Diagnosticada con Diabetes Tipo 2 después de ser Desplazada por el Huracán Katrina


 

 

April Lawrence fue diagnosticada con diabetes Tipo 2 en medio del huracán Katrina en 2005. Lee acerca cómo April se hizo cargo de su tratamiento para la diabetes mientras reconstruía su vida en Atlanta luego de ser desplazada. April aparece en nuestra campaña de redes sociales #BeyondPowerful. ¿Quieres compartir cómo estás viviendo una vida empoderada con la diabetes Tipo 2? Haz clic aquí.


He estado trabajando en el área de la salud desde que tenía 18 años. Con ese tipo de experiencia, pensarías que estaría muy al pendiente de mi salud, pero ese no fue el caso. El año 2005 sería un año que cambiaría mi vida y me obligaría a hacer los cambios necesarios en mi salud, estuviera o no lista

Soy originaria de Nueva Orleans y fui una de las miles de personas que fueron desplazadas por el huracán Katrina. Después del huracán, me mudé a Atlanta para reconstruir mi vida. Lidiando con las consecuencias del huracán y todo el estrés que lo acompañó caí en depresión y formé malos hábitos de alimentación y otros relacionados con la bebida. Utilicé los alimentos como mecanismo de afrontamiento cuando comencé a reconstruir mi vida.

Fue durante este tiempo que noté algunos cambios importantes en mi cuerpo. Me sentía letárgica, siempre sedienta, tenía la boca seca con frecuencia y tenía infecciones, algo que nunca antes había tenido.

Encontrar a un médico, especialmente en una ciudad nueva, que me ayudara a entender mis síntomas fue muy difícil al principio. El primero que encontré me dijo que estaba bien, pero yo sabía que eso no era cierto. Así que mi mamá me sugirió que consultara al médico de mi abuela. Él realizó un examen de rutina, que incluía un análisis de azúcar en sangre: el resultado fue 385 mg / dl. Mis niveles de potasio eran extremadamente bajos y también estaba deshidratada. Mi nuevo médico me envió directamente al hospital donde estuve internada cinco días. Pasar del torbellino de perder todo en Katrina a ser diagnosticada con diabetes Tipo 2 fue abrumador. Además, creo que puedo atribuir mi diabetes al lado de la familia de mi lado paterno donde hay muchos casos.

Ajustándose a la vida con diabetes en una ciudad nueva

Después de mi estadía en el hospital, me fue muy bien durante algunos meses, aunque tenía muy poca información sobre la diabetes y en su mayoría escuchaba a mi padre y otros miembros de la familia. Desafortunadamente, eso no duró mucho. Fui ingresadas nuevamente en el hospital por cinco días, exactamente un año después de ser admitida por primera vez. Antes de mi segunda hospitalización, experimentaba los mismos síntomas que antes, con la excepción de la infección, pero que incluía niveles extremadamente bajos de potasio. Sin embargo, esta vez, mis médicos me dijeron que tenía anemia.

En 2017, decidí someterme a cirugía para perder peso debido a la diabetes y otros problemas de salud. Antes de tomar la decisión de someterme a cirugía, perdí peso por mi cuenta pero lo recuperé todo. La diabetes dañó mi metabolismo lo que motivó mi decisión. Fue la mejor decisión para mí y me ayudó a  manejar de mejor forma mi azúcar en la sangre. Pero incluso ahora, sigo revisando mi azúcar con regularidad porque estoy aterrorizada de que se salga de control y me lleve a problemas de salud nuevamente. Puedo decir después de todo que estoy muy feliz de haberme realizado est cirugía. Hasta el momento he perdido 85 libras. Hay que recordar que requiere cambios significativos en el estilo de vida. Dependiendo de tu situación, eso podría significar cambiar todo, desde la forma en que comes hasta la forma en que celebras con amigos y pasas tiempo con tu familia.

En la comunidad Afroamericana, la tradición lo es todo. Así que, junto con mis propias batallas personales, también me estaba adaptando a la diabetes mientras seguía  las tradiciones que dieron forma a mi vida. Hemos renovado varias recetas en mi familia. Así que en lugar de usar carne de cerdo, usamos pavo. En lugar de usar mucha sal, redujimos y encontramos sustitutos de sal. También incorporamos postres sin azúcar y encontramos formas de reducir el azúcar de otras recetas. Por supuesto, no puedes ganar todas las batallas , pero los pasos pequeños son mejores que ninguno.

Mi carrera en la atención médica me ayuda a conectarse con otras personas que tienen diabetes tipo 2

Es muy importante contar con la información necesaria para lidiar con la diabetes Tipo 2 y la información que recibí sobre la diabetes fue en su mayoría vaga y no muy útil. Esto se vio agravado por aquellos, incluidos los proveedores de atención médica, que descubren que vives con diabetes Tipo 2. A veces, te miran de manera diferente y te juzgan, como si fuera tu culpa vivir con diabetes. Te puede hacer sentir como si estuvieras solo. Tener un espacio seguro para hablar abiertamente sobre una enfermedad que puede ser difícil de manejar puede marcar la diferencia. A pesar de los estereotipos negativos sobre la diabetes Tipo 2 que algunos creen, nadie elige vivir con diabetes. No me levanté una mañana y dije “Oye, ¿sabes lo que quiero? ¡Diabetes tipo 2 y todas las posibles complicaciones que la acompañan! ”Esta enfermedad crónica cambia la vida.

Trabajando en el área de la salud, he visto lo bueno, lo malo y lo feo de la diabetes. Tener acceso a un especialista que me habló al respecto y las maneras en que puedo mantener una vida saludable me ayudó mucho. Pude conectarme con los pacientes con diabetes Tipo 2 porque se sentían cómodos hablando con alguien que entendía su historia. Compartimos información entre nosotros si creemos que será útil. También nos aseguramos y nos animamos a vivir la mejor vida con diabetes.

Siempre estoy dando consejos y dejando que las personas, especialmente las mujeres afroamericanas, sepan lo importante que es cuidar de nosotros mismos. La diabetes lleva a muchos otros problemas de salud, como el riesgo de sufrir un derrame cerebral y una enfermedad cardíaca, y las personas simplemente no lo saben. La educación y concienciación son las claves para cambiar la percepción de la diabetes Tipo 2 por parte de la sociedad y para que las personas puedan cuidarse a sí mismas.

Estoy agradecida por este sitio web donde se ofrecerá apoyo y alivio a las personas con diabetes Tipo. Si no vives con diabetes pero conoce a alguien que sí, abrázala, háblale y compártele formas de vida más saludables para que puedan manejarlo bien. Nunca hagas que nadie con el Tipo 2 se sienta mal por vivir con esta condición; no eligieron la diabetes, la diabetes los eligió. Si vives con diabetes, no estás solo. Comunícate y busca las respuestas a tus preguntas de automanejo. Recuerda, puedes controlarlo e incluso vencerlo. Confía en mí, puedes vivir una gran vida con ella.

 

ESCRITO POR April Lawrence, PUBLICADO 04/15/19, UPDATED 01/03/20

April es nativa de Nueva Orleans, Louisiana y ha estado viviendo con diabetes tipo 2 desde diciembre de 2005. En 2017, se sometió a una cirugía de pérdida de peso con gastrectomía de manga vertical y desde entonces ha mantenido las 85 libras. Actualmente reside en Atlanta con su hija y disfruta pasar el tiempo con su familia y ver el fútbol de los New Orleans Saints. Su lema es que "tengo el control de la diabetes y la diabetes no tiene control sobre mí".