. Otros, como el sistema Freestyle Libre de 14 días, muestran un mensaje de “glucosa baja” o “glucosa bajando” cuando escaneas el sensor. Enterarte de esta información puede ayudarte a ajustar tu terapia de insulina.

Alcanzar las metas de A1c

Tu prueba de A1c debe completarse al menos cada 3 meses. Pero, para ser honestos, esperar 3 meses es demasiado tiempo para que tu médico te diga si estás en el camino correcto. Muchos pasan más de 3 meses e incluso un año sin consultar a un médico. Lo ideal es que puedas saber qué funciona o no funciona cuanto antes. En otras palabras, debes saber cuánto tiempo pasas dentro de tu rango objetivo de azúcar en la sangre.

El rango normal es entre 70 y 180 mg/dL. Idealmente, debes estar dentro de ese rango el 70 por ciento del tiempo. A través del monitoreo tradicional de glucosa en la sangre, es difícil determinar si vas a alcanzar ese objetivo. Los datos colectivos y en tiempo real del uso de un MCG te muestran que tanto has estado dentro de tu rango ese día y durante un período de tiempo, como ese período de 3 meses entre citas. Esto te brinda mayor flexibilidad dentro de tu rutina de cuidado de la diabetes. Es posible que saber la correlación entre el tiempo en rango y A1c elimine algunas de las sorpresas de tu análisis de sangre durante tu próxima cita y tendrás una idea sobre el progreso de tu A1c.

El MCG como punto de inflexión en tu atención para la diabetes

Un MCG para la diabetes Tipo 2 tratada con insulina tiene muchos beneficios. Los MCG son convenientes, indoloros y cuentan la historia de tu diabetes durante un período de tiempo más largo. Tener esa información adicional puede ayudarte a usar tu voz con confianza cuando hables con tu equipo de atención médica. Los MCG te mantienen involucrado en aprender sobre los numerosos factores que pueden afectar tu nivel de azúcar en la sangre. Te brindan la flexibilidad de realizar cambios en tu rutina sin esperar tus citas trimestrales con un médico. Y finalmente, pueden ayudarte a alcanzar tus metas de A1c de manera segura, ya que te notifican sobre posibles niveles bajos de glucosa. Si estás interesado en comenzar a usar un MCG, comunícate con tu proveedor de atención médica.

 


 

Encuentra más contenido relacionado con el monitoreo continuo de glucosa aquí.

T'ara fue diagnosticada con diabetes Tipo 2 en julio de 2017 a la edad de 25 años. Desde su diagnóstico, centró sus estudios académicos y su carrera en concientizar sobre la diabetes y en vivir una vida plena con ella. Está emocionada de haberse unido al equipo Beyond Type 1 para continuar su trabajo. Dos años más tarde, T'ara descubrió que había sido diagnosticada erróneamente con diabetes Tipo 2 y en realidad tiene LADA. Fuera de la oficina, a T'ara le gusta ir al cine, visitar parques con su perro, escuchar BTS y cocinar increíbles comidas saludables. T'ara tiene una maestría en educación nutricional de la American University.