Usando Insulina para la Diabetes Tipo 2: Beneficios más allá de tu A1C


 2022-05-20

Sí, el beneficio más obvio de usar insulina es reducir tu A1c y alcanzar tus objetivos de glucosa (azúcar) en sangre, ¡pero hay mucho más que eso!

En pocas palabras, la insulina es una herramienta que puede brindarle a tu cuerpo el apoyo que necesita. Ya sea que tu cuerpo tenga dificultades para producir suficiente insulina o para usar la insulina que produce, administrarte insulina puede afectar tu bienestar emocional y tu calidad de vida diaria.

De hecho, podría haber algunos beneficios menos obvios de usar insulina para manejar la diabetes tipo 2 que quizás no hayas tomado en cuenta.

MÁS FLEXIBILIDAD Y LIBERTAD

Mientras que la típica persona sin diabetes podría pensar que sólo los alimentos cargados de azúcar elevan la glucosa (azúcar) en sangre, las personas con diabetes saben que no es así de simple. Incluso un tazón de avena casera, una manzana o arroz integral con col rizada puede aumentar mucho el nivel de glucosa (azúcar) en sangre si tu cuerpo tiene dificultades para producir suficiente insulina.

Administrarte insulina significa que tienes la flexibilidad de comer una variedad razonable de comida sin tener que soportar horas de niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre.

Para muchas personas con diabetes tipo 2, puede parecer que incluso la comida más saludable aumenta el nivel de glucosa (azúcar) en sangre. Por otro lado, no debes tener que comer pollo al vapor y brócoli todo el día solo porque tienes diabetes. La vida se trata de equilibrio, y eso incluye disfrutar ocasionalmente de una porción de pizza, galletas caseras, pastel de cumpleaños o la cena de Acción de Gracias.

La insulina puede brindarte más flexibilidad y libertad en tus elecciones diarias de alimentos. Claro, la insulina no debe usarse como una excusa para descuidar tus objetivos en torno a una dieta equilibrada, pero una dieta equilibrada también debe incluir cosas más deliciosas.

Ese equilibrio evita que te sientas privado y te permite mantener tus objetivos nutricionales a largo plazo. ¡Una dieta saludable debe incluir alimentos que nos sirvan físicamente y nos mantengan cuerdos!

SIENTE MENOS FRUSTRACIÓN Y MÁS PODER

Si los medicamentos que no son insulina no te ayudan a alcanzar tus objetivos de glucosa (azúcar) en sangre, la frustración que sientes a diario puede ser agotadora. Sería fácil darte por vencido cuando sientes que estás haciendo todo lo que debes hacer y no está funcionando.

A veces, la cinta adhesiva (otros medicamentos o cambios en tu dieta y tu rutina de ejercicios) soluciona un problema maravillosamente. Otras veces, la cinta adhesiva no es suficiente. Usar insulina significa que tienes la herramienta que tu cuerpo realmente necesita cuando nada más ha funcionado lo suficientemente bien.

La comida es solo una variable que afecta los niveles de glucosa (azúcar) en sangre. ¿Sabías que tu hígado produce glucosa todo el día? Durante varias situaciones completamente normales en la vida, tu hígado también puede liberar una ráfaga de glucosa.

Hay un par de docenas de factores diferentes que pueden aumentar los niveles de glucosa (azúcar) en sangre, entre ellos:

Tu nivel de glucosa (azúcar) en sangre está relacionado con mucho más que la comida. Usar insulina significa que tienes las herramientas que necesitas para corregir y manejar las fluctuaciones de glucosa (azúcar) en sangre por cualquier motivo. Esto significa menos frustración y más poder.

MEJOR ESTADO DE ÁNIMO Y NIVELES DE ENERGÍA

Los niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre son tan agradables como empaparte con una tormenta eléctrica mientras paseas con tu perro por la tarde. Usar insulina significa que tienes una herramienta que te sirve como un paraguas en una tormenta eléctrica: no puedes detener la lluvia, pero puedes protegerte de ella lo suficientemente bien como para llegar a casa.

Si bien el número alto en tu medidor de glucosa en sangre es una decepción inmediata, también te hace sentir muy mal físicamente. A veces, el impacto del nivel alto de glucosa (azúcar) en sangre en tu estado de ánimo es sutil: simplemente te sientes mal y no sabes muy bien por qué.

Los niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre pueden generar estallidos de ira, frustración intensa y un sentimiento general de desdicha que hace que quieras acurrucarte en la cama y esconderte.

Los niveles altos también pueden drenar toda tu energía. Este sentimiento también tiene sentido científicamente, ya que la glucosa queda esencialmente atrapada en el torrente sanguíneo si no tiene suficiente insulina para transportarla a las células que la necesitan como combustible.

Tratar de reunir la energía para el trabajo, la escuela, pasear al perro o ir al gimnasio es especialmente retador cuando tu cerebro se siente aturdido con niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre y tu tanque de energía está en cero.

El uso de insulina puede significar menos niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre que te dejan luchando mental y físicamente para disfrutar el día y encargarte de la vida.

CONCLUSIÓN

El uso de insulina para manejar cualquier tipo de diabetes sin duda no es fácil. Viene con una curva de aprendizaje y requiere mucha paciencia ajustar tus dosis. Pero si tu cuerpo realmente necesita el apoyo de la terapia con insulina para alcanzar tus objetivos de glucosa (azúcar) en sangre, las mejoras que puede ofrecerle a tu vida diaria hacen que valga la pena.


El contenido educativo relacionado con la insulina es posible gracias al apoyo de Lilly Diabetes, y el control editorial recae únicamente en Beyond Type 2.

 

ESCRITO POR Ginger Vieira, PUBLICADO , UPDATED 05/20/22

Ginger Vieira es la gerente principal de contenido en Beyond Type 1. Es una autora y escritora que vive con diabetes tipo 1, enfermedad celíaca, fibromialgia e hipotiroidismo. Es autora de una variedad de libros, incluyendo “When I Go Low” (Cuando tengo un nivel bajo) (para niños), “Pregnancy with type 1 Diabetes” (El embarazo con diabetes tipo 1) y “Dealing with Diabetes Burnout” (Lidiando con el síndrome de burnout por la diabetes). Antes de unirse a Beyond Type 1, Ginger pasó 15 años redactando para Diabetes Mine, Healthline, T1D Exchange, Diabetes Strong y más. En su tiempo libre le gusta saltar la cuerda, andar en monopatín con sus hijas o caminar con su chico guapo y su perro.