Resequedad en la Piel, ¿Síntoma de Glucosa Elevada?


 

El cuidado de la diabetes debe ser integral, es decir, debemos trabajar en nuestro cuidado para alcanzar nuestros objetivos glucémicos pensando en la salud de todo nuestro cuerpo.

Los niveles elevados de glucosa en sangre pueden generar diferentes condiciones y afectar muchas partes de nuestro cuerpo, incluyendo la piel. Por eso es que tu equipo de profesionales al cuidado de la salud hará tanto énfasis en trabajar junto contigo en todos los pilares de tu tratamiento que podrán precisamente ayudarte a manejar tu glucosa de mejor forma.

Afortunadamente, muchas de las afecciones que los niveles elevados de glucosa en sangre pudieran generar en la piel pueden tratarse fácilmente si se detectan a tiempo.

Piel seca

Las personas mayores se encuentran con este problema con frecuencia. La piel seca puede encontrarse en partes especiales del cuerpo por ejemplo en las piernas, las manos o incluso la cara.

La hiperglucemia es una de las causas principales para la resequedad en la piel. Cuando hablamos de hiperglucemia nos referimos a niveles elevados de glucosa en sangre (azúcar alta). De acuerdo a la Asociación Americana de Diabetes y otras asociaciones especialistas, las cifras de glucosa óptimas deberían ser entre 70 y 140 mg/dL antes de los alimentos y no superiores a 180 mg/dL después de los mismos como pauta general.

Algunas personas persiguen otros objetivos glucémicos pero esto dependerá de muchas variables y factores que tendrás que platicar con tu médico. Entre los síntomas principales de hiperglucemia encontramos muchas ganas de orinar y mucha sed. El cuerpo tiende a deshidratarse en el intento de expulsar los excedentes de glucosa a través de la orina. Esto como te imaginarás causará resequedad.

Comezón

Cuando los niveles de glucosa en sangre se encuentran elevados puede presentarse mucha comezón. Ésta también puede ser ocasionada por piel seca o por problemas en la circulación.

La comezón puede ser un síntoma de piel seca. Además de estar irritada, la piel puede empeorar si uno se rasca. Al rascarse podemos aumentar el riesgo de una infección o de desarrollar úlceras.

Como te hemos repetido a lo largo del texto, el manejo glucémico nos ayudará a evitar y a tratar problemas en la piel.

Hay que tener especial precaución e intentar no rascarse sobre todo al bañarse. La recomendación más común es aplicar crema lubricante después del baño y utilizar jabón neutro.

Cuidados generales

En realidad hay varias cosas que puedes hacer para mantener tu piel saludable. A continuación te presentamos algunos consejos que pueden ayudarte:

  • Mantén tus niveles de glucosa en sangre lo más cercanos posible a los objetivos que tu médico ha establecido.
  • Cuando los niveles de glucosa en sangre se encuentran elevados, la piel se reseca y tiene mayor dificultad en defenderse de bacterias.
  • Mantén tu piel limpia e hidratada.
  • Protege tu piel. Utiliza guantes al tratar con limpiadores, detergentes y sustancias abrasivas (revisa bien las etiquetas de los productos de limpieza que utilices).
  • Evita baños muy calientes. Si tienes problemas de resequedad evita los baños de burbujas. No utilices cremas o lociones entre los dedos de los pies. Recuerda que la humedad excesiva puede aumentar el riesgo de la aparición de hongos.
  • Comunícate con tu médico si notas alguna cortada o herida. Lava bien la zona con jabón. Recuerda no automedicarte. Tu médico es quien decidirá junto contigo el mejor tratamiento.

Fuentes

American Diabetes Association

http://www.diabetes.org/espanol/diabetes-tipo-2/cuidado-piel.jsp

Sobre los autores

Eugenia Araiza Eugenia es Licenciada en Nutrición especializada en Diabetes y Educadora en Diabetes. Ella fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 hace 25 años, es creadora de Healthy Diabetes. Disfruta mucho estudiar y ayudar a otros en el manejo de sus diferentes tipos de diabetes. Ama el estudio, el manejo de la diabetes Tipo 1 y la nutrición. Disfruta escribir especialmente sobre el impacto de la diabetes en su vida. Vive rodeada de amor en una familia compuesta por Luis Felipe, quien vive con diabetes tipo LADA y su hijo adolescente Índigo.

Mariana Gómez Mariana es psicóloga y Educadora en Diabetes. En 2008, Mariana comenzó un blog donde comparte su experiencia de vida con otros y comenzó con labores de abogacía a través de las redes sociales. Mariana trabajó con la Federación Mexicana de Diabetes como Gerente de Comunicación y en otros esfuerzos para ayudar a construir y empoderar a la comunidad de diabetes en línea en México.  Hoy en día es Directora de Mercados Emergentes en Beyond Type 1.  Es mamá de un adolescente.