Superando la Negación de la Diabetes Tipo 2


 

Es posible que pienses que uno de los primeros pasos después de un diagnóstico de diabetes Tipo 2 es aprender a reducir los niveles de glucosa en sangre, pero hay un paso que todos afrontan primero.

La aceptación o la negación.

Si estás luchando con la negación sobre tu nuevo diagnóstico, no estás solo. Aceptar un diagnóstico de diabetes Tipo 2 es un reto por un par de razones que no se presentan con muchas otras enfermedades.

Echemos un vistazo más de cerca a los motivos por los que la negación es un reto común en la diabetes Tipo 2 y lo que puedes hacer para superarla.

La negación de la diabetes se ve impulsada por el estigma

“Hay varios factores detrás de la negación de la diabetes en las personas con diabetes Tipo 2”, explica Mark Heyman, PhD, psicólogo en diabetes, educador certificado en diabetes con Beyond Type 1 y presentador de un podcasts sobre diabetes. Mark también vive con diabetes Tipo 1.

Con frecuencia, los primeros y más importantes factores que alimentan la negación son:

  • el miedo,
  • la vergüenza,
  • la culpa

“Si las personas no aceptan que tienen diabetes, entonces es más fácil evitar esos sentimientos difíciles”, agrega Mark.

Con la descripción inexacta de la diabetes Tipo 2 en los principales medios de comunicación, no es de extrañar que vivir con ella signifique tener una sensación abrumadora de vergüenza y culpa. Con demasiada frecuencia se retrata como el resultado de comer demasiadas donas pero tu diagnóstico es mucho más complicado si observamos la ciencia real detrás de la disfunción de las células beta y la resistencia a la insulina en la diabetes Tipo 2.

Vivir con diabetes Tipo 2 significa enfrentar críticas ignorantes constantemente, no solo de amigos y familiares, sino también de tu equipo de atención médica.

Las consecuencias físicas de la negación: complicaciones

“Otro factor es que muchas personas con diabetes Tipo 2 no experimentan ningún síntoma”, agrega Mark. “Esto hace que sea difícil creer que algo anda mal. Es fácil pensar: ‘Bueno, me siento bien, así que no hay problema’”.

Las primeras complicaciones de la diabetes Tipo 2 y los niveles altos de azúcar en la sangre son silenciosos. Durante años, tus ojos, los dedos de las manos y los pies, los riñones y más, pueden dañarse poco a poco hasta que se desarrollen los síntomas más grandes.

Pasos para superar la negación de la diabetes

Aceptar este diagnóstico no sucederá de la noche a la mañana si te encuentras atrapado en una fase de negación, pero recuerda que solo se trata de eso: una fase. Puedes cambiarlo haciendo solo una cosa diferente hoy de lo que hiciste ayer.

Paso 1: escribe lo que sientes.

¿Tienes miedo? ¿Te sientes triste? ¿Avergonzado? Sea lo que sea, escríbelo, piénsalo. Simplemente sacar esos sentimientos y pensamientos de tu cabeza y plasmarlos en papel puede ser de gran ayuda para seguir adelante.

Y luego, pregúntate: ¿cómo está afectando ese sentimiento tu vida en este momento? ¿Y cómo afectará tu futuro si dejas que determine cómo manejas tu diagnóstico?

Es comprensible que tengas miedo. Es comprensible que te sientas avergonzado de tu diagnóstico. Tus sentimientos son importantes. ¿Pero luego, qué? Es posible sentir una emoción fuerte y superarla al mismo tiempo.

Paso 2: lee un poco sobre cómo vivir con diabetes.

Si lees historias sobre otras personas que viven con esta enfermedad, podrías cambiar algunas creencias que tenías en tu mente sobre la diabetes Tipo 2.

Tómate un minuto para encontrar historias sobre otras personas que viven con diabetes Tipo 2 para darte cuenta de que no estás solo y que tienes una vida plena por delante, especialmente si aceptas el diagnóstico y comienzas a manejarlo.

Hablando de manejo, leer sobre cómo es realmente la vida real con diabetes Tipo 2 puede ayudarte a tener una mejor idea de por qué es importante aceptar tu diagnóstico.

“Tómate un tiempo para aprender sobre la diabetes y cómo se maneja”, agrega Mark. “Esto podría ayudarte a comprender que, aunque te sientas bien, tu cuerpo está sufriendo daños”.

Paso 3: comunícate con tu equipo de atención médica.

Luego, programa un examen de la vista para la diabetes para comprender mejor la manera en que los niveles altos de azúcar en la sangre podrían estar afectando tu salud. Las primeras etapas de las enfermedades oculares relacionadas con la diabetes con frecuencia no presentan síntomas, pero cuanto antes los identifiques, más pronto podrás evitar que empeoren y proteger tu vista.

Este paso puede ser aterrador, pero es importante comprender realmente cuánto puedes prevenir las cosas más aterradoras de la diabetes, la ceguera y las amputaciones si te cuidas. Estas complicaciones no están garantizadas, en su mayoría son el resultado de niveles altos de azúcar en la sangre crónicos.

Trabaja con tu equipo de atención médica para reducir tus niveles de azúcar en la sangre y poder vivir una vida plena y saludable con esta enfermedad.

Paso 4: Elige un pequeño cambio que pueda hacer que ayudes a tu diabetes.

Sin duda no es necesario cambiar toda tu dieta ni correr 8 kilómetros (5 millas) todos los días. De hecho, algunos pequeños hábitos nuevos pueden ser de gran ayuda. Recuerda asegurarte de que tu “pequeño cambio” sea claro y específico.

Estos son algunos ejemplos para ayudarte a pensar en los tuyos:

  • Reducir tu consumo de gaseosa de 4 latas al día a 1 lata al día
  • Salir a caminar 30 minutos los lunes, miércoles y viernes
  • Bailar con tu lista de reproducción favorita durante 15 minutos en la mañana antes de comenzar el día
  • Incorporar más verduras en el almuerzo
  • Comer solo una “porción” de la cena en lugar de regresar por un segundo plato

“Las personas con frecuencia se quedan atrapadas en una rutina de negación, lo que les dificulta probar cosas nuevas”, agrega Mark. “Compórtate de una manera nueva de forma intencional y ve cómo se siente. Por lo general, es mucho más fácil de lo que la gente cree”.

Aceptar un nuevo diagnóstico, ya sea de diabetes, de cáncer o de depresión, siempre dará miedo. La negación es una parte normal del proceso y no es necesario que permanezcas así para siempre. Muévete, busca ayuda de familiares, amigos y tu equipo de atención médica, ¡y recuerda que definitivamente no estás solo!


 

Las personas con diabetes Tipo 2 Comparten:

ESCRITO POR Ginger Vieira, PUBLICADO 05/01/21, UPDATED 05/01/21

Ginger Vieira es una autora y escritora que vive con diabetes Tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluidos "When I Go Low" (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), "Pregnancy with Type 1 Diabetes" (El embarazo con diabetes Tipo 1) y "Dealing with Diabetes Burnout" (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Ginger también ha escrito para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.